Paciencia y criterio muchachos, la paritaria puede esperar

En lugar de pensar en cuidar los puestos de trabajo, los dirigentes parecen vivir en un mundo paralelo y reclaman paritarias virtuales. Hoy la preocupación es mantener un Estado sano que pueda cumplir con todas sus obligaciones.

Ante situaciones extraordinarias se toman medidas extraordinarias. Nunca una frase explicó mejor lo que sucede en el país y en la provincia con la pandemia de Covid-19. Por eso hay muchas cosas que en otro momento fueron importantes y hoy pasaron a un décimo plano, pero no porque hayan dejado de serlo, sino porque hay cuestiones de prioridad que no se pueden dejar de lado cuando hablamos de algo tan fuerte como una pandemia.

Todos parecieron entender el mensaje, con buena o mala cara, pero todos parecieron entenderlo. Sin embargo, me sorprendió el pedido de algunos sindicatos para que se habiliten las paritarias de los gremios estatales a través de canales virtuales, algo que -desde mi punto de vista- demuestra lo alejados de la realidad que están muchos dirigentes.

En este momento los funcionarios en su totalidad debe estar enfocado en evitar que la pandemia se descontrole desde el punto de vista sanitario, pero al mismo tiempo deben estar enfocados en evitar que el Estado colapse en materia económica por la detención de la mayoría de las actividades productivas.

El efecto en materia económica será tan duro que se van a perder empleos y el Estado va a tener muchas dificultades para poder recaudar. Va a tener consecuencias que aún no podemos dimensionar.

Entonces, cuando el Estado enfrenta una crisis en la que no puede proyectar ni siquiera de aquí a fin de mes, suena ilógico que los gremios estatales pidan una reunión paritaria para discutir los salarios, en circunstancias que no hay certeza de lo que ocurrirá con cuestiones fundamentales como la recaudación.

Es importante recordar que la mitad del Presupuesto de la provincia se va en salarios, hace muchos años que ocurre así y el 2020 no será la excepción. O sea, el Estado debe pensar en cómo responderle a todos los empleados que tiene, aunque vaya a tener muchos problemas para poder recaudar.

La certeza que tiene el empleado estatal de que recibirá su salario a fin de mes, hoy no la tienen ningún trabajador de otro sector productivo y no mencionemos siquiera lo que está sucediendo con los trabajadores informales, que no saben cómo llegar a fin de mes. Por eso, el apuro por resolver los salarios que tienen algunos dirigentes, demuestra que no están entendiendo la dimensión de lo que está sucediendo y no tienen la más mínima visión de lo que puede pasar con la economía en el futuro y con las fuentes laborales.

Ese perfil de dirigente sindical -por ejemplo- es el mismo que hace piquetes en una estación de subte semana por medio en solidaridad con alguna causa política, pero no tiene la visión de cuidar los puestos de trabajo y ver qué sucederá con sus afiliados ante el inminente avance de la automatización del servicio alrededor del mundo.

Es importante la paritaria, no hay duda, pero en el contexto actual es más importante asegurar que el Estado pueda cumplir con los salarios que tienen hoy antes de pensar en negociar aumentos. Eso, por lo menos durante lo que dure el pico de la pandemia, un proceso que será muy complicado y que ni siquiera podemos dimensionar aún.

Entonces, y como dice Alberto, ya habrá tiempo para discutir temas económicos, pero lo importante hoy es la cuestión sanitaria y también que el Estado se mantenga ordenado y a flote para cumplir con los salarios en medio de un contexto nunca antes visto.

Hoy lo mejor que pueden hacer los dirigentes es liberar al Gobierno de turno de otras preocupaciones que no sean las sanitarias y las que realizan los equipos económicos para mantener la estabilidad financiera. Que los dejen enfocarse en ver cómo generar recursos para responder a todos los compromisos que tiene el Estado, porque a diferencia de otros sectores, sus trabajadores tienen un empleador que tiene margen de acción para poder asegurar sus salarios.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...