No, el documento de reivindicación de Montoneros no es de 2020

Difundimos un documento alentado por militantes juveniles de la agrupación Montoneros, pero no era de este año. De todos modos, más allá de algunas divergencias en su conducción, los conceptos están intactos: no hay autocrítica y las reivindicaciones son las mismas.

El texto que está abajo y que publicamos días atrás tiene dos características centrales que debemos aclarar:

1- Es verosímil, ya que Montoneros se reorganizó y aunque tiene divergencias en su dirigencia y las armas guardadas -como alguna vez lo admitiera Polo Martínez Agüero- este año no lanzó el documento denominado "Murieron para que la Patria viva", sino que es de años anteriores, en la misma ocasión en que hicimos referencia esta vez: el Día del Montonero, que es el 7 de septiembre.

2- No hay autocrítica y los conceptos vertidos son compatibles al pensamiento de la mayoría de quienes sobrevivieron y ponen relevancia positiva en el rol de la organización.

De tal modo que la "reaparición" no fue tal. Y lo delató el eco de que se hablaba de un documento firmado por dirigentes entre los que hoy hay divergencia, como Roberto Perdía, que tiene su propia agrupación desde hace tiempo: Organización Libres del Pueblo (OLP)

Un diálogo con Polo Martínez Agüero en 2010:

Fue hace 10 años y sucedió en Córdoba

Martínez Aguero en diálogo con Gabriel Conte.

Un diálogo extenso del periodista Gabriel Conte con el exjefe de Montoneros en Mendoza, Guillermo "Polo" Martínez Agüero, cuñado de Mario Firmenich, anunciaba el relanzamiento de la agrupación que marcó los '70 en Argentina y que cavó una grieta duradera. Algunos, incluso, le achacan que los militares hayan concitado apoyo civil suficiente por su culpa para luego cometer los crímenes que cometieron en nombre del Estado. Publicado entonces por el portal MDZ, fue levantado por medios de todo el país porque había un ingrediente: más allá de lo que la autora de "Aramburu", la periodista María O'Donnell afirma en torno a que el kirchnerismo le dio un barniz de romanticismo a Montoneros, Martínez Agüero habló de una "deskirchnerización" del espacio.

Los miembros de la vieja guardia de la agrupación Montoneros se reunieron el 7 de septiembre de 2010, un sábado, en la sede de ATE de la provincia de Córdoba. Allí recordaron varios episodios que consideran "históricos" y en los que encontraron motivación para motorizarse nuevamente. Entre ellos -como declaró- "el secuestro y ejecución del expresidente de facto Pedro Eugenio Aramburu", hecho del que se cumplen 50 años.

Tras los actos públicos, tuvieron un retiro espiritual en donde se desarrolló el objetivo más sustancial. Los integrantes de los dos grupos que estaban organizados y en funcionamiento orgánico en el país, los de Córdoba y Mendoza, le dieron forma al resurgimiento de Montoneros a nivel nacional.

Hasta allí fueron Roberto Perdía, Jorge Falcone (hermano de Claudia, sobreviviente de La Noche de los Lápices) y Guillermo Martínez Agüero, entre otros.

"Nosotros no somos el montonerismo kirchnerista y queremos reivindicar los principios originales de socialismo, peronismo y lucha armada", señaló Guillermo "Polo" Martínez Agüero en su diálogo con Conte. Aquí algunos párrafos de la entrevista:

Martínez Agüero en diálogo con Conte.

- ¿Lucha armada también?

- No ahora, que estamos en un proceso democrático. Pero nosotros no hemos enterrado las armas. Creemos que es una opción para cuando las condiciones así lo hagan necesario, como ya ocurrió con las FARC o con el Subcomandante Marcos, por ejemplo.

Sostuvo que Firmenich "no puede volver al país" porque es acosado "por causas", pero que representa, "indudablemente nuestro referente histórico, es un símbolo nuestro muy cercano". Su reagrupación, consignó, "se hará bajo los lineamientos del libro Europía", cuyo autor es Firmenich y que fue publicado en 2004.

- ¿Qué conmemoran?

