Una pizza, como demostración del valor agregado del campo

La fórmula para el campo de FADA: "0 retenciones, 0 Restricciones, 1 dólar y reglas claras". ¿Cuánto más empleo podría generarse?

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), enfocada en el análisis de variables económicas ligadas al sector agropecuario y las cadenas que generan valor en el mismo, elaboró un proyecto en el que proponen una solución a un pedido histórico del agro, como es el cobro de derechos de exportación.

Además de las retenciones, la fundación que orienta el economista cordobés David Miazzo, sostuvo que el sector podría generar medio millón de nuevos empleos y a la vez, activar la rueda económica.

Lo graficó con una pizza, producto elaborado con productos del campo lo que abre la posibilidad real de que Mendoza y las provincias vitivinícolas, hagan lo propio con la vid y el vino, productos a los que se les agrega más valor que a muchos otros productos de la Pampa Húmeda.

Una pizza, como demostración del valor agregado del campo

En esta propuesta que esboza la entidad basada en datos de la coyuntura y análisis, "1 de cada 3 desocupados podría tener trabajo, calculado sólo sobre un aumento de granos, carnes de vaca y cerdo y biocombustibles. Y también, mientras más incremento en otras cadenas, habría aún más beneficios", vaticinan.

Según David Miazzo, economista Jefe de FADA, la rueda del empleo agroindustrial genera actualmente 3,7 millones de empleos y propone que, con 4 cambios principales, sumado a una implementación especial, "nuestro país podría generar medio millón de nuevos empleos, lo que es equivalente a un tercio del total de desocupados en Argentina".

Pero eso no es todo, también apunta a un crecimiento general porque activaría al circuito de la economía y el bienestar que está tan afectados, es decir, provocaría un crecimiento en variados sectores del país, en sus regiones, en sus familias.

En su análisis, Miazzo explica esos 4 cambios principales que deberían emprenderse: Cero Retenciones, Cero Restricciones, Un Dólar y Reglas claras. Pero la pregunta de cómo hacerlo sin desfinanciar al Estado es clave en ese sentido. Desde FADA analizaron varios formatos y concluyeron en que las retenciones podrían eliminarse con la implementación de un "Certificado para pago de impuestos".

De acuerdo a su propuesta, este certificado sería aplicado de manera progresiva: "En cuatro años, parte de los ingresos por retenciones seguirían entrando al Estado, y el que los paga podría contar con un instrumento que le permita utilizarlo para pagar impuestos en el futuro".

De esta forma Miazzo explica: "Se amortigua el impacto fiscal y permite sacarle frenos al crecimiento. En uno de los ejemplos, estas modificaciones permitirían aumentar la producción de granos en un 56%. Pero esto no es hablar sólo de granos, es un movimiento que significa enormes mejorías para las regiones y ciudades".

"Hay una idea de que las retenciones sólo afectan al campo, pero no es así. Es un concepto errado que heredamos, y es difícil visualizar estos temas en la vida cotidiana. ¿En qué me afectan? en todo", afirma Nicolle Pisani Claro, economista de FADA.

"Podemos verlo desde dos grandes aspectos: el primero, es que va más allá del que trabaja directamente en el agro, muchos de nuestros empleos están relacionados de manera indirecta y por eso lo que ocurre en el agro, nos impacta a todos. El segundo, porque las retenciones provocan que el país produzca menos y esto es: menos actividad económica, menos exportaciones, menos empleo, menos consumo, por ende, menos crecimiento para las familias", destacó la economista.

"Tenemos tan naturalizadas algunas medidas o políticas en nuestro país, que creemos que es igual en todos lados, pero lo cierto es que es algo casi único en el mundo y nos está causando un estancamiento. El hecho de tener retenciones y restricciones para exportar, problemas para producir más, que haya "distintos dólares" y reglas que no son claras, es un escenario que el mundo entero trata de evitar", agrega Natalia Ariño, economista de FADA.

Según advierte Miazzo, hay otro dato más sorprendente aún: En los países donde no se aplican retenciones, se registra un gran crecimiento del PBI. "En Argentina, donde sí hay retenciones, nuestro PBI por habitante ha crecido poco, sólo un 56% en los últimos 30 años. En cambio, en países que facilitan producir, exportar y que crearon políticas más adecuadas, crecieron mucho más. Entre ellos, Uruguay creció 324%, Paraguay 252%, Canadá 149% y Ucrania 241%, entre muchos más. Es revelador".

"Recordemos que, en la pizza que comemos hay miles de trabajadores, desde huerteros, molineros, operarios, hasta agrónomos, administrativos y comerciantes dentro de una enorme lista. ¿Por qué no iríamos por más? Si eso crece, no sólo crece el empleo, aporta crecimiento a ciudades y regiones. Se genera actividad económica, ingresan dólares por exportaciones, se moviliza el consumo, se genera más empleo, se amplía el acceso de la gente a productos y servicios. Todas dinámicas que nos pueden empujar a salir adelante y apuntar al bienestar de las familias", cierran los voceros de FADA.

Esta nota habla de:
¿Cómo son tus expectativas económicas para el segundo semestre?