Por qué pese al cierre de salas aumentará la recaudación del Casino de Mendoza

Surge un dato llamativo a partir de una licitación que lanzó esta semana el Instituto Provincial de Juegos y Casinos. En 2022 se duplicará el gasto en traslado de caudales.

Este lunes, el Instituto Provincial de Juegos y Casinos lanzó la licitación para contratar el traslado de caudales durante 2022, con un presupuesto oficial de $95 millones, el doble de lo que se pagó en 2021. El dato llama la atención porque aumentó un 100% de un año a otro y porque ahora existen menos anexos a los que habría que prestar este servicio.

Boletín Oficial: papelón y tensión en un torneo de póker

En 2021, el IPJyC adjudicó el traslado de caudales a la empresa Brinks, por un total de $46,2 millones. El servicio incluía mover el dinero generado en la sede central del Casino de Mendoza, los anexos de Rivadavia, San Martín y General Alvear, más el hipódromo. Ahora, con menos salas departamentales, el presupuesto ascendió a $95,2 millones.

Según el pliego de licitación presentado este lunes (Contratación Servicio de Traslado de Valores Casino Central-Anexos Departamentales-Hipódromo de Mendoza), el presupuesto oficial para el servicio de traslado de caudales es $95.261.299,32. Agrega también que la apertura de sobres con las ofertas será el 25 de abril a las 10 de la mañana.

Vale recordar que en la segunda mitad de 2021 el IPJyC continuó con la política de cierre de anexos en zonas económicamente vulnerables de Mendoza. Así, "clausuró" las salas de Rivadavia, Junín y San Martín, pero en su lugar abrió un mega casino en la zona este, al que deberá prestar el servicio de traslado de caudales.

¿Cómo se explica que haya un salto del 100% en el presupuesto para mover "guita" habiendo menos salas? Desde el IPJyC señalaron que, básicamente, el cierre de anexos se compensará con un incremento de máquinas en los casinos que seguirán habilitados. "El aumento radica, además de la inflación, en el monto estimado de fondos a transportar", dijeron fuentes oficiales.

"En el 2021 teníamos 200 máquinas en General Alvear, 600 en San Martín y 500 en la sede central. Para el 2022, General Alvear va a tener 300 máquinas, San Martín 900 y la sede central hasta 800", respondieron desde el Instituto de Juegos y Casinos, y añadieron: "El mayor volumen de máquinas debería influir en una mayor recaudación".

En principio, las salas cerradas en Rivadavia, Junín y San Martín se compensarán con el mega Casino de Mendoza que abrió en San Martín, mientras que en General Alvear el anexo se mudó temporalmente y se anunció que más adelante se instalará definitivamente junto a un hotel en uno de los ingresos a la ciudad.

El nuevo casino de la zona este, inaugurado meses atrás.

Por último, desde el instituto que encabeza Ida López explicaron que los $96 millones sería el monto máximo a pagar, pero podría ser menos: "Lo que se paga es lo efectivamente transportado. El monto previsto en la licitación pública es el número máximo de viajes a realizar y sólo se pagan los viajes que se realizan efectivamente".

Esta nota habla de: