Quién era y qué escribió Nélida Piñón, la autora que despiden con tanto afecto

La escritora brasileña Nélida Piñon, quien tenía problemas biliares y fue sometida a una infructuosa cirugía de emergencia, murió en Lisboa el sábado 17 de diciembre a los 85 años de edad, según informó la Academia Brasileña de las Letras (ABL), que está gestionando el traslado de los restos para que sean velados en el Petit Trianon, el principal salón de la institución, que era como un segundo hogar para la escritora.

Murió la escritora y periodista brasileña Nélida Cuinas Piñon (Río de Janeiro, 1937-2022) y el mundo de las buenas letras la recuerda y trata de imponer su nombre para que se despabilen quienes no la leyeron ni la conocieron antes.


Quién fue Nélida Piñón


De madre brasileña con ascendencia gallega y padre gallego, hacia 1910, su abuelo materno Daniel (Nélida es un anagrama de este nombre), emigra desde Pontevedra a Brasil, hechos que quedan reflejados en La república de los sueños (1984) y por lo cual ha tratado de acercar las comunidades literarias española y portuguesa.

En 1957 se licencia en Periodismo en la Pontificia Universidade Católica do Rio de Janeiro y poco después comienza su labor como corresponsal en la revista Mundo Nuevo y colabora en la revista Cadernos Brasileiros. Comienza en el mundo literario con la novela Guía-mapa de Gabriel Arcanjo, publicada en 1961. De esta época son sus libros de cuentos Tempo das frutas (1966) o Sala de armas (1973); y sus novelas Fundador (1969) o A casa da paixão (1972).

Asume la dirección de distintas instituciones como el Laboratorio de Creación Literaria de la Universidad Federal de Río de Janeiro (1970), de la División Cultural del Departamento de Cultura de Estado de Río de Janeiro o de la Asociación de Amigos de la Casa de la Cultura Laura Alvim (1987). También fue vicepresidenta del Sindicato de Escritores de Río de Janeiro.

Es miembro de diferentes instituciones como la Phi Beta Delta Honor Society, (1993, Universidad de Miami), el Consejo Nacional de los Derechos de la Mujer (1995), la Comisión de Honor de los Festejos del V Centenario del Descubrimiento de Brasil (1999), la Comisión del IV centenario de la publicación del Quijote (2004), o la Academia de Filosofía de Brasil (2006).

En 1990 toma posesión en la Academia Brasileira de Letras como secretaria primera, secretaria general en 1995, y presidenta en 1996, siendo la primera mujer en lograrlo. En su larga carrera ha recibido varios galardones entre los que destacan el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2003) y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (2005).

En 1999 publica Até amanhã, outra vez y la colección de ensayos O presumível coração da América. En el año 2004 publica Vozes do deserto y asume la vicepresidencia del Pen Club Iberoamericano.

En 2006 se graban diversos documentales sobre su figura y se estrena en teatro su obra A força do destino, escrita en 1977. En el año 2007, recibe un homenaje en la XXII edición de la Semana del Autor por Casa de América y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Es conocida por su labor como defensora de los derechos humanos y de la mujer. Durante toda su carrera, su actividad diaria se ve compaginada con su labor como escritora visitante y conferenciante en diversas universidades de todo el mundo.

Entre sus obras de carácter biográfico y ensayístico destacan Aprendiz de Homero (2008) y La épica del corazón (2017).

Desde el 20 de junio de 2022 la Biblioteca del Instituto Cervantes en Río de Janeiro recibe el nombre de Nélida Piñon.

Los libros de Nélida Piñón

Piñón, autora de 25 libros, incluyendo novelas, cuentos, ensayos y memorias, fue la primera brasileña en recibir los principales premios de la literatura iberoamericana, como el Juan Rulfo o el Menéndez Pelayo y también la primera mujer en presidir la Academia Brasileña de las Letras.

El último libro que publicó fue Un día llegaré a Sagres (2021), en el que volvía a la literatura de ficción para contar la historia en primera persona de Mateus, un personaje desclasado que emprende un viaje de iniciación por la Portugal del siglo XIX. "Hay en la obra, además, un aroma de muerte y de vejez indiscutibles y la presencia de algunos contenidos genuinos de Piñon como la memoria, la escritura o la familia", escribía Ascensión Rivas en la crítica del libro.

Fue editora y miembro del consejo editorial de varias revistas en Brasil y el exterior. También ocupó cargos en el consejo consultivo de diversas entidades culturales en su ciudad natal. En varias ocasiones manifestó que la literatura brasileña arrastraba "una dramática invisibilidad".


"Desde siempre, sin interrupción, hemos sido excluidos de esos banquetes internacionales que, a su arbitrio, gobiernan la estética y reparten bendiciones y consagraciones", explicaba en 2019. "La escasa presencia de Brasil en el mundo no obedece a una secuencia sistemática, pero mi país no forma parte de los pactos vinculados al canon occidental".

Libro de Horas

Crítica: "Las inquietudes personales y las reflexiones íntimas, la vida política y la liturgia cotidiana de Nélida Piñon son descubiertas en Libro de horas. Cual texto iluminado, este libro despliega su unicidad -que bien se anuncia en la referencia a los manuscritos medievales- al compartirnos momentos cardinales de la vida de la autora. Así, en sus páginas se asoman incidentes de su amistad con personajes emblemáticos como Clarice Lispector y Rubem Fonseca.
Y en esos espacios íntimos la figura central es siempre la escritura: «Cuando me preguntan de qué sirve la lengua, además de estar al servicio de la frivolidad, aseguro con énfasis que sin el verbo no hay vida». Elemento sagrado, fracción divina, la palabra resulta ser la propia sustancia de ese texto y de su creadora.
De esta forma, para el lector conocedor de la obra de Nélida Piñon, este libro es un regalo que permite explorar otro de sus aspectos literarios: el del recuento de lo vivido mediante la luminosidad de la lengua. Los nuevos lectores, envueltos por la prosa poética, desearán profundizar en la obra y descubrir, en cada enunciado, a una Nélida persona y personaje. Cargada de sensibilidad y frescura, la autora brasileña exhibe con apreciable sinceridad todo su lirismo, para revelar destellos de su memoria.
Libro de horas descubre ese tiempo vivido entre realidad y ficción, lleno de intervalos de emotividad; refleja la vivencia de momentos que no fueron consumidos por el olvido: transforma el recuerdo en arte y, sobre todo, en inmortal e infinito lenguaje".

Esta nota habla de: