"Conmemoramos la ejecución de Aramburu": el día en que relanzaron Montoneros

Se cumplen 50 años del asesinato del expresidente de facto Pedro Eugenio Aramburu por parte de Montoneros. Hace 10, con la "conmemoración" de ese hecho, se relanzaba desde Córdoba. Un diálogo con el exjefe montonero de Mendoza y cuñado de Firmenich.

Fue hace 10 años y sucedió en Córdoba. Un diálogo extenso del periodista Gabriel Conte con el exjefe de Montoneros en Mendoza, Guillermo "Polo" Martínez Agüero, cuñado de Mario Firmenich, anunciaba el relanzamiento de la agrupación que marcó los '70 en Argentina y que cavó una grieta duradera. Algunos, incluso, le achacan que los militares hayan concitado apoyo civil suficiente por su culpa para luego cometer los crímenes que cometieron en nombre del Estado. Publicado entonces por el portal MDZ, fue levantado por medios de todo el país porque había un ingrediente: más allá de lo que la autora de "Aramburu", la periodista María O'Donnell afirma en torno a que el kirchnerismo le dio un barniz de romanticismo a Montoneros, Martínez Agüero habló de una "deskirchnerización" del espacio.

Los miembros de la vieja guardia de la agrupación Montoneros se reunieron el 7 de septiembre de 2010, un sábado, en la sede de ATE de la provincia de Córdoba. Allí recordaron varios episodios que consideran "históricos" y en los que encontraron motivación para motorizarse nuevamente. Entre ellos -como declaró- "el secuestro y ejecución del expresidente de facto Pedro Eugenio Aramburu", hecho del que se cumplen 50 años.

Tras los actos públicos, tuvieron un retiro espiritual en donde se desarrolló el objetivo más sustancial. Los integrantes de los dos grupos que estaban organizados y en funcionamiento orgánico en el país, los de Córdoba y Mendoza, le dieron forma al resurgimiento de Montoneros a nivel nacional.

Hasta allí fueron Roberto Perdía, Jorge Falcone (hermano de Claudia, sobreviviente de La Noche de los Lápices) y Guillermo Martínez Agüero, entre otros.

"Nosotros no somos el montonerismo kirchnerista y queremos reivindicar los principios originales de socialismo, peronismo y lucha armada", señaló Guillermo "Polo" Martínez Agüero en su diálogo con Conte. Aquí algunos párrafos de la entrevista:

Martínez Aguero en diálogo con Conte.

- ¿Lucha armada también?

- No ahora, que estamos en un proceso democrático. Pero nosotros no hemos enterrado las armas. Creemos que es una opción para cuando las condiciones así lo hagan necesario, como ya ocurrió con las FARC o con el Subcomandante Marcos, por ejemplo.

Sostuvo que Firmenich "no puede volver al país" porque es acosado "por causas", pero que representa, "indudablemente nuestro referente histórico, es un símbolo nuestro muy cercano". Su reagrupación, consignó, "se hará bajo los lineamientos del libro Europía", cuyo autor es Firmenich y que fue publicado en 2004.

- ¿Qué conmemoran?

- Una serie de cosas importantes que creemos que son el núcleo fundador de Montoneros: el secuestro y ejecución de Aramburu, la toma de La Calera, que fue el primer operativo exitoso en el país y la muerte -en ese mismo hecho- del compañero comandante Emilio Maza. Y también el asesinato de Fernando Abal Medina, uno de los fundadores del movimiento.

Martínez Agüero desconocía entonces si el Gobierno conmemoró la fecha "o si alguien lo hizo: "Lo que sí decimos es que queremos una clara diferenciación del ´montonerismo kirchnerista´ con el que no tenemos nada que ver. Y aunque reconocemos algunas cosas favorables, creemos que tenemos que avanzar hacia un verdadero proyecto nacional y popular que, además, sea revolucionario".

Además, sostuvo que así como en el origen hubo una "amplia coincidencia con Cuba", entonces la tenían con "la Venezuela de Chávez y la Bolivia de Evo".

La juntada

Tras reunirse, arremetieron contra todos, antiguos "propios" y muchos ajenos, a saber:

- Martínez Agüero acusó al kirchnerismo: "Asumieron el gobierno haciendo gala de un discurso derechohumanista retroactivo y muy poco empeñado en ejercer el juicio y castigo a los responsables de salvajes actos de represión en democracia".

- Agregaron en su documento de hace 10 años que "su debut en la Casa Rosada coincidió con un insostenible montaje que llevó a prisión a los jefes montoneros Perdía y Vaca Narvaja como sospechosos de haber contribuido a la captura de militantes que volvieron con la Contraofensiva de 1979/80".

- A la hora de los "pases de factura", no se olvidan de nadie. Están en la lista "compañeros" y adversarios. Suman -a cada uno con un justificativo diferente- al ex canciller Rafael Bielsa, al filósofo José Pablo Feinman, a la pensadora Beatriz Sarlo y al editor de Perfil, Ceferino Reato, junto con la queja por los nuevos libros revisionistas y hasta de la TV Pública de los tiempos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

- "Montoneros, puesta en valor, cuatro décadas después" fue el nombre del primer documento en el que se busca "resignificar" a la agrupación, algo que, no mintieron, aceptan que les resultará "difícil".

- En él, acusaron a Raúl Alfonsín de instaurar la "Teoría de los dos demonios" y a Menem, "su consagración por omisión, toda vez que liberó al mismo tiempo a verdugos y rebeldes sin emitir juicio de valor alguno sobre la diferencia entre ambos". Sostienen que el "saldo invisible" del final de la dictadura es "una sociedad escarmentada y resuelta a tolerar una democracia de baja intensidad".

- Sobre el ex canciller Bielsa, sostuvieron que "un admirador de Mario Firmenich sería reconvenido por el presidente actual del PJ para no prologar la tesis doctoral Eutopía, con la que el número uno de la organización (Firmenich) se graduara con todos los honores como doctor en Economía".

- A Sarlo la critican por su marido, Rafael Filipelli, responsable del "bodrio", como lo califican a su largometraje Secuestro y muerte, en donde, sostiene el documento, da una "grotesca versión del 'aramburaje'". 

- Al intelectual José Pablo Feinmann (que por estos días dudó sobre si llamar "asesinato o ajusticiamiento" al fusilamiento de Aramburu) lo acusan por su libro Timote. "No sólo no forma parte de los mayores logros de su literatura, sino que cae frecuentemente en el regodeo de un odio visceral contra la figura de Firmenich".

- Pero con Reato, autor de Operación Primicia, la acusación es más directa: "Vendedor oportunista de pescado podrido".



Esta nota habla de: