La economía camina renga y la oposición le sigue poniendo trabas al Gobierno

A los éxitos de la macro le están faltando decisiones de la micro para comenzar a reactivas la economía, pero faltan las leyes del Congreso. El análisis de Rodolfo Cavagnaro.

Rodolfo Cavagnaro

Javier Milei salió a festejar el índice de precios del 8,8%, respaldó a al ministro Luis Caputo y se peleó con los economistas que dicen que el tipo de cambio está atrasado. El jueves, el ministro confirmó que abril también había arrojado superávit financiero, insistiendo en afirmar los datos de la macro, que son innegables. Incluso, las consultoras siguen proyectando nuevas bajas de los índices ya que el gobierno postergó aumentos del gas, a pesar de que tiene problemas de abastecimiento y ya comenzó a cortarle el suministro a las estaciones de servicio y varias empresas.

Esta postergación de los aumentos no es más que repetir el error que, en su momento, cometió Sergio Massa como ministro de Economía. En realidad, no haría falta aumentar todo de golpe ni suspenderlo todo. Se puede ir generando aumentos parciales en cada factura hasta llegar al objetivo. De lo contrario, se volverá producir un notable atraso que, cuando se quieran poner al día, va a generar otra crisis social por el volumen de los aumentos.

Pero, por otro lado, el Banco Central volvió a bajar las tasas de referencia al 40% y esto va en contrario de lo que se suele hacer. En países, teóricamente capitalistas, la autoridad monetaria, cuando hay un pico de inflación, sube las tasas, pero acá las baja. Incluso, hay quienes dicen que se desprotege el ahorro de los más pobres, que solo tiene el plazo fijo como herramienta de ahorro. No obstante, en el pensamiento de Milei, subir las tasas genera aumento de la deuda del Banco Central. Al bajarla, baja el costo de los pasivos remunerados.  

Milei en España: explicó por qué cerrará el Banco Central

En estos niveles, están aumentando las ofertas de créditos personales, pero también de las líneas hipotecarias. Quizás, por esta razón, los analistas esperan una reactivación del consumo. El Gobierno querría que los empresarios comiencen a invertir y a crear empleo, pero mientras no salga la Ley Bases, que permita hace un blanqueo de capitales y blanqueo laboral. Por eso es que la sola reactivación por la vía del consumo no es despreciable, pero no tiene futuro porque todavía hay un 50% de capacidad instalada industria ociosa. Para la demanda interna no hace falta invertir, por ahora.

El problema es que la baja profunda de la tasa, que bajó del 100% al 40% desde marzo, y siempre que bajó el dólar paralelo comenzó a subir. Dicen que sería una maniobra de los exportadores, que deben liquidar un 80% en el oficial y 20% en el CCL. Según los observadores, al no haber oferta de los exportadores, el CCL tiende a aumentar, por lo que se justificaría la suba del blue esta semana, que terminó en $1105, pero nadie descarta que en unos días vuelva a bajar, cuando los exportadores retomen el ritmo de sus liquidaciones.

El debate sobre el valor del dólar

Esta semana, el Presidente se peleó con los economistas que lo critican porque, dicen, el dólar está atrasado. Milei sostiene que no hay tal atraso y que lo que le quita competitividad a la economía no es el valor del dólar sino las deficiencias existentes en materia de regulaciones e impuestos y tasas que encarecen las operaciones. Lo más fácil, dice Milei, es devaluar y empobrecer a 20 millones de argentinos en lugar de hacer las cosas seriamente. 

 Inflación alta, pero de mejor calidad

El economista Fausto Spotorno da una interpretación interesante ya que sostiene que no todos los productos están atrasados frente al dólar. Según el economista del estudio de Orlando Ferreres "hay una gran diferencia de la inflación en dólares entre sectores, producto del cepo, controles y otras distorsiones de los últimos años. En la medida que se liberan mercados, se corrijan tarifas y se vaya liberando el cepo se podrá ir corrigiendo".

Por otra parte, Spotorno sostiene que "por ello, salir del cepo es tan relevante. Sin embargo, hay que hacerlo ordenadamente y con un Banco Central funcional y patrimonialmente ordenado para reducir el riesgo".

En realidad, en un proceso de ajuste de precios relativos es razonable que ocurre lo que dice el economista. No todos los precios se han liberado en las mismas condiciones. Y, además, insistimos en que nos e pueden indexar las variables en función de la evolución del dólar porque se neutraliza el ajuste de precios relativos. De hecho, el dólar fue llevado de $350 a $820 en diciembre y la inflación acumulada fue menor entre enero y abril. Algunos quieren recuperar las paridades anteriores a diciembre, pero, como todos los argentinos, las empresas no podrán recuperar, al menos en forma inicial, las viejas paridades perdidas.

Las discusiones legislativas

Finalmente, el Presidente no podrá firmar el Pacto de Mayo como había planificado porque las negociaciones en la Cámara de Senadores están más complicadas de lo esperado. Los bloques "aliados" están aprovechando las debilidades del gobierno en materia de representación para seguir presionando y cuando consiguen algo luego salen con otra demanda.

Algunos gobernadores están intentando imponer el concepto de "federalismo fiscal" para que la Nación les asigne mayores partidas para financiar actividades, como la educación, algo que le corresponde a la provincia. El problema es que muchos se gastaron la plata llenando de empleados la administración y no están dispuestos a sacar a nadie para no pagar costos políticos y quieren más recursos de la Nación. La realidad es que no hay más plata y la única solución sería emitir, algo que a los gobernadores no les preocupa. Solo quieren acrecentar su caja, aunque esto vuelva a generar inflación.

Lo cierto es que es posible que el Gobierno consiga la aprobación en general de la Ley Bases y el paquete fiscal, aunque particular muchos legisladores han pedido cambios. Hay que ver cómo se puede sobrellevar esta situación para que dañen lo menos posible los proyectos. Además, de la forma en que salga dará la impresión de cuán fuete es el manejo político del gobierno.

Pero es un problema para el Gobierno ya que, todos los éxitos que está consiguiendo en la macro no se pueden consolidar en la micro y en esto mucho tiene que ver el trato poco amable que Milei les ha dispensado a los legisladores. Estas facturas, tarde o temprano hay que pagarlas y lo mismo ocurre con los gobernadores.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?