El adiós a Jean-Luc Godard, referente de la Nouvelle Vague francesa

Godard fue una figura clave de la Nouvelle Vague, el movimiento que revolucionó el cine francés a finales de los años 50, principios de los 60.

El legendario cineasta franco-suizo Jean-Luc Godard ha muerto este martes a los 91 años, según ha confirmado Libération de fuentes familiares. Godard fue una figura clave de la Nouvelle Vague, el movimiento vanguardista que revolucionó el cine francés a finales de los años 50, principios de los 60, junto a André Bazin, François Truffaut, Jacques Rivette, Éric Rohmer y Claude Chabrol.

El cineasta, nacido en París en 1930, rodó su primer largometraje, À bout de souffle, en 1959, con guion de François Truffaut, también gran referente de la Nouvelle Vague y a quien le uniría una gran amistad. Estrenada en España con el título 'Al final de la escapada (1959)', la película protagonizada por Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg tuvo una enorme repercusión.

Entre sus obras también destacan 'Vivir su vida' (1962), 'El desprecio' (1963), 'Pierrot el loco' (1965), 'Made in USA' (1966), 'Todo va bien' (1972), 'Salve quien pueda, la vida' (1981), 'Yo te saludo, María' (1984), 'Nueva ola' (1990) y 'Éloge de l'amour' (2001).

Godard nació en el seno de una familia burguesa protestante suiza. Hijo de médico y nieto por parte de madre de banqueros suizos, vivió sus primeros años en Suiza, pero de adolescente volvió a la capital francesa.

Inició estudios de Etnología en la Universidad de la Sorbona, que abandonó poco después por su pasión por el cine, que le llevó a frecuentar la filmoteca de Chaillot, donde conoció al crítico André Bazin y a otros jóvenes colegas como Truffaut o Rohmer.

En 1949 empezó a colaborar en las revistas "La Gazette du Cinema" y "Cahiers du Cinema", como periodista y crítico.

A los 21 años viajó por Estados Unidos y a su regreso se trasladó a Suiza, donde su madre había muerto a causa de un accidente. Permaneció allí trabajando como obrero en la construcción de una presa hidráulica. Con el dinero ganado, se compró su primera cámara de 35 mm y rodó su primer corto, sobre los trabajadores de la construcción, "Opération Béton" (1953) y al año siguiente hizo su segunda película en 16 mm, "Una mujer coqueta".

De vuelta a París, siguió colaborando en "Cahiers du Cinema", y participó en películas de Erich Rohmer y Jacques Rivette. En ese periodo escribió sus primeros artículos en "Arts" y rodó cuatro cortos en dos años: "Todos los chicos se llaman Patrick", "Carlota y Verónica" (1957), "Carlota y su chulo" y "Una historia de agua" (1958).

En 1959 hizo su primer largometraje, "Al final de la escapada" ("À bout de souffle"), que señala el nacimiento de la llamada Nouvelle Vague, y también su obra maestra. Por este filme fue galardonado con el Oso de Oro y el Premio Jean Vigo.

En 1960 rodó "El soldadito", que fue prohibido en Francia por su contenido político y que protagonizó Anna Karina, con quien se casó en 1961. El mismo año rodó "Una mujer es una mujer" y "La pereza" (episodio de los siete pecados capitales).

Su película "Vivir su vida", de 1962, obtuvo el Premio especial del jurado y el de la crítica en el Festival de Venecia.

Al año siguiente dirigió "Los carabineros", "Le grand escroc" y "El desprecio" y en 1964 "Bande a part" y "Una mujer casada". De 1965 son las reconocidas "Alphaville" y "Pierrot el loco".

"Masculino-Femenino", "Made in USA", "Dos o tres cosas que sé de ella" y "Anticipación", fueron rodadas en 1966 y "La china" y "Week-end" en 1967. En estos dos años obtuvo el Premio Marilyn Monroe y el premio especial del Festival de Venecia, respectivamente.

En 1968 realizó una película para la televisión francesa, "Le gai savoir" y "One plus one" en Gran Bretaña, con los Rolling Stones.

A partir de entonces, dedicó toda su creación a un cine político al margen de los circuitos comerciales de distribución. De esta época son "Pravda", "Viento del Este" y "Luchas en Italia".

En 1972, Godard volvió a la producción comercial con "Tout va bien", que fue rechazada en el Festival de Venecia por su marcado contenido político. En 1979 hizo "Sauve qui peut, la vie".

Rodó "Pasión" en 1982 y al año siguiente fue galardonado con el León de Oro por su filme "Prenom Carmen".

Dos años después su película "Yo te saludo, María", basada en pasajes bíblicos, levantó una enorme polémica entre los católicos y fue retirada de los cines italianos tras la intervención del Papa. En 1985 rodó "Detective", también controvertida, presentada en el Festival de Cannes, donde recibió un "tartazo" por su anterior película.

En 1988, dirigió su película número 45, "Soigne ta droite", que obtuvo el premio Louis Delluc. Otras películas en su haber son "King Lear" (1987) basada en la obra de Shakespeare, "Puissance de la parole" y "Le dernier mot", ambas de 1988; "Nouvelle vague" (1990), "Alemania año 90 nueve cero" (1991) que logró la Osella de Oro en el Festival de Venecia.

Cineasta incansable, rueda "Helas pour moi" (1993), "For ever Mozart" (1996), sobre la guerra de Bosnia; "The old place" y la serie "Histoires du cinéma" (ambas 1998) y "Eloge de l'amour" (1999). En 2004 filmó "Notre musique" y seis años después, en 2010, el documental "Film socialisme".

Entre los numerosos galardones que ha recibido destacan el Premio Especial a su trayectoria otorgado por el Círculo de Críticos de Nueva York o el Premio Theodor W. Adorno que concede la ciudad de Frankfort.

Más en El Mundo

Esther Doña, la viudita naviera

Conmoción en EEUU: Secuestran y matan a una mujer que había heredado mil millones de dólares

En 1998 recibió el César honorífico y el 25 de agosto de 2010 la Academia de Hollywood le concedió el Oscar honorífico.

Se hizo con el premio especial del jurado de Cannes por "Adiós al lenguaje" (2014), y en 2018 se llevó la Palma de Oro especial por "El libro de imágenes", un collage de textos, imágenes y sonidos en el que hizo un particular análisis de la actualidad.

Esta nota habla de:
Más de Cultura

Tenés que saberlo