- Una serie de cosas importantes que creemos que son el núcleo fundador de Montoneros: el secuestro y ejecución de Aramburu, la toma de La Calera, que fue el primer operativo exitoso en el país y la muerte -en ese mismo hecho- del compañero comandante Emilio Maza. Y también el asesinato de Fernando Abal Medina, uno de los fundadores del movimiento.

Martínez Agüero desconocía entonces si el Gobierno conmemoró la fecha "o si alguien lo hizo: "Lo que sí decimos es que queremos una clara diferenciación del ´montonerismo kirchnerista´ con el que no tenemos nada que ver. Y aunque reconocemos algunas cosas favorables, creemos que tenemos que avanzar hacia un verdadero proyecto nacional y popular que, además, sea revolucionario".

Además, sostuvo que así como en el origen hubo una "amplia coincidencia con Cuba", entonces la tenían con "la Venezuela de Chávez y la Bolivia de Evo".

La juntada

Tras reunirse, arremetieron contra todos, antiguos "propios" y muchos ajenos, a saber:

- Martínez Agüero acusó al kirchnerismo: "Asumieron el gobierno haciendo gala de un discurso derechohumanista retroactivo y muy poco empeñado en ejercer el juicio y castigo a los responsables de salvajes actos de represión en democracia".

- Agregaron en su documento de hace 10 años que "su debut en la Casa Rosada coincidió con un insostenible montaje que llevó a prisión a los jefes montoneros Perdía y Vaca Narvaja como sospechosos de haber contribuido a la captura de militantes que volvieron con la Contraofensiva de 1979/80".

- A la hora de los "pases de factura", no se olvidan de nadie. Están en la lista "compañeros" y adversarios. Suman -a cada uno con un justificativo diferente- al ex canciller Rafael Bielsa, al filósofo José Pablo Feinman, a la pensadora Beatriz Sarlo y al editor de Perfil, Ceferino Reato, junto con la queja por los nuevos libros revisionistas y hasta de la TV Pública de los tiempos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

- "Montoneros, puesta en valor, cuatro décadas después" fue el nombre del primer documento en el que se busca "resignificar" a la agrupación, algo que, no mintieron, aceptan que les resultará "difícil".

- En él, acusaron a Raúl Alfonsín de instaurar la "Teoría de los dos demonios" y a Menem, "su consagración por omisión, toda vez que liberó al mismo tiempo a verdugos y rebeldes sin emitir juicio de valor alguno sobre la diferencia entre ambos". Sostienen que el "saldo invisible" del final de la dictadura es "una sociedad escarmentada y resuelta a tolerar una democracia de baja intensidad".

- Sobre el ex canciller Bielsa, sostuvieron que "un admirador de Mario Firmenich sería reconvenido por el presidente actual del PJ para no prologar la tesis doctoral Eutopía, con la que el número uno de la organización (Firmenich) se graduara con todos los honores como doctor en Economía".

- A Sarlo la critican por su marido, Rafael Filipelli, responsable del "bodrio", como lo califican a su largometraje Secuestro y muerte, en donde, sostiene el documento, da una "grotesca versión del 'aramburaje'".

- Al intelectual José Pablo Feinmann (que por estos días dudó sobre si llamar "asesinato o ajusticiamiento" al fusilamiento de Aramburu) lo acusan por su libro Timote. "No sólo no forma parte de los mayores logros de su literatura, sino que cae frecuentemente en el regodeo de un odio visceral contra la figura de Firmenich".

- Pero con Reato, autor de Operación Primicia, la acusación es más directa: "Vendedor oportunista de pescado podrido".



La nota que no es de 2020 que publicamos aquí es la siguiente y rectificamos que sea actual:

Una vez más, como cada año en las vísperas del 7 de septiembre, Día del Montonero, un documento de reivindicación fue echado a circular. Esta vez, con la firma de Mario Firmenich, Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja.

