Nadal dijo que los anestesiólogos son una "corporación" y quiere obligarlos a trabajar

La ministra de Salud presentó un proyecto de Ley de Emergencia en anestesiología que no acepta la renuncia de los especialistas por 120 días y los convoca a trabajar como "carga pública".

Mientras la ministra de Salud, Ana María Nadal, trató a los anestesiólogos de "corporación médica" y los acusó de no permitir que haya más especialistas de ese rubro en la provincia, desde la Asociación Mendocina de Anestesiólogos, le respondieron a través de un comunicado.

En el mismo, los anestesiólogos aclaran que "la formación de los residentes es potestad exclusiva del Ministerio de Salud de la provincia" y responsabilizaron al ministerio de "los atrasos y perjuicios que sufren los mismos".

Además, desmintieron los dichos de Nadal que acusó a la asociación de monopolizar los puestos de trabajo y señalaron que "las clínicas, hospitales y demás centros de salud tienen y han tenido libertad de contratación."

Según publicó el Ministerio de Salud, existen en la provincia 229 anestesiólogos con matrícula activa, de los cuales solo 61 poseen cargos de planta, a pesar de los ofrecimientos reiterados por parte del Poder Ejecutivo para ocupar los cargos vacantes. Asimismo, este año, 68 profesionales han comunicado su voluntad de no renovar los contratos de prestación de servicios que mantenían vigentes en el subsector público.

Varios anestesiólogos que reclamaron no estar de acuerdo con el aumento salarial acordado en paritarias decidieron renunciar, y Nadal llamó a esas renuncias una "actitud corporativa" y denunció que "Este grupo de profesionales pretende una posición de privilegio respecto a otros profesionales de la salud que realizan tareas de igual o mayor criticidad y complejidad, pretendiendo no solo recibir salarios diferenciales sino también privatizar el servicio de anestesia poniendo en riesgo cierto la salud pública en nuestra provincia", agregó la ministra.

Por esta razón, Nadal presentaba este lunes en la Legislatura sus argumentos para declarar una "ley de emergencia en anestesiología" que permita que, además de no efectivizar las renuncias hasta 120 días después de presentada, impide a cualquier anestesiólogo que haya renunciado, volver a trabajar para el Estado durante cinco años.

Por otro lado, faculta al Ministerio a convocar a ex residentes y/o ex jefes de residentes de la especialidad, profesionales anestesiólogos que hayan prestado servicios en el Estado en los últimos cinco (5) años y anestesiólogos jubilados con matrícula vigente, "con el fin que presten servicios, incluidas las guardias", y aclara que esta convocatoria se toma como "una carga pública."

El proyecto de Ley enumera diversas normas y tratados respecto al derecho a la salud dentro de un marco de derechos humanos, pero su articulado no menciona los derechos laborales e individuales de los especialistas. 

Nadal dijo que los anestesiólogos son una "corporación" y quiere obligarlos a trabajar

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?