Impactantes imágenes del antes y después de la sequía en Uruguay

Las imágenes satelitales de la NASA muestran el descenso de las reservas de agua potable. Comparan junio de 2022 con junio de 2023.


Para ilustrar el antes y después de la crisis hídrica en Montevideo, el observatorio de la Tierra de la NASA publicó un informe con imágenes satelitales que comparan las reservas de Paso Severino, la principal fuente de agua potable de Montevideo, a un año de diferencia.

La documentación titulada "Embalses se secan en Montevideo" muestra una imagen tomada por el satélite Operational Land Imager-2 (OLI) en Landsat 8 el 2 de junio de 2022, y otra tomada por el satélite OLI en Landsat 9 el 13 de junio de 2023, una semana antes de que el gobierno uruguayo declare oficialmente la emergencia hídrica en el territorio. Al compararlas, se puede distinguir el efecto de la sequía en dicha reserva.

"Las imágenes son de falso color para que sea más fácil distinguir el agua, que en 2023 experimentó la mayor disminución de volumen de su historia", detalló la agencia, y según lo que difundió El País Uruguay, también explicó que "con esta combinación de bandas (6-5-3), el agua aparece azul y la vegetación verde oscuro. De hecho, las observaciones a nivel del suelo se alinean con algunas de las marcadas diferencias entre las dos escenas, encontrando hierba creciendo donde solía haber agua".

Impactantes imágenes del antes y después de la sequía en Uruguay

Cruce con Uruguay por la falta de agua en Montevideo

Este informe es otra secuencia satelital que se suma a la del programa Copernicus y el Sentinel Hub, la estación BCP de meteorología que también compartió una muestra de cómo descendieron las aguas por la sequía. En esta ocasión, se trata del río Santa Lucía Chico, con un compilado de imágenes satelitales que recogieron desde noviembre de 2022 hasta junio de 2023.

El agua salada en Montevideo

Para solventar la crisis, OSE estuvo utilizando durante los últimos dos meses el agua salada del Río de la Plata, y aumentó los niveles de cloruro y sodio por litro para que el agua corriente sea apto para consumo humano. Sin embargo, estas medidas llevaron a que el agua se vuelva "intomable" y además, debido al alto porcentaje de estos minerales, los calefones, las canillas y otros aparatos domésticos resultaron dañados.

"Pagamos igual la factura del agua que no podemos tomar y además tenemos que comprar botellas", denunció un cura de 55 años llamado Richard, que comentó que para ahorrar agua se baña "salteado" y utiliza la misma olla para hervir fideos y juegos. "Es intomable ahora, tiene un sabor salado, además está arruinando los calefones, las lavadoras y los lavaplatos por la sal que tiene", aseguró.

El informe de la NASA detalló, como puntos de comparación, que "muchas agencias estatales y federales de Estados Unidos recomiendan una concentración máxima de 20mg por litro para dietas muy bajas en sodio, y de 270 mg por litro para dietas moderadamente restringidas en sodio". Uruguay, por la crisis, extendió los niveles máximos permitidos de estos minerales y, según el último informe de OSE difundido por diario uruguayo El Observador, actualmente cuenta con 405 miligramos de sodio y 670 de cloruro.

Las reservas aumentaron esta semana

Las reservas de Paso Severino habían descendido a un 1.8% de su capacidad total, al momento que decretaron la emergencia hídrica en Montevideo. Gracias a las lluvias de esta semana, ya hace siete días consecutivos que las reservas registraron un aumento.

Según detalló el informe de OSE, las reservas en Paso Severino este miércoles registraron 2.225.331 metros cúbicos de un total de 70 millones de metros cúbicos de agua que puede almacenar el embalse. El día anterior los valores estaban en 2.097.036.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?