Estas joyas fueron hechas con el oro que tienen adentro los celulares

Solo en Europa hay 24.500 millones de kilos de oro enterrados. Hay gente que lo rescata de la basura electrónica y los vuelve verdaderas joyas.

En Europa hay 24.500 millones de kilos de oro enterrados. Un informe publicado por El Economista en Madrid da cuenta que kilos y kilos de oro desechado en forma de móviles viejos. Por no hablar de los casi 250.000 millones de kilos de plata.

Citó en su artículo a un estudio europeo realizado en 2019 daba cuenta de los 700 millones de celulares que, actualmente, se encuentran en territorio de la UE sin ser usados ni reciclados. Una iniciativa de reacondicimiento ha apostado por recuperar algunos de estos metales preciosos y transformarlos en joyas de diseño con un precio asequible.

Oro, cobre, plata, paladio, platino y otros metales preciosos van directamente a la basura cuando te deshaces de tu móvil. También quedan sepultados otros materiales de alto valor en los intestinos de pantallas, televisores, pequeños electrodomésticos, refrigeradores y lavadoras. En el año 2016, los desechos electrónicos generados en todo el mundo ascendieron a 44,7 millones de toneladas: un 8% más de incremento en sólo dos años.

Los datos del informe elaborado por la United Nations University, un organismo académico que actúa como puente entre la comunidad investigadora internacional y las Naciones Unidas, arrojan comparaciones muy gráficas: este volumen de desperdicios equivale a 4.500 torres Eiffel o una línea de más de 28.000 kilómetros que podría unir Nueva York con Bangkok. Pero las cosas solo van a empeorar. Con estas proyecciones, en 2021 el incremento de basura alcanzará el 17%.

Así, la plataforma de venta online de reacondicionamiento electrónico Back Market ha lanzado un proyecto en conjunto con la joyería holandesa Nowa y la diseñadora Eva Schreuder para comercializar piezas fabricadas con metales recuperados de celulares abandonados en vertederos de África. La colección ha sido bautizada como G.OLD y está formada por tres colgantes bañados en plata y oro, con un precio que oscila entre los 39,95 y los 49,95 euros. Estas piezas pueden ser adquiridas a través del portal Back Market, que también da servicio en España.

Las joyas van acompañadas de unas tarjetas explicativas que informan al consumidor de los materiales con los que han sido fabricadas y sus orígenes. "Buscábamos relacionar el reciclaje con algo de alta calidad", explica a elEconomista Blanca Marín, directora de marca de Back Market España, que confirma que el proyecto ha despegado con éxito en nuestro país, que se ha posicionado en el segundo -sólo por detrás de Francia- en compras y visitas a la web.

"Se trata de una tecnología que estamos acostumbrados a desechar pero que tiene mucho valor. Tirar tu teléfono es tirar oro, plata y cobre a la basura", insiste Marín. Back Market no obtendrá beneficios por la venta de esta colección, que irán a parar al taller holandés y a la ONG Closing the Loop, encargada de recuperar los metales preciosos de antiguos teléfonos abandonados en África para su reutilización.

Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?