Balanz Monthly: Ajuste monetario in crescendo

El incremento en la aversión al riesgo, sumado a las continuas recalibraciones en las expectativas de ajuste monetario en Estados Unidos, generaron presiones a lo largo de las clases de activos.

Balanz

- La suba en el precio de los alimentos y la energía generaron presiones inflacionarias a lo largo de las geografías en marzo, algo que podría extenderse (con menor fuerza) durante abril y mayo.

- Esto, sumado a las restricciones a la movilidad en China y al potencial impacto que vayan a tener en las cadenas de suministro global, sugieren que las presiones inflacionarias continuaran elevadas en abril y buena parte de mayo.

- La Reserva Federal se apresta a acelerar el ritmo de subas en su tasa de política monetaria a 50pbs en la reunión de la próxima semana. La decisión debería venir acompañada por el anuncio de reducción en la hoja de balance de la Fed a partir de junio.

- El incremento en la aversión al riesgo, sumado a las continuas recalibraciones en las expectativas de ajuste monetario en Estados Unidos, generaron presiones a lo largo de las clases de activos.

- Las acciones de crecimiento volvieron a sentir las tensiones de las mayores tasas de interés en Estados Unidos, mientras que en los mercados emergentes la situación en China añade una capa de incertidumbre en la renta variable que preferimos transitar con cautela.

- Por el lado de las monedas, el continuo ajuste a mayores expectativas de subas en la tasa de política monetaria de la Fed, sumado a la aversión al riesgo, impulsó al dólar americano a operar a niveles no visto desde 2002. Esto, junto con la reciente depreciación del yuan están generando un factor de presión sobre las monedas de mercados emergentes.

- Los commodities parecen estar encontrando cierta estabilización en el margen con la geopolítica como foco, ya que las preocupaciones sobre la dinámica de crecimiento global y la fortaleza del dólar no parecen estar permeándose en los precios de las materias primas (por ahora).

- Si bien las tasas de interés de largo plazo en Estados Unidos ya empiezan a lucir más atractivas a estos niveles, creemos que todavía no es conveniente posicionarse en ese segmento de la curva.

- Seguimos sobre ponderando estrategias de tasa flotante por sobre tasa fija y, dentro de esta última, favorecemos posiciones en bonos con menor duración (1-3 años), un segmento de la curva que también favorecemos en mercados emergentes.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?