Algunas carnicerías bajan sus persianas frente a la caída del consumo

El secretario de la Cámara de Abastecedores de Mendoza Edgardo Fretes explicó la realidad que atraviesa el sector y dio algunos consejos para encontrar mejores precios en las carnicerías.

Uno de los aspectos que marcan la crisis que estamos atravesando es el descenso en el consumo de carne per cápita en la dieta de los argentinos. El secretario de la Cámara de Abastecedores de Mendoza Edgardo Fretes habló con "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, y explicó el panorama que atraviesa el sector.

"Mendoza, en el top 3 de ciudades del país con el boleto de colectivo más barato"

"Mendoza no escapa al número del país y las ventas sufrieron un bajón muy grande, sobre todo entre enero y febrero. Quizás ahora no han seguido bajando y quizás hay algún repunte de alguna parte, pero no alcanza a recuperar lo que bajó", explicó Fretes.

El empresario explicó que hace 4 años, el consumo de carne era de 76 kilos per cápita y hoy estamos en 46 kilos anuales: "En 4 años que nos iban a llenar las churrasqueras y nos quedamos con las ganas. Estamos en una situación bastante mala de ventas porque el novillo está en un valor histórico alto, la exportación está traccionando mucho. En 4 años hemos perdido el 50% del poder adquisitivo del salario, que está absolutamente deprimido", explicó.

Fretes marcó que el producto no está caro a nivel mundial, ya que el mismo kilo de filet cuesta 28 dólares en España y 7 u 8 acá en Mendoza, pero que los sueldos promedio no son comparables: "En Europa es entre 1500 y 1800 euros y acá en Mendoza no supera los 200, 250", señaló, a lo que agregó: "Hay carnicerías chicas de barrio que las hemos visto cerrar, hemos visto cerrar carnicerías con historia en Mendoza. En Godoy Cruz, una carnicería histórica cerró definitivamente. Era histórica, de un tipo que sabía una barbaridad de carne y era un faro porque todos querían ser como ellos. Agarró, puso un cartelito "a fin de mes cierro" y muchas gracias a todos los clientes. Esto ha sido hace un mes", marcó.

Frente a esto, el empresario sostuvo que incluso para una cadena de carnicerías es difícil de sostener la situación: "Cuando un local no llega al piso de ventas para sostener los costos, no tiene mucho sentido sostenerlo. Nosotros hemos cerrado una unidad de negocio y se guarda el equipamiento, reubicamos a la gente y después vemos dónde colocamos nuevamente otro negocio cuando aparezca una nueva oportunidad", explicó.

Además, Fretes señaló que es difícil conseguir personas que quieran y estén en condiciones de trabajar: "Hay un tema generacional complicado. Una generación entre 20 y 35 años que está con muchos problemas de adicciones, que no tiene una cultura del trabajo firme o saben trabajar pero imponen condiciones que no tienen sentido, como no trabajar un feriado aunque se lo pagues. Tenemos a todo nuestro personal en blanco y eso no lo hacen cuando tienen 10 años de antigüedad, lo hacen en un período de prueba, imaginate después".

Por otra parte, Fretes señaló que hay cortes de carne que la gente no termina de descubrir y que pueden ser buenas alternativas: "Por ahí decís asado y la gente va derecho a la costilla arqueada, a la punta de espalda, la tapa de asado, el vacío. Hay otros cortes de asado que yo soy fanático, como la tapa de paleta, que la encontramos en 1500 pesos menos que los asados más caros, o la tapa de nalga. Salen asados buenísimos", resaltó.

Frente a esta situación, el secretario de la cámara resaltó que la exportación de carne si bien presiona los precios, también lleva a la góndola a un montón de cortes que son excedente de exportación y que son muy buenos: "Nosotros tenemos una punta de espalda a 4500 o el vacío a 5500. No estamos acostumbrados a ver una pieza envasada o envasada y congelada. Pero es mercadería que es de buena calidad y que al verdad está a un precio muy conveniente. No te van a cortar una parte, te piden que te lleves la pieza entera, pero para un asado con mucha gente es conveniente"

Finalmente, Fretes explicó que a nivel distribución, en Semana Santa se trabaja mucho para dejar las carnicerías abastecidas de cara al fin de semana: "Muchos clientes se preparan para el sábado y domingo y quieren tenerlo listo para ponerlo en el mostrador. El sábado antes de Pascuas es uno de los días que más carne se vende en el año".

Esta nota habla de:
¿Quién ganará la interna del PRO en Mendoza?