Desde la Federación Agraria advierten sobre el "peligro" de abrir las importaciones

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria, apuntó contra los intermediarios y supermercadistas en la distorsión de precios y no ve con buenos ojos el ingreso de productos importados.

El plan del gobierno de permitir el ingreso de productos importados al país como medida para bajar los precios no ha sido bien visto por diferentes sectores de la economía argentina. El presidente de la Federación Argentina Argentina Carlos Achetoni habló con Gabriel Conte, Evangelina Argüello y Hernán Bitar en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9 y sentó la postura del sector.

La impresionante suma que deberá pagarle Uber a taxistas en Australia

"La apertura del ingreso de frutas, verduras y carnes afecta directamente al sector productivo, que no es formador de precios, no es el que genera la distorsión en el precio final. Al traer productos al que se le desafectan impuestos y barreras arancelarias va a competir en desmedro de la producción nacional y con una forma desigual de competencia. Esto entendemos que va a redundar en un prejuicio al sector primario", explicó Achetoni.

Achetoni explicó que esto ya ha sucedido con la carne de cerdo proveniente de Brasil y que no es necesaria esta medida para el descenso de precios: "El cerdo ha tenido una caída sin que haya habido ingreso de productos extranjeros de un 30 ó 35% de la hacienda a pie. Creemos que no tiene sentido traer de afuera con precios más bajos, por diferencia de paridad cambiaria. A los países de origen les va a convenir y a nuestra economía le va a afectar".

El titular de la Federación Agraria señaló que la distorsión más fuerte se está dando en los intermediarios y supermercadistas: "Si hacen un relevamiento de precios a nivel nacional, ahí pueden detectar cuanto cuesta la banana, la manzana, la pera, la ciruela y cuánto termina en la góndola. La distorsión que hay es casi de 10 a 1 al precio que se le paga al productor. En los productos elaborados hay una fuerte distorsión impositiva, el Estado mismo infiere hasta un 43% en la composición final. Al producto extranjero al sacarle eso va a ser mucho más barato".

Achetoni marcó que la presión debería caer principalmente en los intermediarios y los supermercadistas, quienes castigan tanto al consumidor como al productor: "Cuando vas al super te das cuenta de la distorsión de precios cuando un segundo artículo está a 30 o 50% menos, creo que están sobrevaluados. Incluso de un supermercado a otro hay productos que varían un 50%. Nadie quiere retrotraer porque todos imaginaban un dólar más caro y ahora no quieren bajar porque no quieren perder y quien está perdiendo es el consumidor".

El titular de la Federación Agraria señaló que entienden la situación complicada que se está atravesando y que golpea al sector menos pudiente, pero que ésta herramienta va a lastimar el valor del producto primario, al que se le paga casi los costos de producción: "Hemos estado en diálogo con la gente de Agricultura y nos da a razón. Entendemos tanto nosotros como ellos cuál es el objetivo, pero también entendemos que se están atacando los efectos y no las causas", expresó.

Finalmente, Achetoni se refirió a las dificultades que atraviesan las economías locales: "Tenemos una fuerte porción que se inserta en el mercado local con una fuerte crecida de insumos de producción y lo que se inserta a nivel internacional hay que competir con una paridad cambiaria que es única para los otros países y nosotros no tenemos esa posibilidad. Además, muchos commodities han tenido caídas y afecta la rentabilidad. Se torna difícil sostener más teniendo en cuenta que lo laboral ha aumentado y eso ha corrido los costos de producción de todas nuestras producciones".

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...