El furor chileno por las compras también fluyó hacia San Juan

Los chilenos también "invadieron" San Juan, usando el Paso Agua Negra, que el gobierno sanjuanino consiguió que permaneciera abierto más tiempo y tuvo al parecer mejor coordinación con Chile que la conseguida en el paso Cristo Redentor.

El precio del dólar y el furor de los chilenos por sortear los Andes para venir a comprar a la Argentina, también beneficiaron a San Juan, y no solo a Mendoza y las localidades patagónicas con menos escollos para pasar de un país al otro. Hasta el 28 de mayo estuvo habilitado el tránsito vehicular por el Paso de Agua Negra que une San Juan con Coquimbo, en  Chile, y de los datos relevados marcan que registró un incremento superior al 100% con respecto a la temporada regular más próxima, antes de la pandemia. Fueron en total 63.212 las personas que traspasaron la cordillera de los Andes en contraposición con las 30.390 que lo hicieron en 2019-2020.


Nada detiene a los chilenos: las condiciones de los tour de compras invernales

De acuerdo con el trabajo realizado por el diario sanjuanino Zonda, Marcelo Fretes, secretario de Relaciones Institucionales del gobierno de San Juan, informó que desde el 7 de diciembre, fecha en el que se hizo la apertura, el camino fue usado por 63.212 personas, cifra muy superior a la temporada 2019-2020, que fue la última normal antes de la llegada del covid-19 que por la pandemia estuvo cerrado. En ese periodo los números indican que lo utilizaron 30.390 personas.

Esta vez el tiempo que estuvo habilitado fue mayor, unos 160 días, pero, además, en ese lapso las condiciones climáticas permitieron que hubiera menos interrupciones por lo que el flujo fue mayor.

Fretes comentó  a Zonda que incidieron varios factores para que se dieran estos números positivos, pero destacaron como principal a la decisión de sostenerlo abierto para brindar más servicios tanto a los que ingresan a la provincia como a los que viajan a Chile, porque se alojan, comen en San Juan, por las actividades culturales que realizan, eventos como la Fiesta Nacional del Sol, el Mundial Sub 20 de fútbol, lo que genera puestos de trabajo", aseguró.

Si bien las condiciones de esa ruta no son las mejores, resta pavimentar 73 kilómetros  a ambos lados de la cordillera.

En la temporada que acaba de finalizar ingresaron 29.178 personas y 9.143 vehículos, mientras que las que egresaron fueron 34.034 y 10.405 vehículos. Eso hace el total de 63.212 personas y 19.548 movilidades.

Sin embargo, ésta no fue la temporada que registró los mayores índices ya que en un repaso de los últimos 20 años, desde el 2002-2003 hasta el presente la de mayor cantidad fue la de la temporada 2016-2017 con 99.130 personas y 26.661 vehículos, seguida de la de 2017-2018 que contó con 93.172 y 25.092, respectivamente.

Esta nota habla de:
¿Notás bajas en algunos precios?