BlackRock endurece su postura y se distancia de la oferta argentina

Los grupos de acreedores se están manifestando mientras Guzmán anuncia que en cinco días presentará su nueva oferta. Acusan al Gobierno de "falta de compromiso" y de un "flagrante abuso de la arquitectura financiera internacional".

Los grupos de tenedores de bonos argentinosAd Hoc y Exchange Bondholders, liderados por el fondo Blackrock y Monarch, manifestaron que no han tenido conversaciones "significativas" con el gobierno argentino desde el pasado 17 de junio y aseguraron, a través de un comunicado, que existe "falta de compromiso" para alcanzar un acuerdo. De paso, dejaron claro que no descartan judicializar la situación.

Para estos acreedores "la falta de compromiso es profundamente preocupante, dado que el tiempo es esencial y todas las partes deben centrarse en evitar los devastadores costos legales y económicos de un incumplimiento prolongado".

Además, y según consigna Cronista, uno de los mayores tenedores internacionales de bonos argentinos está pidiendo mayor protección a los inversores para cuidarlos del "flagrante abuso" de sus términos. 

Robert Gibbins, fundador y director de inversiones de Autonomy Capital, un hedge fund que administra activos por u$s 6000 millones, criticó la estrategia que aplica el Gobierno para la reestructuración.

En declaraciones a Financial Times dijo que "tenemos varias cuestiones acá que muestran un flagrante abuso de la arquitectura financiera internacional para adaptarla al propósito específico de Argentina". 

"Si quiere una oferta sostenible, no debería tener ningún problema en aceptar. Volver a los documentos que son menos fáciles de abusar mediante una manipulación de mala fe", agregó refiriéndose a las autoridades nacionales y  a las denominadas cláusulas de acción colectiva (CAC)

La posición del Ejecutivo

Según la agencia oficial Télam, en el caso particular del Grupo Ad Hoc, realizó pedidos que el ministro de Economía, Martín Guzán, dijo que son "imposibles de cumplir" para la Argentina.

Entre ellos, destacan que exigieron que la Argentina reestructure la deuda y realice futuras emisiones bajo el paraguas de las cláusulas (CAC) existentes en los bonos emitidos en el canje de 2005, de carácter más restrictivo para el deudor.

Los inversores agrupados en los fondos Gramercy, Fintech, Greylock y Oaktree aceptarían la oferta del ministro de Economía que eleva US$ 49,9 el valor presente neto de los títulos con una tasa de salida del 10%, lo cual eleva el rendimiento a 53 dólares.

Economía propondría un adelantamiento en el desembolso de cupones y aumentar el pago de intereses sobre el capital devengado, siempre y cuando los fondos ayuden a formar mayorías para activar las Cláusulas de Acción Colectiva.

Esta nota habla de:
¿Es el Metrotranvía el mejor transporte de Mendoza?