El campeonato político que solo busca un empate (en 100 palabras)

Los partidos políticos se muestran como grandes equipos, selección de los mejores. Pero el árbitro parece "incentivado" para que no haya definición final. Todos luchan por ser iguales.

La política argentina juega su final por ser mejores en un estadio ciudadano en el que el mayor mérito al que aspiran es a empatar. 

Insólito. No hay definición final ni alargue. 

Parece una treta con un árbitro "incentivado" para poder espiar igual o más que el que critiqué antes por hacerlo; violar las normas de igual modo, aunque señalando que "el otro" lo hizo antes; alimentar una megaestructura estatal con cargos de nombres y funciones indescifrables, solo porque "ya estaban allí y había que cubrirlos". 

No se vislumbra que alguno quiera meter un gol. Solo, seguir jugando el partido.

Esta nota habla de:
Más de Opinión
Hamilton y el 4 de julio
Roger Senserrich

Hamilton y el 4 de julio

El politólogo español Roger Senserrich se mete con el día de la independencia estadounidense. Otra de sus habituales columnas recomendadas por Memo que están en Politikon.es.
La traición de nuestros varones
Emiliana Lilloy

La traición de nuestros varones

Emiliana Lilloy pone en términos claros la perspectiva de género. Dice en su columna de este domingo: "En los movimientos sociales de los dos siglos pasados los varones también dejaron de lado a las mujeres o las utilizaron para sus propios fines".
Nuestros cuerpos y mentes aún necesitan actividad física
Julieta Russo

Nuestros cuerpos y mentes aún necesitan actividad física

Julieta Russo (MN 119.918), coordinadora médica de Rehabilitación Cognitiva y del Lenguaje del Departamento de Neurología Cognitiva de Fleni.
Más preocupados en camuflar su machismo que en la realidad de Mendoza
Diego Costarelli

Más preocupados en camuflar su machismo que en la realidad de Mendoza

El senador radical, Diego Costarelli, emitió su opinión sobre los hechos que están ocurriendo en el país, desde que el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner está en la dirigencia. Habla falta de preocupación del peronismo local, ignorancia y machismo.