El cambio climático y los viñedos, de uno y otro lado de la cordillera de los Andes

Aurelio Montes, fundador Montes Wines y de Kaiken Wines, dialogó con la periodista y sommelier Mariana Gil Juncal sobre las condiciones del vino y los viñedos en Mendoza y Chile. Algunas de sus definiciones y el acceso a la entrevista completa.

"En Argentina yo veo que el cambio climático es menos grave que en Chile, donde la sequía nos tiene muertos porque se está desertificando muy fuerte". La definición corresponde a Aurelio Montes, un reconocido vitivinicultor chileno que tiene un pie de cada lado de la cordillera de los Andes, Montes Wines allá y de Kaiken Wines aquí. Dialogó en forma extendida con la sommelier Mariana Gil Juncal, en una entrevista que difundió el portal Vinetur.

Sobre el comportamiento de los mercados con sus vinos, tanto en Chile como en Argentina, el empresario señaló que "tanto Montes en Chile como Kaikén en Argentina son bodegas netamente exportadoras, porque de alguna forma el hemisferio sur provee y el hemisferio norte compra, que es donde está la riqueza. Entonces pretender hacer un negocio brillante con tu propio mercado local creo que no tiene mucho destino". 

Agregó que "en el caso de Montes hoy día exportamos el 95% de nuestra producción y el 5% queda en los lugares que nos gusta estar en Chile. En Argentina el mercado local es un poquito más fuerte, es un 90%/10% la proporción. Yo no veo un futuro muy exitoso para una empresa que se dedique solo al mercado local porque es afuera donde está todo. De hecho tengo una anécdota de Montes de cuando empezamos y éramos cuatro soñadores que no teníamos idea de nada (risas). Y la gente nos decía: 'tu vino es de una viñita chica así que vamos a probarlo más adelante'. Y salimos al exterior, empezamos a ser exitosos y premiados y ahí nos empezaron a decir: 'sabes que me gustaría probar tu vino'. Porque fuimos exitosos en el exterior terminamos siendo aceptados dentro de Chile".

En tanto, en torno a su vino icónico, Mai, elaborado con Malbec, Montes señaló que "Chile, por sus condiciones climáticas, tiene un gran potencial para elaborar vinos de guarda, porque es más frío y tenemos la influencia marítima. Entonces los vinos son un poquito más ácidos y tienen todas condiciones para resistir mejor una guarda". 

Agregó que "Argentina tiene probablemente un poco menos de todo eso pero con tecnología y con la forma de hacer los vinos hoy cuando destapamos un Mai de trece años quedó claro que el vino todavía está vivo y puede esperar uno o dos años más. Estamos descubriendo un potencial muy atractivo en los vinos argentinos. Por eso nosotros también estamos trabajando mucho en la altura y al irnos a unos 1300 msnm estamos descubriendo vinos de mayor capacidad de guarda porque tienen mejor acidez y condiciones fenólicas que en las zonas más bajas. Por eso estoy pensando seriamente en agregar al Mai un 5/10% de algún vino de la zona alta para darle diversidad a la mezcla y que eventualmente sea un soporte para una guarda un poquito mayor".

Leé la interesante entrevista completa haciendo clic aquí.

Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?