Un 12 de octubre sin estatuas de Colón en América Latina: ¿a dónde fueron a parar?

En 2013 el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió retirarlo de ese sitio y argumentó la necesidad de hacer tareas de mantenimiento. El caso generó una gran polémica en la que incluso estuvo involucrada la Justicia.

La polémica sobre la figura de Cristóbal Colón se reavivó luego de que funcionarios de la Ciudad de México anunciaran que una efigie del explorador genovés removida el año pasado será reemplazada por una estatua de una mujer indígena.

¿Qué pasó con los monumentos del llamado "descubridor" de América? Acusaciones, destrozos, movimientos y reemplazos en Chile, Argentina, México, Venezuela y Bolivia muestran que la trayectoria de aquel almirante ha sido turbulenta. Un informe de la CNN repasó el destino de las efigies en el continente.

Chile

En octubre de 2019, los planes para aumentar el precio del boleto del metro en Santiago de Chile dispararon protestas -varias de ellas violentas- que mostraron al mundo entero el descontento de una sociedad que rechazaba el aumento del costo de la vida, los bajos ingresos y la desigualdad.

Para principios de noviembre, aproximadamente 60 estatuas habían sufrido daños, según el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile. Entre los objetivos de los manifestantes se encontraban varias figuras vinculadas al proceso de colonización, incluido Cristóbal Colón. La estatua del navegante ubicada en la plaza Cristóbal Colón de Arica, que según el Consejo se había inaugurado en 1910 por el centenario de la independencia, fue destruida. El alcade de la ciudad, Gerardo Espíndola, mostró en su cuenta de Twitter cómo quedó.

México, contra Colón y Cortés

Una diputada mexicana pidió el año pasado retirar las estatuas de Cristóbal Colón y Hernán Cortés de Ciudad de México, y también cambiar los nombres de las calles que los homenajean. "Cristóbal Colón cometió atrocidades como la mutilación a los indígenas que no pensaban igual que él. También ordenaba asesinatos brutales de los nativos que se atrevían a revelarse contra sus abusos, a quienes incluso ordenaba desmembrar y exhibirlos ante el pueblo para mantenerlo amedrentado", destacó en ese entonces Teresa Ramos, coordinadora del Partido Verde.

Esta solicitud llegó semanas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le pidiera al rey de España que se disculpara por los "agravios" durante la "llamada conquista". En ese momento, esta fue la negativa del Gobierno de España: "La llegada, hace 500 años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas".

Con qué argumentos España desmonta la idea del "genocidio" de la conquista de América

Aunque la iniciativa del Partido Verde no prosperó en un principio, en octubre de 2020 funcionarios de la Ciudad de México retiraron la estatua, que se encontraba en la céntrica avenida Paseo de la Reforma desde finales del siglo XIX, de su pedestal para una restauración programada, pero estaban considerando el legado del hombre que recordaba, dijeron funcionarios de la ciudad, como informó Al Jazeera en ese momento.

En México finalmente se anunció que la estatua de Colón se trasladará al Parque América, un parque en el barrio Polanco de la Ciudad de México, informó El Universal.

Será reemplazada por una estatua de una mujer indígena para reconocer las contribuciones de los pueblos originarios de México, dijo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

También en Bolivia

En Bolivia, un año antes, los manifestantes no llegaron al punto de Chile, pero se acercaron. En noviembre de 2018 la estatua de Colón ubicada en el popular Paseo del Prado de La Paz amaneció vandalizada con carteles de "Colón genocida" que pedían su retiro, informó la agencia EFE, que entrevistó a una de las restauradoras. ¿Casualidad? El hecho sucedió después que se retirara la estatua de Colón en el centro de Los Ángeles, en California. En ese entonces, el Gobierno aseguró que lo hizo como un acto de justicia reparadora para los habitantes originarios.

