Quién es Louise Glück, la sorpresiva ganadora del Nobel de Literatura

La Academia Sueca anunció este jueves en Estocolmo y para todo el mundo quién se hizo merecedor del Premio Nobel de Literatura, ante una gran expectativa y numerosos candidatos y preferencias.

La Academia Sueca anunció este jueves quién es el Premio Nobel de Literatura 2020 y el preciado galardón recayó sobre la poeta estadounidense Louise Glück.

Fue una sorpresa y demostró que las loterías previas carecen de peso en la decisión final. De 21 candidatos por orden de importancia, por ejemplo, que dio a conocer el diario español El Mundo, Glück ocupó el lugar 21.

Se graduó en 1961 en Hewlett High School de Nueva York, y luego asistió al Sarah Lawrence College y Columbia University.
Es una de las figuras relevantes de la poesía contemporánea norteamericana, con títulos tan importantes como "Firstborn" 1968, "House on the Marshland" 1975, "Descending Figure" en 1980, "The Triumph of Achilles"1985, "Ararat" 1990, "The Wild Iris" 1992, "Meadowlands" 1996, "The SevenAges" 2001, y "Averno" en 2006. En 1994 reunió sus ensayos sobre poética bajo el título Proofs and Theories.
Ha recibido numerosos premios, entre los que se destacan el Premio Pulitzer 1993 por el "Iris salvaje", el National Book Critics Circle Award por "The Triumph of Achilles", el Academy of American Poet's Prize por "Firstborn", la Medalla al Mérito MIT, además de varias becas de las fundaciones Guggenheim y Rockefeller.
Actualmente ocupa la cátedra de Literatura en la Universidad de Yale. 

Publicados por editorial Pre-Textos, los poemas de Praderas aparecieron en la colección La cruz del sur el año pasado. De esa edición bilingüe, disponible en la librería, tomamos los tres que siguen:

Mañana lluviosa

No amas el mundo.

Si amaras el mundo habría

imágenes en tus poemas.

John ama el mundo. Tiene

un lema: no juzgues

si no quieres ser juzgado. No

discutas este punto

con la teoría de que no es posible

amar lo que uno renuncia

a comprender: renunciar

al discurso no significa

suprimir la percepción.

Fíjate en John, fuera en el mundo,

corriendo incluso en un día miserable

como hoy. Que

elijas no mojarte se parece a la patética

preferencia del gato por cazar aves muertas: completamente

consistente con tus dóciles temas espirituales,

el otoño, la pérdida, la oscuridad, etc.

Todos podemos escribir sobre el sufrimiento

con los ojos cerrados. Deberías mostrarle a la gente

algo más de ti misma; mostrarles tu clandestina

pasión por la carne roja.


La terquedad de Penélope

Un pájaro llega a la ventana. Es un error

considerarlos solamente

pájaros, muy a menudo son

mensajeros. Por eso, una vez

se precipitan sobre el alfeizar, se quedan

perfectamente quietos, para burlarse

de la paciencia, alzando la cabeza para cantar

pobrecita, pobrecita, un aviso

de cuatro notas, para volar luego

del alfeizar al olivar como una nube oscura.

¿Pero quién enviaría a una criatura tan liviana

a juzgar mi vida? Tengo ideas profundas

y mi memoria es larga; ¿por qué iba a envidiar esa libertad

cuando tengo humanidad? Aquellos

que tienen el corazón más diminuto son dueños

de la mayor libertad.


La mariposa

Mira, una mariposa. ¿Pediste un deseo?

Uno no pide deseos a las mariposas.

Tú hazlo. ¿Pediste uno?

Sí.

Pues no cuenta.

Literatura, el Nobel de los escándalos

A finales de 2017, la Academia Sueca se vio lastrada por las discrepancias sobre la manera de gestionar las acusaciones contra el francés Jean-Claude Arnault, esposo de una académica y personalidad influyente del panorama cultural sueco, condenado por violación.

El escándalo desgarró a la institución en pleno cataclismo del #MeToo, arrojando una cruel luz en las bambalinas de una academia corroída por las intrigas, desestabilizando al Nobel y empañando la imagen de una Suecia ejemplo de transparencia, probidad, modernidad e igualdad.

El templo de las letras suspendió el premio de la edición de 2018, lo nunca visto desde la guerra.

Con el tiempo justo para sacar la cabeza del agua volvió a hundirse con la recompensa en octubre de 2019 al escritor austriaco Peter Handke, ferviente partidario del entonces presidente serbio en el origen de la guerra interétnica de los Balcanes, Slobodan Milosevic.

El jurado justificó que había juzgado la obra y no al hombre, lo que se sumó al polémico galardón a Bob Dylan en 2016, que premió una obra de dudoso carácter literario para algunos.

No obstante, la Academia prefiere los candidatos en la sombra a las celebridades.

Grandes nombres como Murakami, el francocheco Milan Kundera, el español Javier Marías o el estadounidense Philip Roth, han circulado en el pasado.

El albanés Ismail Kadaré, el rumano Mircea Cartarescu, los húngaros Peter Nadas o Laszlo Krasznahorkai podrían completar el triunfo reciente de la "Mitteleuropa". La británica Hilary Mantel se ha sumado este año a las quinielas por sus novelas históricas.

Las estadounidenses Joyce Carol Oates, Joan Didion o Marilynne Robinson o el israelí David Grossman también figuran entre los favoritos.

El poeta surcoreano Ko Un promete una nueva polémica: el antiguo monje budista, citado entre los posibles galardonados desde hace años, cayó en desgracia tras las denuncias de toqueteos sexuales, también en la estela del #MeToo.

En el ranking por país, 29 autores anglófonos han sido galardonados, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania son los países con más premiados. Francia, cuenta con 15, entre ellos Camus, (1957) y Sartre, el único escritor que lo rechazó en 1964.

Seis años después de Modiano, y doce después de Le Clézio, los críticos verían con buenos ojos que Michel Houellebecq fuera coronado en Suecia.

Sin embargo, países como Brasil no han obtenido todavía ningún galardón, y China uno, Mo Yan, en 2012 e India otro, con Rabindranath Tagore en 1913.

La edición de 2020 está privada por primera vez desde 1944 de la entrega de premios con los galardonados debido al coronavirus.

Esta nota habla de:
¿Hay que prohibir el uso de celulares en las aulas?