Los datos del sismo que hizo madrugar a los mendocinos

Los datos del temblor proporcionados desde Chile por el Centro Sismológico Nacional le otorgaron 4.8 en Magnitud de Momento, mientras que los datos preliminares del INPRES, señalaron 5.2 Richter.

Un fuerte sismo movió el suelo mendocino este miércoles y despertó a los mendocinos.

Los datos del temblor proporcionados desde Chile por el Centro Sismológico Nacional le otorgaron una magnitud 4.8 MW, Magnitud de Momento, mientras que los datos preliminares del INPRES, señalaron 5.2 Richter.

Qué diferencia a un sismo de un terremoto


Dos datos preliminares del sismo

Desde Chile señalan: Ocurrió a las 04:53:58 horas de este 29 de septiembre a 51 km al este de la Ciudad de Mendoza y a una profundidad de 24 kilómetros.

Desde el INPRES en San Juan indican: Fue en la zona Este de Mendoza a las 04:53 y a una profundidad de 14 kilómetros.

A las 5.04 se registró una réplica del movimiento mayor en la misma zona con una magnitud de 2.9 y a una profundidad de 12 kilómetros.

Diferencias en las mediciones

En Chile el Centro Sismológico Nacional, CSN, de la Universidad de Chile, utiliza escalas diferentes a las argentinas para medir los sismos. Por eso al leer sus informes es importante mirar si junto a la magnitud aparece "Ml" o "Mw". 

-Magnitud Local (Ml), originalmente Magnitud Richter, es la que se determina utilizando las ondas internas (ondas primarias P y secundarias S) captadas por los sismógrafos de las estaciones más cercanas al lugar en que se generó el temblor. Se puede estimar rápidamente, pero se satura para sismos grandes desde magnitud 6 hacia arriba, no reflejando el tamaño real del sismo a partir de ese valor.

- Magnitud de Momento: Esta fórmula permite medir un sismo calculando el tamaño de la falla (el producto del largo por su ancho) y el desplazamiento promedio que se produjo en la ruptura. El producto de ambas cantidades se multiplica por el módulo de rigidez, lo que entrega el momento sísmico. Esta magnitud es de gran utilidad en sismos de mayor tamaño ya que no satura, y es estimada mediante diferentes técnicas:

Modelo de Brüne (Mw): Esta técnica permite estimar la magnitud de momento utilizando el espectro de frecuencias de desplazamiento de las ondas de cuerpo. Es de gran utilidad para sismos de mediana magnitud ya que utiliza registros sismológicos cercanos a la fuente sísmica.

Fase W (Mww): Este técnica utiliza una onda de período largo denominada Fase W, de entre 200 y 1000 segundos, para estimar Mw en eventos de gran magnitud. Esta fase se observa a distancias superiores a los 5 grados, en sismogramas de banda ancha, entre la llegada de la onda P y la onda S.

- Magnitud de ondas superficiales (Ms): Esta magnitud se calcula utilizando las ondas superficiales de los sismos, las que son filtradas dejando pasar solo las con períodos entre 15 y 25 segundos, de ellas se seleccionan las que poseen mayor amplitud. Uno de los problemas que genera este método es que las ondas de períodos entre 15 a 20 segundos se saturan para un sismo de magnitud cercana a 8 grados o superior, por lo que este método no permite calcular adecuadamente la magnitud de sismos mayores, lo que en estos casos obliga a utilizar otro tipo de medición. Se utilizaba hace algunos años atrás por ello algunos sismos históricos tienen su magnitud calculada en Ms.