Alejandra Muscolini, creativa: Exportar contenidos porque son buenos y no por tener mano de obra "barata"

Alejandra Muscolini junto a Gustavo Casaño son quienes conducen la agencia creativa mendocina Argency, que poco a poco fue escalando en su internacionalización. Hoy cuenta sus sueños y realidades.

Equipo Memo

Junto con el diseño de la imagen de productos, a Alejandra Muscolini le toca -en equipo con Gustavo Casaño, conductores de Argency y sus protagonistas- desempeñarse en el entramado de la siempre alterada economía argentina y, además, buscar estabilidad en el mundo.

Muscolini le contó a Memo sus convicciones y sueños, sin salirse de lo que dicta la realidad.

¿Por qué es interesante escucharla? Porque han desplegado su tarea de modo tal de acoger como ventaja comparativa argentina la calidad en la elaboración de sus productos, y no se han respaldado en la condición de mano de obra "barata", que es una mirada que existe desde afuera hacia la Argentina.

Jorge Nelson Ripa, un "caballero de la buena mesa" y pionero del comercio exterior

Mucho más fácil hubiera sido colgarse de esa oportunidad y trabajar solo para ingresar dólares, pero eligieron el camino de poner en valor otras capacidades, más sostenibles a lo largo del tiempo.

Para posicionarse, con una actitud de menos "bombo" y más acción, han equilibrado la capacidad creativa con la empresarial, en la búsqueda de una sinergia entre ambas condiciones necesarias para dar el salto.

- Es difícil encontrar un límite entre una definición y la otra: ¿usted se siente más creativa o empresaria? ¿Cuándo fue el momento en que siente que una le dio paso a la otra?

- Mi vocación es creativa y eso es transversal a las dos definiciones. Veo mi actividad más relacionada al arte, a la sensibilidad para entender, comunicar y llevar adelante proyectos exitosos.

- En el portfolio de Argency hay grandes empresas internacionales. Ustedes han avanzado en "silencio" hacia un mercado global, altamente competitivo. ¿Cuál es el secreto? ¿Es posible acceder con base en Mendoza o ustedes resultan una excepción a la regla?

- Mendoza es un lugar en el mundo como cualquier otro. No nos ponemos en inferioridad de condiciones por trabajar desde acá. Tomamos las adversidades, que no son pocas, como un entrenamiento que siempre nos lleva a estar mejor. El secreto es el trabajo, la perseverancia y la confianza en el talento grupal que fluye de la energía de la montaña.

- ¿Pensaron alguna vez en emigrar para poder desarrollar su tarea?

- La verdad es que no pensamos en emigrar. Creemos que las cosas se pueden cambiar desde acá. Enfrentando los problemas para poder ayudar a encontrar soluciones. Generando espacios para trabajar desde acá para el mundo pero dejando el valor en Mendoza. Sí me encanta viajar, explorar nuevas oportunidades, es una tarea que hay que hacer para poder internacionalizarse.

Julián Groisman, entre un nuevo campo y una nueva ciudad

- ¿Cuánto cuesta conseguir el recurso humano necesario en Mendoza? ¿Qué carreras o situaciones educativas y formativa cambiaría?

- Además de muchas otras cuestiones a analizar, una que vemos es que hay una idea individualista impuesta por algunas culturas extranjeras - que explotan esta idea a su favor- de que es mejor trabajar "para afuera" solo, en pijama y pantuflas desde la comodidad de la casa. Es claro que ganar en dólares seduce a cualquiera... y este es uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchas industrias en Argentina, porque es imposible igualar esas ofertas. Lo triste es que esta manera de trabajo atomiza cada vez más las posibilidades de crecimiento genuino para la industria y la provincia.

Porque, volviendo a lo que te decía anteriormente, competimos con el mundo. Y la manera de hacerlo con éxito es estando unidos para poder desarrollar productos y servicios de valor y no mano de obra "barata"

La fuga de talentos hoy no sale solamente por el aeropuerto sino de una conexión a wifi. En la actualidad ese talento, esa creatividad o inteligencia de Argentina se la llevan los de afuera, como el oro que se llevaron los conquistadores en otra época a cambio de espejitos de colores.

- El modelo económico del que su agencia participa es siempre señalado como "una promesa" para que Mendoza dé un gran salto. ¿Es una promesa incumplida? ¿Se habla más de lo que se hace? ¿Qué rol tiene que cumplir el Estado y cuál las empresas?

- Es que es un discurso que suena bien, es una linda foto, ¿no? Falta apoyo concreto y de calidad a empresas locales con potencial real para poder superar lo comentado antes. Las empresas tienen que trabajar para generar valor y traer riqueza al país. El Estado tiene que ser un aliado estratégico y ser facilitador para que esto suceda.

- ¿Con qué Mendoza sueña? ¿Qué le gustaría que pase a futuro?

- Me gustaría que Mendoza se convierta en un referente de creatividad como lo es en vitivinicultura. Y que siga siendo uno de los mejores lugares del país para vivir y trabajar.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?