Dónde están y qué hacen los camioneros mientras permanecen en Chile

Sólo se los controla en Los Libertadores. Del otro lado de la cordillera, transcurren la mayoría del tiempo en estacionamientos o "parqueaderos". El caso del chofer brasileño que llegó con síntomas a Los Andes y murió en un hospital.

De un momento a otro el foco de la prevención para evitar contragios de coronavirus se puso sobre el transporte de carga. Eso, a pesar que el camionero que podría haber contagiado a una familia en Las Heras resultó negativo. Sin embargo, Mendoza es atravesada a diario por cientos de transportistas que van y vienen de Chile, lugar donde el virus está casi en el pico de la circulación y se teme que pueda llegar algún infectado desde allá.

Lo cierto, es que el transporte de carga no es el foco de los controles en el vecino país e incluso un transportista que pasó por Mendoza -y que se presume que ya estaba infectado- murió en la ciudad trasandina de Los Andes.

En conversación con Memo, el gobernador de la provincia chilena de Los Andes, Sergio Salazar, dijo que el control que se está realizando a los camioneros que cruzan la frontera se les realizan controles de temperatura y se les pide una declaración jurada. Respecto a la circulación de los camiones en el interior del país, la mayoría de ellos va a los puertos de Valparaíso, San Antonio y a la Región Metropolitana de Santiago, justamente las zonas en donde mayor circulación viral y contagios se registran. En todos estos lugares existen aduanas sanitarias, pero no aseguran detectar la totalidad de los contagiados.

La autoridad provincial trasandina explicó que una vez que cruzan la frontera, los camioneros pueden estar varios días a la espera de poder descargar, lo que dependerá de la gestión de los agentes de aduanas o la cantidad de vehículos que estén a la espera en los puertos u otros destinos. Los que hacen el proceso más rápido pueden demorar dos o tres días, contra los que demoran más y superar la semana de permanencia en Chile. Con esa cantidad de tiempo, en medio de una zona con circulación de virus es lógico pensar que se pueden contagiar y, por ende, se justificaría aumentar los controles en el regreso de los tranportistas.

No respetan protocolos

Una cuestión clave es dónde permanecen durante el tiempo que están en tránsito o en espera en Chile. De acuerdo al gobernador de Los Andes se quedan en "parqueaderos" autorizados como el puerto terrestre que está en ciudad fronteriza. Explicó que es poco el contacto que tienen fuera de ese entorno, pero también reconoció que no son de seguir los protocolos sanitarios para evitar contagios. "Es común que compartan las bombillas de los mates, que se hagan asados o se reúnan", explicó, señalando que esas situaciones son difíciles de controlar y que pueden significar un riesgo para ellos. No mencionó ninguna nacionalidad en particular, pero la mayoría de los choferes que circulan son brasileños, paraguayos, chilenos y argentinos.

Salazar recordó, además, que una de las víctimas fatales que se registró en su provincia fue un camionero brasileño que comenzó a presentar síntomas dos días después de llegar a Chile, mientras estaba en el puerto terrestre de Los Andes. Estima, que llegó infectado desde su país o se infectó en alguna parte del trayecto, el cual incluyó necesariamente a Mendoza. El 26 de abril se internó con síntomas y murió tres semanas después en el Hospital San Juan de Dios.

Para poder cruzar el transportista fallecido tuvo que hacer trámites en Uspallata, tal como lo hicieron cientos de sus colegas ayer con filas y demoras debido a los controles que se están aplicando a los camioneros que circulan por la provincia desde y hacia Chile. Además, el endurecimiento de las medidas coincide con el inicio del horario de invierno en el Sistema Integrado Cristo Redentor, el cual indica que sólo se puede transitar durante el día.

Respecto al regreso, no hay controles del tipo sanitario para la salida de camiones y los primeros que se les realizan al dejar Chile son los que se hacen en Uspallata, donde se comenzaron a aplicar con mayor rigurosidad desde el primer día del nuevo mes.

El principal temor es que alguno de ellos se contagie en Chile y cruce la frontera con el virus y pueda contagiar a alguien en Mendoza. Por eso, entre los protocolos para los transportistas en Mendoza -en teoría- sólo deben estar un día en Mendoza, pero en los hechos hay muchos que pasan hasta 15 o 20.

Por ahora no hay casos que se puedan relacionar con camioneros en Mendoza, pero no se quiere dejar ninguna posibilidad sin controlar para evitar que un caso se pueda multiplicar tan rápido como ocurrió con sólo descuido en Las Heras.

Esta nota habla de:
Más de Covid-19