La "maldita inflación" opaca el boom de la construcción en Mendoza

Los constructores reconocen que están activos y su sector impulsa la creación de empleo privado registrado en Mendoza. Pero no pueden festejar del todo por la inflación.

Todos están con obras activas, pero la situación no da para tirar manteca al techo. Los constructores de Mendoza están contentos por haber sobrevivido a la pandemia y a varios otros desafíos de las crisis argentinas, pero es la "maldita inflación" la que estanca este reconocido por ellos "buen momento" del sector, ya que es imposible sostener los costos y "las redeterminaciones nunca se realizan con los tiempos adecuados".

Así lo afirmaron varios protagonistas de la construcción en diálogo en off the récord con Memo durante la celebración por los 20 años de la Red Edificar, el núcleo de nueve empresas que venden materiales de construcción y que se complementan por dedicarse a rubros diferentes, pero trabajan en forma sinérgica.

Los constructores son, precisamente, los principales motores de la creación de empleo privado registrado en Mendoza, tal como lo demostraron las cifras por regiones mendocinas que publicara Memo semanas atrás.

Ganadores y perdedores en la generación de empleo en Mendoza

Asimismo, Mario Isgro, el ministro de Planificación e Infraestructura, lo que en la jerga los empresarios llaman como "obras públicas", la antigua denominación siempre presente de esa área, anunció que "el nuevo presupuesto para Mendoza tiene una gran previsión de obras públicas, muy grande, importante". Y a la vez reconoció que "a algunos les podrá parecer que no es así, pero nosotros defendemos un crecimiento importante de la obra pública que deberá aprobar la Legislatura".

Con una relación de "amorodio" entre empresarios del sector y el Gobierno, en medio de la tensión la mayor parte de las tareas en marcha son impulsadas por el Estado, sean muchas o pocas. La iniciativa privada en materia de construcción representa una porción mínima, aunque activa, de esa torta.

"Si no tuviéramos este nivel de inflación, podríamos decir que es un gran momento y hasta podríamos celebrarlo. Pero empezamos obras que no sabemos cómo ni cuándo terminarán", le confió a Memo uno de los empresarios constructores que trabaja centralmente en la construcción de viviendas en Mendoza.

Clic aquí para consultar todos los datos del Observatorio Económico Regional Urbano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCUYO

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?