Chile habilita la llegada de turistas de todo el mundo, pero sólo en avión

Los extranjeros no tendrán que hacer cuarentena y serán controlados con una app que monitoreará sus síntomas. Sin embargo, el paso Cristo Redentor seguirá cerrado.

A fin de noviembre, el Gobierno de Chile permitirá el ingreso de turistas de todo el mundo sin necesidad de que hagan cuarentena, aunque sí se exigirá un test negativo y también se realizará un seguimiento a través de una app ante eventuales síntomas que puedan presentar. Sin embargo, la apertura de fronteras será "a medias" y los pasos terrestres seguirán cerrados.

Según la subsecretaria de Salud Pública de Chile, Paula Daza, el plan que desarrolla la cartera considera una apertura gradual, por lo que en esta primera fase solo se levantará la barrera aérea internacional a través del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, mientras que el resto de las fronteras seguirán cerradas.  

Entre las fronteras que seguirán cerradas, al menos para el paso de turistas, se destaca el paso internacional Cristo Redentor.

Actualmente, las fronteras se encuentran cerradas para viajes no esenciales. Solo pueden entrar chilenos y extranjeros con residencia establecida, a lo que se suman algunos criterios especiales que deben ser visados por la Seremi de Salud: emergencias personales o familiares, condiciones de salud o situaciones laborales, entre otras.

Turismo

Como medida de seguridad, en esta nueva etapa, los visitantes, antes de embarcarse a Chile, deberán llenar una declaración jurada que detalle su origen y destino, así como su condición de salud y la eventual presencia de síntomas atribuibles al covid-19. También se les pedirá un examen PCR con resultado negativo, cuya antigüedad sea menor a 72 horas.

Qué pueden llevarse de Mendoza los chilenos y qué no

Los visitantes no tendrán que hacer cuarentena y podrán hacer turismo libremente, pero serán controlados a través de una aplicación que monitoreará sus síntomas. 

"Lo más importante es el principio de trazabilidad y tenemos que tenerlo muy bien implementado antes de abrir las fronteras: todas las personas que ingresen al país, chilenos y extranjeros, van a estar en un período de vigilancia de 14 días. Van a tener que reportar sus síntomas y ubicación", dijo Daza a La Tercera.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?