El 7 de septiembre de 1970 en un enfrentamiento armado con la policía murieron los militantes de la organización Fernando Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus, y luego del triunfo de la formula Cámpora Solano Lima en 1973 y el retorno de la democracia en Argentina de la mano de un gobierno popular; la Juventud Peronista asumió el 7 de septiembre como el "Día del Montonero" en homenaje a todos los militantes que murieron en la lucha contra las dictaduras cívicos militares del '55 al '73 y contra la proscripción del Peronismo.

Mario Eduardo Firmenich, Roberto Cirilo Perdía, Fernando Vaca Narvaja junto al cuñado del primero y dirigente de ATE en Mendoza Guillermo "Polo" Martínez Agüero, acompañados por otros firmantes publicaron un documento titulado "Murieron para que la Patria viva", en el 50 aniversario de aquel 7 de septiembre de 1970.

En el documento, resaltan las motivaciones de porque lucharon en esos años, cuestionan a Raúl Alfonsín por perseguir a Montoneros en el marco de la "teoría de los dos demonios". "Alfonsín prefirió perseguirnos con la "teoría de los dos demonios", a la que adhirieron casi todos los partidos, encubriendo sus complicidades con las dictaduras y con la Triple A. A pesar de tal persecución penal mantuvimos esa misma idea hasta 1990, cuando nuestra organización, bajo las formas conocidas, deja de existir como tal. La clase política repitió sus errores de siempre", dicen.

Además rescatan la esencia del documento "La Responsabilidad de Todos" de julio de 1983 y tomando la esencia del mismo que era el "compromiso con un futuro diferente para todos", reiteran hoy el llamado a "La Responsabilidad de Todos".

En otros párrafos del documento, señalan: "Los Montoneros hemos mantenido y mantenemos diversas diferencias políticas. La profunda discusión política interna a lo largo de 20 años, en circunstancias de extrema necesidad, no permitió alcanzar siempre los consensos deseados" y aclaran: "Nuestro pronunciamiento conjunto no implica que hoy estemos totalmente de acuerdo".

"Ninguno de nosotros renuncia ahora a la defensa de las posiciones políticas que sostuvo en su momento en desacuerdo con otros compañeros. Este documento no implica que ninguno de los firmantes apoye ahora posiciones con las que en otro tiempo estuvo en desacuerdo", consignán y remarcan: "Todos los firmantes nos comprometemos a no utilizar esta conmemoración conjunta en respaldo de posiciones individuales pasadas, presentes o futuras involucrando al resto de los compañeros".

Luego, remarcan: "No estamos refundando la organización Montoneros. Estamos defendiendo solidariamente la dignidad histórica y la justicia de la resistencia a la violencia estatal y paraestatal con la que gobiernos militares y civiles reprimieron ilegal y antidemocráticamente al movimiento popular".

"Repudiamos la teoría de los dos demonios, incluyendo la tergiversación mentirosa de la historia. Honramos la memoria de nuestros compañeros caídos y seguimos creyendo, solidariamente con todas las luchas por la justicia social y la defensa de los bienes comunes, que la opción de hierro para nuestra patria es Liberación o Dependencia", enfatizan para concluir.

Ante la salida del documento, Mario Firmenich (Hijo) sostuvo: "A 50 años del 7 de septiembre de 1970, todos los que somos parte de la historia viva del peronismo montonero, tenemos la enorme alegría de compartir y firmar el primer documento conjunto del Pelado, el Vasco y mi viejo después de la disolución del Peronismo Revolucionario en 1990. Un hecho político de trascendencia en sí mismo".

También, cabe resaltar que la tesis de su doctorado en Economía de Mario Firmenich, tuvo como tutor a Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001, que también es el mentor del actual ministro de Economía de la Argentina, el platense Martín Guzmán.

El documento completo decía

Murieron para que la Patria viva 

50 Aniversario del 7 de septiembre DE 1970

"Día del Montonero"

El 7 de septiembre de 1970 murieron en un enfrentamiento con la policía los compañeros Fernando Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus. Tras el triunfo popular de 1973, la juventud peronista asumió el 7 de septiembre como el Día del Montonero en homenaje a todos los compañeros que murieron luchando heroicamente contra la proscripción del movimiento popular y por construir una patria sin explotadores ni explotados, tal el norte prefigurado en la Revolución Inconclusa que se originó el 17 de octubre de 1945.

