Minería: comienzan a despertar los opositores de las calles y los de las sombras

Históricamente hubo lobby de sectores contra el desarrollo minero. Ahora comienzan a despertar y veremos si actúan en la calle o en las sombras. El caso de Danone y qué pasará con sus áreas con el nuevo código minero.

Apenas se confirmó que el gobernador Alfredo Cornejo le daría un impulso a la minería y viajaba a Canadá a buscar inversiones para iniciar procesos de exploración de cobre en Mendoza, se encedieron las luces de alerta de los grupos que históricamente se oponen a la minería.


La maniobra de Danone para frenar el desarrollo minero en Mendoza

Los que se autodefinen como ambientalistas, las asambleas del agua, la izquierda y los que históricamente salieron a las calles para oponerse a la minería comenzaron a manifestarse en redes y están en estado de alerta. Sin embargo, en esta ocasión llamó la atención que hubo manifestaciones de sectores que -también históricamente- manifestaron su oposición a la actividad minera de manera más privada.

El caso del presidente de Bodegas de Argentina, y su mensaje en contra de la minería, es una posición que muchos referentes de la vitivinicultura mantienen incluso antes de la existencia de la 7.722. En el seno de cámaras empresarias, muchas de las cuales ahora piden por el desarrollo minero, hubo históricos dirigentes que se encargaron de "poner palos en la rueda" para frenar la industria.

Entonces, con ese panorama, y para comenzar a decir algunas verdades, el desarrollo minero no estuvo frenado exclusivamente por los cortes de calles, rutas o por los hechos violentos, como fue el caso de del 2019. Detrás también hubo lobby de empresarios que hicieron su parte en una historia que tiene más de dos décadas, desde antes que existiera la ley antiminera.

El proceso para demonizar la minería no fue espontáneo y hubo grupos que se encargaron de hacer un trabajo desde las escuelas hasta las comunidades en lugares específicos de Mendoza, pero siempre hubo un ruido en sectores productivos que quizás ven en la mineria una amenaza por uno u otro motivo.

El caso Danone y el nuevo código de procedimientos

Un caso que refleja la oposición a la minería desde el mundo empresario es el de Aguas Danone Argentina SA, firma que se opone a cualquier tipo de desarrollo en la mina de Paramillos Sur. Se trata de un proyecto que está en la carpeta de Minera del Oeste y Deprominsa y que (en una explicación simple) está ubicado en terrenos en la que la firma francesa es superficiaria e impide el acceso.

El año pasado el Gobierno de Mendoza le rechazó un recurso jerárquico a Danone en el marco de la batalla jurídica que inició y que sigue frenando el desarrollo de Paramillos Sur. Sin embargo, la compañía que maneja Villavicencio fue más allá y -tal como ha contado Memo- hizo otra maniobra en contra del desarrollo de la actividad minera.

Nuevo revés para Danone, que quiere frenar un proyecto minero en Mendoza

Desde 2008, Danone comenzó a solicitar los derechos mineros de las áreas con potencial que se encuentran dentro de sus terrenos o en zonas aledañas. Ese año presentó una solicitud para conseguir nueve concesiones de oro y cobre. El objetivo no era explorar ni desarrollar, sino frenar cualquier opción de minería en sus "dominios".

Finalmente, de esas 9 áreas que solicitó, se le dieron los derechos de 7 (Gama 1y 7; Beta 7, 10 y 13; Franco y Gabriela), las que mantiene en la actualidad sólo para que ninguna empresa minera pueda acceder a ellas.

Un factor clave para esta situación que se mantiene por más de 15 años, será el nuevo Código de Procedimientos Mineros que está en la Legislatura, el cual establece -en palabras simples- que los concesionarios de las áreas deben desarrollarlas y no tenerlas inactivas. 

En ese contexto, se antemano se prevé que uno de los casos a verificar sería el de las áreas que tiene Danone, porque además hay recursos presentados denunciando está situación anómala que lleva tantos años. Lo lógico sería que en el nuevo contexto se les quiten y queden vacantes.

CCU y la incongruencia de ir contra la minería

Lo más curioso del caso caso de Danone, es que desde el 2022 tiene una sociedad con la empresa chilena Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), con la que comparte la operación -por ejemplo- de Aguas Villavicencio y también de las reservas con el mismo nombre ubicada en Las Heras.

La filial argentina de CCU es la segunda productora de cervezas y llegó a esta sociedad cuando la embestida judicial y las maniobras con las áreas para frenar la minería tenía más de una década de desarrollo. Sin embargo, lo curioso que tiene el caso es que CCU tiene mucho que ver con la minería. 

La empresa chilena es parte del grupo Quiñenco, el brazo financiero e industrial del Grupo Luksic, propiedad de una de las familias más ricas del vecino país y de toda Latinoamérica. Es más, la fortuna familiar tiene su base en la minería, ya que como tiene Quiñenco, el Grupo Luksic tiene un brazo minero y de ferrocarriles denominado Antofagasta PLC.

Controlan el Ferrocarril Antofagasta-Bolivia y en la cuestión minera operan a través de Antofagasta Minerals, el principal actor privado de Chile en la gran minería de cobre. Tiene yacimientos como Los Pelambres, Centinela, Antucoya y Zaldívar. Además, está presente en Estados Unidos con el proyecto Twin Metals, Minnesota.

Entonces, de pronto en esta nueva sociedad, un grupo que tiene gran parte de su capital en la minería, de pronto se encuentra en la misma operación con una empresa que se ha encargado de frenar el desarrollo minero. El caso puntual de Danone es el que más se conoce porque los franceses fueron directo en contra de la minería, pero claramente en tanto años de freno hubo muchos más actores que hicieron lo suyo para poner "palos en la rueda".

Esta nota habla de:
¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo