Por qué Mendoza exportó menos vinos en 2022 y qué pasaría en 2023

Se publicó el informe anual del Ieral de la Fundación Mediterránea. También destaca que en el mercado interno, los precios de los vinos subieron por encima de la inflación.

Este martes se publicó el "Informe Anual 2022 - Perspectivas 2023" del Ieral de la Fundación Mediterránea que, entre otros apartados, analizó el comportamiento del mercado del vino y las proyecciones para 2023.

El agro mendocino, complicado por las heladas, el granizo, el dólar y algo más

En relación a las exportaciones de vinos, el Ieral destacó que "empeoraron las ventas al mercado externo", y consideró que las causas fueron "la cantidad y los precios, éstos perjudicados con un dólar oficial más barato".

Agrega el informe del Ieral sobre el vino: "En el mercado externo, le jugó en contra el dólar oficial rezagado. Y también las menores las cantidades exportadas de vinos (salvo espumosos)".

En el mercado interno, los vinos subieron más que la inflación

Al mismo tiempo, destaca el incremento en el mercado interno, pero deja un detalle no menor: el precio de los vinos durante 2022 subió por encima de la inflación.

En 2022, mejoró el mercado interno y empeoró el mercado externo.

"Mejoraron las ventas por precios (aumentaron más que la inflación). Las cantidades aumentaron en vinos varietales y espumosos y terminaron compensando la disminución en vinos genéricos", dice el informe.

Qué pasará en 2023

"Se vendría un mal 2023. Se pronostica una muy baja cosecha de uvas (23% menor), en un contexto de stocks vínicos no tan altos. Además, no se podrá compensar con importación de vinos", dice el informe.

Señala además que "para las bodegas exportadoras, es un periodo de altos costos de materia prima, y con un dólar oficial que reduce la competitividad argentina". 

"También preocupa el mercado interno, debido al posible estancamiento de la actividad económica", completa.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?