Los puntos a favor de Las Leñas para ser la alternativa de Cristo Redentor

En medio de un año muy complejo en materia de conectividad, desde el otro lado de la cordillera piden un túnel de baja altura.

El 2023 en el Sistema Integrado Cristo Redentor está mostrando las deficiencias que existen el corredor internacional y la conectividad entre Argentina y Chile. Renacen los pedidos de alternativas, pero la que técnicamente aparece con más ventajas está detenida.

Sube la presión en Chile para hacer un túnel de baja altura con Argentina

Primero ha estado marcado por el aluvión de chilenos que cruzaron la frontera durante abril y mayo, cuestión que reflejó la falta de infraestructura y logística. En segundo término, las inclemencias climáticas y los daños que provocó un temporal en Chile dejaron al descubierto la necesidad de buscar alternativas. 

En ese contexto, en los últimos días desde las asociaciones de camioneros y de empresarios turísticos de Chile se apuntó a un túnel de baja altura. De inmediato se mencionó la opción del mismo corredor internacional actual y antiguas ideas de reflotar el tren trasandino o un túnel alternativo. También se mencionó Agua Negra en San Juan, pero ambos casos no serían los que técnicamente puedan cumplir con lo que se propone, que es mantener la conectividad -más tiempo- aún con inclemencias climáticas.

Desde ese punto de vista, la alternativa que podría cumplir con mayor eficiencia ese objetivo está es el Túnel Las Leñas, idea que está en stand by, tiene como impulsor al Ente Binacional para el Proyecto Túnel Las Leñas (Ebileñas), el cual no se ha reunido en el último tiempo y que todos comienzan a mirar pensando en lo complicado que se está poniendo el tránsito, especialmente de carga, hacia el Pacífico.

Ese proyecto considera un túnel de más de 10 kilómetros de largo, cuyo portal del lado argentino estaría a 75 kilómetros de El Sosneado y saldría del lado chileno en el río Cortaderal, en la localidad de Coya, a 55 kilómetros de la ciudad de Rancagua.  

Estudios y ventajas

El Túnel Las Leñas tiene varias ventajas técnicas, pero la más importante que indican los expertos es la cota en la que se encontrarían las bocas, lo que permitiría evitar el impacto de las nevadas, aunque no se puede indicar que se anularía por completo. Lo que sí lograría, es tener mucho más tiempo de funcionamiento que Cristo Redentor.

El cálculo señala que el túnel estaría a 2.450 metros de altura, por debajo de Cristo Redentor y Agua Negra, ambos por encima de los 3.000 metros. En ese sentido, implica un menor impacto de las condiciones climáticas en su funcionamiento, aunque no se puede asegurar en un cien por ciento que sea nulo.

En 2021, en conversación con Memo el inspector fiscal del estudio, el geólogo chileno Yarhel Jeréz, explicó que sólo el 11% del túnel se ubicará a 1.400 metros desde el punto más alto de la cordillera y el 89% restante a menos de mil metros en los 10.6 kilómetros de recorrido que se proyectan.

En cuanto a las cotas de nieve, tendría mucho mejores condiciones que Cristo Redentor y las rutas de acceso no serían tan complejas. Eso tiene dos ventajas, una que los vehículos puedan circular entre 60 y 80 kilómetros por hora en zonas sin caminos tan sinuosos, lo que en la sumatoría haría más rápido el trayecto hacia Chile, a pesar de ubicarse en el sur provincial. Además, en caso de registrarse nevadas el despeje de la ruta sería mucho más rápido.

¿Cuánto demoraría en hacerse realidad?

Ya se hizo el estudio de prefactibilidad y Chile avanzó en estudios de factibilidad, que serían precisamente los que no se han hecho de este lado de la cordillera. De hecho, hace algunas semanas durante la visita de la embajadora de Chile en Argentina a San Rafael, se le pidió reactivar el Ebileñas.

Se necesita terminar los estudios de factibilidad para entrar en los estudios de ingeniería básica y de geología profunda. Hasta ahora se hicieron sondajes en la cordillera entre 100 y 300 metros, pero en la geología profunda los sondajes deberían llegar hasta los 2.000 metros.

De allí saldrán datos claves para definir con qué sistema se podría construir y cuánto podría costar, considerando los problemas que pueden encontrar en el trayecto del túnel.

Considerando los estudios que faltan y que el proceso tiene avances muy lentos, tener el proyecto podría tomar muchos años y más de una década en la posibilidad de concretarlo, por lo que se hace importante retomar los estudios considerando que aparece como la mejor alternativa para casos como el ocurrido hace algunas semanas, cuando el tránsito estuvo suspendido durante más de dos semanas.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?