El entonces presidente Evo Morales celebró la decisión. "Coincidimos con él (concejal de Los Ángeles) en que el llamado Descubrimiento fue un genocidio y saqueo de RRNN (recursos naturales)", afirmó en su cuenta de Twitter.

La polémica con Cristina Fernández de Kirchner

Durante casi un siglo, el "descubridor" de América tuvo un lugar privilegiado en Buenos Aires, detrás de la Casa Rosada, sede de la Presidencia. Sin embargo, en 2013 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió retirarlo de ese sitio y argumentó la necesidad de hacer tareas de mantenimiento. El caso generó una gran polémica en la que incluso estuvo involucrada la Justicia.

Juana Azurduy, una figura vinculada a la lucha por la independencia que en la página del Ministerio de Cultura de Argentina es descrita como "la mujer que dejó todo por la revolución independentista, perdiendo a su familia y combatiendo contra el imperio español en los últimos años del Virreinato del Río de la Plata". La escultura de esta "heroína popular" fue donada en su momento por Evo Morales.

Tras un largo proceso, la escultura de Colón fue reubicada en 2017 frente al Río de la Plata cerca de uno de los aeropuertos de la ciudad y, según informó La Nación, ya no podrá ser removida luego de que el Gobierno la declarara Monumento Histórico Nacional.

Caracas, sin rastros del "descubridor"

En Venezuela esta disputa se dio muchos años antes. En 2004, los partidarios del fallecido presidente Hugo Chávez hicieron un "juicio simbólico" a la estatua de Colón en la Plaza Venezuela de Caracas y la condena fue derribarla, informó la BBC, que entrevistó a uno de los organizadores. Esto sucedió dos años después de que Chávez cambiara la denominación del "Día de la Raza" por el "Día de la Resistencia Indígena". Años después, en 2009, Chávez ordenó retirar la última estatua de Colón que quedaba en la capital venezolana.

Estas fueron sus palabras sobre el navegante que cruzó el Atlántico en La Niña, La Pinta y La Santa María, según información de La Nación y GDA: "Cristóbal Colón fue el jefe de una invasión que produjo no una matanza, sino un genocidio. Noventa millones de aborígenes vivían en esta tierra, 200 años después quedaban tres millones. ¿Qué fue eso? Un genocidio".

Hoy, la figura de Colón vuelve a estar en las polémicas tras la decapitación de una estatua que lo homenajeaba en Boston y la vandalización de su figura en varias ciudades durante las protestas tras la muerte de George Floyd, que cuestionan el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos y otras partes del mundo. En América Latina este debate empezó mucho antes.

En Estados Unidos

En el Capitolio estatal de Minnesota el miércoles, un grupo de personas en una manifestación arrojó una soga alrededor de una estatua de Colón y la tiró al suelo, informó KMSP, afiliada de CNN.

"Esta ha sido una conversación continua que hemos tenido durante años con personas que ocupan este edificio (el capitolio)", dijo a KMSP Mike Forcia con AIM de Twin Cities, un grupo de defensa de los nativos americanos que organizó la manifestación. "Siempre es 'tienes que esperar; hay un proceso por el que tienes que pasar'".

Pero, dijo Forcia," el tiempo de ser complaciente ha terminado".

En otras partes de Estados Unidos, alrededor de 1.000 personas se reunieron en Byrd Park en Richmond, Virginia, el martes, según WTVR, afiliada de CNN.

La Sociedad Indígena de Richmond dijo en un tuit antes de la manifestación que "nos estamos reuniendo en Byrd Park para protestar contra otro monumento racista. Cristóbal Colón fue un asesino de pueblos indígenas, incorporando la cultura genocida contra los pueblos indígenas que todavía vemos hoy. ¡Trae tu salvia, tambor, tintineo y máscara!"

La manifestación comenzó pacíficamente, pero luego los manifestantes destrozaron la estatua de Colón, la derribaron y la arrojaron a un lago en el parque.

Más leídas de Hechos