Algunos de los abajo firmantes hemos sido militantes de la organización Montoneros; otros, que por múltiples circunstancias no lo hemos sido, nos identificamos con esta conmemoración.

Millares de militantes han muerto a manos de las dictaduras militares y de la Triple A. Todos ellos lucharon conscientemente por la Liberación Nacional y Social y contra la Dependencia. No fueron pobres victimas inocentes ni jóvenes ingenuos manipulados, fueron militantes políticos en la guerra civil intermitente que la Argentina ha vivido desde 1955.

Protagonizamos la resistencia que pudimos a toda forma de opresión, lo hicimos con los costos por todos conocidos. Cuando la dictadura políticamente derrotada se retiraba convocando a elecciones, esperábamos que las viejas y restablecidas instituciones permitirían la participación de quienes habíamos contribuido, con enormes sacrificios, al fin de aquella aciaga noche vivida. En el pronunciamiento "La Responsabilidad de Todos" (julio de 1983) hicimos saber, con amplia difusión, a todo el pueblo argentino nuestro compromiso con un futuro diferente para todos:

"... si los militantes del peronismo montonero han debido recurrir a la resistencia armada, no lo han hecho por voluntad militarista y menos aun terrorista, sino que ha obedecido al mandato constitucional que obliga a todos los habitantes a armarse en su defensa, así como por la legítima defensa propia ante el terrorismo de estado. En consecuencia, afirmamos y ratificamos, tanto en el pasado como para el futuro, nuestra vocación y voluntad política democrática.

El proceso de institucionalización que vive la república ofrece, una vez más, la posibilidad de pacificación y democratización definitivas.

El Movimiento Peronista Montonero cree y sostiene que la violencia no tiene sentido en un régimen de plena vigencia de los derechos y garantías constitucionales (...).

El Movimiento Peronista Montonero actuará procurando que el próximo gobierno constitucional, sea cual fuere el partido vencedor en las elecciones, inicie y concluya su período gubernativo pacíficamente y sin marginaciones ni proscripciones

políticas para nadie.

Es esta la responsabilidad de todos."

Pero Alfonsín prefirió perseguirnos con la "teoría de los dos demonios", a la que adhirieron casi todos los partidos, encubriendo sus complicidades con las dictaduras y con la Triple A. A pesar de tal persecución penal mantuvimos esa misma idea hasta 1990, cuando nuestra organización, bajo las formas conocidas, deja de existir como tal. La clase política repitió sus errores de siempre.

Reiteramos hoy el llamado a "La Responsabilidad de Todos".

Los Montoneros hemos mantenido y mantenemos diversas diferencias políticas. La profunda discusión política interna a lo largo de 20 años, en circunstancias de extrema necesidad, no permitió alcanzar siempre los consensos deseados.

Nuestro pronunciamiento conjunto no implica que hoy estemos totalmente de acuerdo.

Ninguno de nosotros renuncia ahora a la defensa de las posiciones políticas que sostuvo en su momento en desacuerdo con otros compañeros. Este documento no implica que ninguno de los firmantes apoye ahora posiciones con las que en otro tiempo estuvo en desacuerdo.

Todos los firmantes nos comprometemos a no utilizar esta conmemoración conjunta en respaldo de posiciones individuales pasadas, presentes o futuras involucrando al resto de los compañeros.

No estamos refundando la organización Montoneros. Estamos defendiendo solidariamente la dignidad histórica y la justicia de la resistencia a la violencia estatal y paraestatal con la que gobiernos militares y civiles reprimieron ilegal y antidemocráticamente al movimiento popular.

Repudiamos la teoría de los dos demonios, incluyendo la tergiversación mentirosa de la historia.

Honramos la memoria de nuestros compañeros caídos y seguimos creyendo, solidariamente con todas las luchas por la justicia social y la defensa de los bienes comunes, que la opción de hierro

Mario Eduardo Firmenich, Roberto Cirilo Perdía, Fernando Vaca Narvaja, Héctor Pardo, Polo Martínez Agüero


Esta nota habla de: