Propuesta para combatir la crisis: huertas urbanas comunitarias

En la ciudad de Detroit funciona el primer jardín urbano o "Agrihood" que provee comida gratis a más de 2000 familias, y las sobras son vendidas a precios bajos a tiendas y restaurantes locales. La producción anual es de unos 25.000 kilos de comida saludable en un espacio de media manzana. Escribe Federico Ponce

Federico Ponce

Las huertas urbanas comunitarias son una realidad en distintas partes del mundo, y tienen muchísimos beneficios para las diferentes comunidades: Alimentos sanos y accesibles, inclusión social, nuevos puestos de trabajo, reutilización de terrenos desaprovechados, y nuevos espacios verdes en las selvas de cemento.

Hay muchos tipos de huertas urbanas o jardines comunitarios, existen casos donde un espacio se divide para las distintas familias del barrio y cada quién se ocupa de producir en su propia parcela, y otros casos donde todos los involucrados en la producción trabajan en conjunto para un bien común. Hubo distintos momentos de crisis en la historia moderna donde las personas se agruparon y crearon estos jardines, por ejemplo en Europa durante la primera y segunda guerra mundial.

En los tiempos que corren, luego de una pandemia que generó desempleo y crisis, y los alimentos que consumimos son cada vez más tóxicos y menos nutritivos, para los países emergentes puede ser una solución real y rápida. Aunque claro, esta iniciativa puede interferir con los intereses monetarios de algunos grupos.

Beneficios sociales

- Nuevos puestos de trabajo.

- Lugar de inclusión social para jubilados y personas en situación de pobreza.

- Espacio terapéutico para personas con discapacidades físicas y psíquicas.

- Alimentos sanos y baratos.

- Lugar educativo para re-conectar a niños y adultos con la importancia del medio ambiente.

Si los beneficios mencionados anteriormente no son suficientes para al menos plantearse el tema, podemos agregar que las huertas urbanas sirven para reutilizar residuos y transformarlos en insumos y los desechos orgánicos como las cáscaras de las frutas para la producción del sustrato. Por otra parte reducen el impacto ambiental que genera la producción industrial de alimentos, como por ejemplo la distribución es directa desde las propias huertas, no son necesarios camiones para el traslado de los alimentos desde el campo a los mercados en las ciudades.

¿Qué se puede producir en un huerto urbano?

Todo tipo de hortalizas, frutas, verduras y hasta plantas medicinales.

¿Dónde puede haber un huerto urbano?

En todas partes: espacios desaprovechados en las ciudades, terrenos baldíos, terrazas de edificios y hasta veredas.


Un caso real en Estados Unidos

En la ciudad de Detroit funciona el primer jardín urbano o "Agrihood" que provee comida gratis a más de 2000 familias, y las sobras son vendidas a precios bajos a tiendas y restaurantes locales. La producción anual es de unos 25.000 kilos de comida saludable en un espacio de media manzana.

Alternativa si hay poco espacio: Torres Hidropónicas

Hay mucho para contar sobre las Torres Hidropónicas, pero son básicamente torres verticales que ocupan muy poco espacio en las que se pueden producir todo tipo de vegetales. Sus beneficios son muchos: Producción todo el año, pocas probabilidades de que las plantas se enfermen, rápido crecimiento, y menor cantidad de agua, entre otros.

Cabe aclarar que este artículo es una vista general sobre las huertas urbanas y que para llevar a cabo tal proyecto habría que analizar muchos temas, principalmente ejecución y legislación.




Esta nota habla de: