Potasio Río Colorado entra en su etapa clave y ajusta los escenarios posibles

La compañía, que está en la búsqueda de un comprador, comenzará a conocer los primeros números que estarían dispuestos a invertir los potenciales socios. Los escenarios para reactivar el yacimiento de potasio en el departamento de Malargüe.

El proceso para encontrar un inversor para poner en marcha Potasio Río Colorado entra en una etapa decisiva. PRC, la empresa propiedad del Estado que recibió los activos que dejó Vale recibe las propuestas no vinculantes y se comienzan a perfilas los posibles socios.

El CEO de PRC SAU, Emilio Guiñazú, dijo a Memo que durante esta semana esperan recibir todas las ofertas no vinculantes. El titular de la compañía explicó que no se trata de una licitación y por lo tanto no hay un cronograma estricto en cuanto a los plazos, pero que esperan tener ya la intención de todos los interesados en estos días.

Será primera presentación con números incluidos que expresarán los potenciales interesados en explotar el yacimiento en Malargüe y que le permitirá a PRC ver qué escenarios posibles tendrán sobre la mesa.

Suarez le bajó el pulgar a la reforma minera de Ojeda: "No es el momento"

Hasta ahora la compañía manejó un cuadro de escenarios posibles de potenciales inversiones con un ideal de producción de un millón de toneladas anuales, las que significarían una inversión entre US$800 millones y US$900 millones. Sin embargo, ya con las propuestas no vinculantes se afinan esas posibilidades y la provincia también puede proyectar de mejor manera el impacto económico que puede tener la puesta en marcha del proyecto.

Con las propuestas no vinculantes sobre la mesa, comentó Guiñazú, iniciarán la parte más importante y compleja del proceso, que significa decidir con qué interesados se iniciar el proceso de la oferta vinculante. La intención es acotar de manera importante el número de participantes para inicia el due diligence, aunque a priori no hay una cifra determinada y dependerá de la calidad de las propuestas. Esta instancia también es clave porque se determinará qué porcentaje de participación tendría Mendoza en el futuro manejo de PRC en su etapa productiva.

Potasio Río Colorado entra en su etapa clave y ajusta los escenarios posibles

Este proceso será realizado por los especialistas de PRC junto al banco UBS, la entidad suiza que está acompañando a la provincia en el proceso de búsqueda. El CEO de PRC señaló que antes de llegar a esta etapa algunos de los interesados desistieron de participar, principalmente por la situación particular de las empresas, pero se mostró satisfecho por el desarrollo del proceso.

Respecto a los plazos, como bien dijo Guiñazú, no son específicos porque no es una licitación y porque generalmente en este tipo de instancias hay imponderables que pueden demorar más de lo esperado el due dilligence. En ese sentido, el CEO de PRC recordó lo que fue el traspaso del mismo yacimiento desde Vale a la provincia, por lo que no le pone fecha a la toma de una decisión sobre el potencial comprador de la compañía.

Sin embargo, más desde la política que desde los aspectos técnicos, se pone como límite la Fiesta Nacional de la Vendimia 2023 para tener definido el inversor que reimpulsaría Potasio Río Colorado.

Escenarios posibles

En cuanto a los escenarios posibles, el que más entusiasma a Guiñazú (porque se considera posible y con fuerte impacto en la economía y las exportaciones), y que también destacó en su participación en Argentina Minning 2022, es aquel en que el socio inversor aporte los recursos para producir un millón de toneladas anuales de sales de potasio. Para eso la inversión debería estar por encima de los US$800 millones.

Carrera por las exportaciones: el futuro de Mendoza y San Juan "depende" de la minería

Si bien es un escenario ideal, no es el único, aunque en Casa de Gobierno consideran que cualquier oferta por PRC será positiva porque en los escenarios más bajos en los que se está poniendo la empresa, podría generar un aumento de las exportaciones entre un 19% y un 25%.

En su momento -cuando la provincia recibió los activos- se habló de un proyecto de 200.000 toneladas anuales, pero a partir del aumento del precio del potasio en un escenario de guerra, en los posibles hoy se plantea una producción mínima de 500.000 toneladas anuales, las cuales en un valor de la tonelada entre US$400 y $600 generarían entre US$300 millones y US$400 millones.

Con el mismo por toneladas, pero con el doble de producción, es decir un millón de toneladas anuales, se podrían generar entre US$600 millones y US$800 millones con un impacto en las exportaciones entre 38% y un 50% de aumento.

Si la provincia recibiera una propuesta de inversiones que permitiera explotar para lograr una producción de 1,5 millones de toneladas anuales, se lograría un impacto que se considera posible, pero que podría marcar un antes y un después en Mendoza. En ese caso, con la tonelada entre US$400 y US$600, los ingresos estarían entre US$900 millones y US$1.200 millones.

El impacto en las exportaciones sería importantísimo y haría que Mendoza pase a ser directamente una provincia minera, con una suba entre el 56% y el 75% de envíos al exterior.

Esta nota habla de:
¿Es el Metrotranvía el mejor transporte de Mendoza?