Hinojosa aceptó un pedido de Bulgheroni, que impulsa la vitivinicultura en Chubut

Meses atrás, el empresario Alejandro Bulgheroni había solicitado una nueva indicación geográfica vitivinícola. La resolución del mendocino Martín Hinojosa, quien preside el INV.

Este lunes 29 de mayo, se conoció a través del Boletín Oficial la resolución del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), firmada por su presidente Martín Hinojosa, estableciendo al departamento de Sarmiento (Chubut) como nueva indicación geográfica vitivinícola.

Los 6 argentinos que se ubican entre los más ricos del mundo

Esto ocurre a partir de un pedido formal que hizo la empresa Extraberries S.A., de Alejandro Bulgheroni, que pretende extender sus negocios frutícolas a la vitivinicultura. En la localidad chubutense de Sarmiento, ya hay 65 hectáreas con viñedos.

"Reconócese, protégese y regístrase el área solicitada bajo el nombre de Sarmiento, como una Indicación Geográfica de la República Argentina, perteneciente al Departamento Sarmiento, Provincia de Chubut", dice la resolución del mendocino Hinojosa.

En la misma resolución se adjunta un mapa con los límites de la zona alcanzada por esta nueva indicación geográfica vitivinícola:

En Chubut están surgiendo proyectos vitivinícolas a partir del resultado y experiencia de proyectos ya consolidados que demuestran las ventajas del cultivo de la vid versus otros y la calidad de los vinos, posicionándose como la latitud más austral en la producción vitivinícola.

Allí se produce un fruto con cualidades particulares a partir de la gran amplitud térmica, la cantidad de horas de luz y los vientos constantes, sumado a la baja humedad ambiente y las altas temperaturas que generan una elevada evaporación.

Sobre Extraberries S.A., es uno de los grandes jugadores argentinos que apunta a la exportación de frutos finos, apuntalado principalmente en los arándanos y las cerezas. Se calcula que esta compañía frutícola factura anualmente entre 15 y 20 millones de dólares.

La firma se originó en 2007 y luego se fusionó con otras tres empresas. Todas unificadas producen arándanos, cerezas y, en menor medida, peras y manzanas, en sus más de 500 hectáreas en campos ubicados en Salta, Entre Ríos, Río Negro y Chubut.

Para qué se pide una nueva indicación geográfica vitivinícola

Una nueva indicación geográfica vitivinícola se solicita con el objetivo de proteger y promover la calidad y la reputación de un determinado vino o región vitivinícola. La indicación geográfica es una designación legal que certifica que un vino se produce en una zona geográfica específica y cumple con ciertos requisitos de calidad y métodos de producción.

Al solicitar una nueva indicación geográfica vitivinícola, se busca establecer un vínculo entre las características únicas del territorio, como el clima, el suelo, la altitud y las prácticas tradicionales de cultivo, con la calidad y el carácter distintivo del vino producido en esa región.

Los beneficios de obtener una indicación geográfica vitivinícola incluyen:

  1. Protección de la denominación: ayuda a prevenir el uso indebido del nombre de una región o vino en productos que no cumplen con los estándares establecidos.

  2. Diferenciación y valorización: la indicación geográfica puede ayudar a destacar la calidad y la autenticidad de los vinos de una región determinada, lo que puede aumentar su valor en el mercado.

  3. Promoción y marketing: la obtención de una indicación geográfica puede impulsar la promoción de los vinos y atraer la atención de los consumidores interesados en vinos con características particulares.

  4. Fomento del turismo enológico: una indicación geográfica reconocida puede atraer a turistas y amantes del vino a visitar la región, lo que beneficia a la economía local y a la industria vitivinícola.

Esta nota habla de:
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?