La Iglesia sumó a otro argentino a un proceso de beatificación: "El santo de jeans y zapatillas"

Se trata de Dante Di Stéfano. Salesiano cooperador y animador del Movimiento Juvenil Salesiano, nació el 25 de septiembre de 1951 en Santa Fe y murió el 31 de julio de 1989 como consecuencia de una extraña y dolorosa enfermedad, dando testimonio de santidad entre los suyos hasta el último instante de su vida.

La arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz realizó el 9 de junio pasado la sesión de apertura del proceso diocesano de beatificación del Siervo de Dios Dante Di Stéfano.



El acto fue presidido por el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor Sergio Alfredo Fenoy, en la parroquia San Juan Bosco, de la capital santafesina.

Dante Di Stefano fue un joven santafesino admirado por su fe y aceptación alegre de la voluntad de Dios.

Salesiano cooperador y animador del Movimiento Juvenil Salesiano, nació el 25 de septiembre de 1951 en Santa Fe y murió el 31 de julio de 1989 como consecuencia de una extraña y dolorosa enfermedad, dando testimonio de santidad entre los suyos hasta el último instante de su vida.

Pablo Toledo, presidente de la Asociación Pro-beatificación de Dante Di Stéfano y amigo del joven salesiano, contó a Radio María Argentina un poco de su vida e historia.


"Tuve la inmensa alegría de haber compartido muchísimo con él. Es el ?santo de vaqueros y zapatillas', el de la puerta del lado, un chico que nos dejó el mensaje de que la santidad sí se puede y que es para todos. Él lo hizo posible", destacó.

Al centro, Dante Di Stéfano.

"Convivimos con un santito de nuestros días, era un santito de nosotros y la Iglesia giró su mirada hacia él, su apostolado y su huella, y vio que hay algo distinto en él", agregó.

Dante, a pesar de haber perdido la vista, continuaba animadamente su tarea de comunicar el Evangelio, atrayendo para Jesús a los jóvenes y, aún en el hospital gravemente enfermo, ofrecía una palabra para que sea comunicada a los demás.

"Dante empieza a vivir solamente del Espíritu Santo porque humanamente estaba deshecho y, aun así perdonaba, ofrecía, justificaba, transformaba y rezaba por los demás. Tomó su dolor como un viático para llegar a la Casa de Padre", puntualizó Toledo.


Más información en Facebook Dante Si Stefano (Comisión Por la Causa) e Instagram: @creyocontratodaesperanza.

A 60 años del fallecimiento de Enrique Shaw, el otro argentino que espera para ser declarado santo

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, difundió una carta pastoral en la que anima a la comunidad diocesana a renovar "el deseo de responder, al estilo del venerable siervo de Dios Enrique Shaw, a la vocación que Dios puso en nuestro corazón", recordando "ser santos porque Él es santo".

La misiva hace referencia al 60° aniversario de la pascua del Siervo de Dios Enrique Shaw, por cumplirse el 27 de agosto próximo, fecha en que monseñor Olivera presidirá la misa, de las 19, en la parroquia Nuestra Señora de Luján Castrense, avenida Cabildo 425, barrio porteño de Belgrano, pidiendo por su pronta beatificación.

El obispo castrense comienza su carta pastoral de ocho carillas, fechada el 13 de julio, afirmando que "hace unos años comenzó el proceso de canonización de Enrique Shaw" y destacando: "Un hombre que ha contribuido a la construcción de nuestra Patria, fraterna y solidaria; aún en lo breve de su vida, supo aprovechar los talentos dados por Dios, haciéndolos fructificar, poniendo lo que estaba en sí".


Seguidamente, hace una breve presentación de la vida de Shaw, señalando su paso por la Armada Argentina y sus rasgos como esposo y padre de familia. En otro tramo del escrito, monseñor Olivera se refiere a la vida espiritual del Venerable Siervo de Dios, profundizando sobre los "Peldaños en el amor de Dios", la obra escrita por él.

Más adelante, el obispo plantea los desafíos para la diócesis, preguntando: "¿Cómo predicar el Evangelio a los jóvenes y adultos de hoy? ¿Cómo ayudar a profundizar la fe y a la vez como acompañar a los jóvenes y adultos que se nos confían para ser testigos auténticos y valientes del Evangelio en sus realidades?"

Avanzando en el mensaje, el obispo castrense plantea propuestas pastorales a la luz de los 'Peldaños en el amor a Dios', profundizando sobre cada uno de ellos, y anuncia que el 21 de agosto próximo presidirá la misa, conmemorando con gratitud la vida de Enrique Shaw.


El cardenal argentino Pironio, en carrera por ser un nuevo santo católico

Asimismo, pide que "como el inicio de la semana que la precede (al nuevo aniversario de la pascua de Enrique Shaw) y se podrá aprovechar esta carta y la figura del venerable siervo de Dios, para compartirla en los distintos ámbitos de nuestra diócesis".

"Razón por lo que esta carta será entregada -como un gesto simbólico- a un jefe de cada fuerza, a una familia de cada Fuerza, a los capellanes y al Seminario diocesano", indica.

» Texto completo de la carta

Esta nota habla de: