Cuál es el "modelo exitoso" de la petrolera que fundó un ex YPF y que se potencia en Mendoza

Aconcagua Energía, nueva adjudicataria de Chañares Herrados, es la segunda operadora, detrás de YPF, en producir mayor caudal de petróleo en la Cuenca Cuyana. Su CEO destacó el potencial que aún tiene el no convencional en la provincia.

En 2015, después de una amplia experiencia en YPF, incluyendo la etapa bajo control de Repsol, Diego Trabucco fundó Aconcagua Energía, empresa que hoy preside y que seis años después es la segunda operadora con mayor producción de crudo en la Cuenca Cuyana. En este contexto, de acuerdo con las proyecciones de la petrolera, este año aportará unos 150 millones de pesos a la provincia en concepto de regalías.

Recientemente, Aconcagua Energía resultó adjudicataria de Chañares Herrados, área que el Gobierno de Alfredo Cornejo revirtió a Medanito S.A. y que licitó la actual gestión. De esta manera, es la tercera concesión que tiene la empresa en Mendoza, además de Puesto Pozo Cercado (también en la Cuenca Cuyana) y Atuel Norte (Cuenca Neuquina), ubicada en el departamento de Malargüe.

Tras la "toma de posición" de Chañares Herrados, área que recorrió el gobernador Rodolfo Suarez junto a los nuevos adjudicatarios, este jueves la empresa realizó una presentación encabezada por Trabucco y el vicepresidente y CFO  (Chief Financial Officer)  de la compañía, un economista que también formó parte de YPF: Javier Basso. Allí destacaron cómo es el "modelo exitoso" de la empresa y su potencial en Mendoza.

"Empezamos a mirar cómo funcionaban las petroleras en Estados Unidos, donde las compañías independientes lograron transformar un país de importador a exportador en un lapso de 15 años y donde 9.000 compañías petroleras explotan el 90% de producción de gas y petróleo", comenzó Trabucco. Y continuó: "Nos dimos cuenta de que hay modelos distintos que pueden ser exitosos".

Javier Basso y Diego Trabucco.

Sin embargo, tal como planteó el CEO de Aconcagua, "Argentina no es Estados Unidos". De hecho, en el mercado local, son apenas 5 compañías las que producen el 90% de hidrocarburos. "Por eso tuvimos que pensar en un modelo inspirado en el norteamericano con condimentos argentinos y armamos una compañía integrada verticalmente en la cadena de valor hasta cierto punto", agregó.

En este sentido, Aconcagua, además de ser operadora, cuenta con servicios propios en determinado porcentaje: "Creamos una compañía que es upstream (producción), midstream (transporte), generación de energía y que tiene ciertos servicios petroleros, lo que nos permite controlar el 80 por ciento de los gastos de la empresa. Ese modelo nos está permitiendo un crecimiento sostenido desde 2015, aumentando en producción, en negocio y en talla". 

Hoy en día, donde ya hay petroleras en Mendoza, como El Trébol, que apuntan a producir petróleo y gas no convencional en la sección mendocina de Vaca Muerta, Aconcagua se enfoca en potenciar la extracción de crudo convencional en la Cuenca Cuyana. Además, apuestan a que YPF, en su plan de desprenderse de algunos activos, cedan áreas maduras donde -afirman- Aconcagua Energía podría incrementar la actividad.

"El potencial de Mendoza es gigante. La provincia tiene muchos activos que todavía no están explorados, o maduros que aún no tienen actividad necesaria para su desarrollo. Nuestro modelo funciona, es exitoso. Más aún en la medida en que las grandes compañías como YPF empiecen procesos normales de revisión de porfolio y pongan en el mercado esos activos", completó Trabucco.

Esta nota habla de: