Los tres puntos clave del fin del congelamiento de alquileres

Desde mañana el mercado de los alquileres comenzará a vivir una nueva etapa sin congelamiento, pero además con la ley que regula este tipo de contratos en vigencia.

El decreto de congelamiento de alquileres y prohibición de desalojos, que estuvo vigente durante un año, concluye hoy, por lo que el mercado vuelve a funcionar de manera "normal" y adaptándose al fin del decreto y también al impacto de la Ley de Alquileres.

Las claves del fin del decreto son:

-Tras un año de congelamiento de los alquileres y a partir de mañana los contratos podrán actualizarse.

-Las familias que hayan acumulado deuda deberán acordar planes de pago de hasta 12 cuotas contemplados en la normativa o enfrentar juicios de desalojo.

-Como entró en vigencia la ley de Alquileres el Gobierno implementó la obligatoriedad de registrar los contratos de alquiler en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), lo cual de no cumplirse es un impedimento para el propietario en caso de querer avanzar en un desalojo.

En el mercado analizan lo que sucederá por la alta demanda de alquileres y la fuerte caída en la oferta después de la aprobación de la ley, lo que implica que las actualizaciones será fijadas por un índice que dará a conocer el Banco Central, pero que estiman que estará por encima de las subas promedio de los últimos años que se hacían por debajo de la inflación.

Esta nota habla de:
¿Lo peor de la recesión ya pasó?