¿Qué pasará con la industria minera en Mendoza en los próximos 4 años?

En los últimos cuatro años se intentó avanzar, hubo casos visagra, pero lo concreto es que en materia minera se sigue desaprovechando el potencial.

Cuatro años en materia minera puede ser mucho o poco tiempo, dependiendo de los avances o retrocesos que se pueden registrar. En Mendoza, en los últimos cuatro años correspondientes a la gestión de Rodolfo Suarez se arrancó con un fuerte retroceso que fue la derogación de la Ley 9.209 (que reformaba la 7.722). 

Qué forma de pago es mejor usar y qué conviene comprar en Chile hoy

Con el paso de los años marcó un par de hitos menores, como la aprobación de la exploración de Cerro Amarillo o la exploración de Hierro Indio. Pero en cuestiones más concretas el hecho más importante fue la compraventa de Potasio Río Colorado, que esperemos se concrete y en cinco años podamos ver una mina en producción con impacto real en las exportaciones y la economía provincial.

Se trata de proyectos que ya están en marcha, pero que no terminan de mover la aguja provincial y los avances son tibios en materia de desarrollo minero.

Por eso, cabe preguntarse qué pasará con la minería en los próximos cuatro años, los cuatro años del segundo período de Alfredo Cornejo. La administración provincial está directamente relacionada con el desarrollo minero porque así lo establece la Ley 7.722, la cual tiene como uno de sus dos principales problemas el filtro político.

Cornejo es especialmente ambiguo a la hora de hablar de minería, pero en resumen se puede decir que cree que se puede desarrollar la actividad en el marco legal vigente. Eso quiere decir con las restricciones de la Ley antiminera.

Cómo seguirá lo que está en marcha

En ese contexto, mucho más de lo que ocurrió hasta ahora no se puede esperar porque, bajo su posición lo mejor, que se podría esperar es aumentar la cantidad de proyectos en exploración, lo que no sería malo considerando los nulos avances alcanzados en 17 años.

De lo que ya está en marcha quizás podría haber una DIA de explotación para Hierro Indio (proyecto pequeño de Hierro) y al término de la gestión se debería estar ad portas de la puesta en producción de Potasio Río Colorado, pero sin terminar de verlo concretado.

Cerro Amarillo probablemente tenga algunos resultados preliminares de su exploración, pero estará lejos aún de pensar en un nuevo paso. Eso, porque una vez que confirme si hay mineral y en qué cantidad, tendrá que seguir una serie de procesos para pensar en la posibilidad de tener un proyecto de mina. Este tipo de proyectos demora, en caso de llegar a mina, más de una década de procesos y desarrollo.

Recordemos que la estadística indica de 100 exploraciones que se inician en minería sólo 1 termina siendo una mina en producción. De hecho, Josemaría, uno de los proyectos cupríferos más importantes que tiene San Juan, tuvo más de una década de exploración.

Impulsa Mendoza

La herramienta bajo la cual se trabajará en el desarrollo minero en los próximos años será Impulsa Mendoza, la sociedad anónima creada para la promoción de los proyectos del denominado distrito Malargüe Occidental, donde están Las Choicas y El Burrero, de los proyectos que envió Suarez a la Legislatura antes de terminar su gestión.

La SA mencionada se encargará, además, de la gestión del 12% de la propiedad de Potasio Río Colorado y tendrá en sus arcas unos US$16 millones que quedaron de los US$30 millones que dejó Vale al Estado provincial para la gestión del yacimiento que fue vendido a José Luis Manzano.

El objetivo de Impulsa Mendoza es lograr en cuatro años 10 proyectos de exploración con sus respectivas DIAs, para lo cuales deberán conseguir los socios que se encarguen de poner los recursos para estudiar los yacimientos que tiene en carpeta la sociedad anónima. Exploración, y no algo diferente, debería ser lo que se debe esperar del segundo paso de Cornejo por la Casa de Gobierno.

Lo más disrruptivo que puede ocurrir, por el nivel de avance que tiene el proyecto, es que la gestión de Cornejo envíe el proyecto San Jorge, el cual está realizando nuevos procesos administrativos pedidos por el Ejecutivo. Si pensamos en avances serios es importantes, sería uno de ellos, muy por encima de aprobar nuevas exploraciones. Sin embargo, antes del inicio de la gestión no se ve en el horizonte esa posibilidad.

Igualmente, recordemos que en cuanto a su escala San Jorge es el octavo proyecto del país detrás de  Los Azules, El Altar y El Pachón, Josemaría y Filo del Sol (San Juan). Después de Mara en  (Catamarca) y Taca Taca (Salta). La ventaja del proyecto de cobre mendocino, es que tiene mayor avance que el resto de los proyectos y cuenta con el financiamiento para su puesta en marcha cuando la política le de el visto bueno.


Esta nota habla de:

Tenés que saberlo