Jaime Correas: "A todas las gestiones les importa tres carajos que los chicos aprendan a escribir, mientras tengan tribuneros"

El ex director general de Escuelas forma parte de la reciente formada Coalición por la Educación que pretende poner en debate los puntos flacos del sistema educativo. Quiénes son y qué plantean.

La educación es el tema fundacional para resolver cualquier problema que atañe a la sociedad, pero el sistema educativo quedó vetusto para el mundo contemporáneo y es necesario rever todo el sistema, probablemente, a nivel molecular, para lograr su objetivo principal que es enseñar a pensar.

Bajo este contexto se formó la Coalición por la Educación, integrada por especialistas de diversas áreas relacionadas con lo educativo. Entre ellos está el ex director general de Escuelas, Jaime Correas.

En diálogo con Memo, Correas contó que todo comenzó con un zoom y que luego se fueron dando diversas reuniones hasta que se decidió lanzar esta coalición con una especia de "Constitución" (así lo llama él), de lineamientos muy generales sobre lo que se pretende trabajar para mejorar el sistema educativo.

"Decidimos hacer una presentación pública donde hay puntos muy cruciales en el sentido de fijar ciertos puntos de partida para poner en discusión", aclaró el ex funcionario.

Jaime Correas no cree que la educación pueda transformarse de golpe porque "el sistema tiende a ser conservador" 

Esos puntos son:

1. Que la lectura, la escritura y el pensamiento lógico matemático son los pilares en los que se apoya una propuesta educativa de calidad y deben ocupar un papel central en la vida cotidiana de las aulas.

2. Que la docencia debe ser considerada una profesión de importancia estratégica, desarrollada a partir de una formación de base de excelencia y sometida a valuaciones periódicas, y que la carrera docente debe tener una retribución material y simbólica acorde con su relevancia.

3. Que es imperioso diseñar estrategias para ayudar a que los niños y jóvenes de contextos desfavorables puedan tener oportunidades similares a las que tienen aquellos que provienen de contextos más favorecidos.

4. Que la preparación para el mundo del trabajo, en todas sus formas, debe estar incorporada a la formación a través del aprendizaje de los saberes digitales y la adquisición de las habilidades y los valores requeridos en esos ámbitos.

5. Que la creatividad y el placer del descubrimiento no tienen por qué estar reñidos con el esfuerzo y la exigencia.

6. Que la escuela es también escuela de ciudadanía, y debe formar a los estudiantes en los valores de la democracia, el respeto y cuidado por el otro, y la discusión argumentada.

7. Que la educación es un bien público y un servicio esencial, y que por lo tanto corresponde al Estado la responsabilidad de garantizar su calidad, equidad y continuidad, sin por eso desconocer que la oferta del servicio puede ser compartida con diversos agentes de la sociedad.

En relación al punto que habla de una "riña" con el esfuerzo y la exigencia, Correas explicó que "Entendemos que hay una cultura imperante de que da lo mismo ir a la escuela que no ir y que te podés portar mal o bien, porque te puede dar un shock nervioso si te ponen alguna sanción. Esa cultura falsamente anti represiva lleva a que entonces bueno, si hay paro después se recupera, y nosotros queremos plantear lo contrario, que la escuela necesita cierto orden y cierta periodicidad. Se suspenden clases y es como si no pasara nada, porque no hay agua o porque hay zonda, y las clases no pueden perderse".

Lejos de plantear la descentralizacón educativa, Correas expresó que todos los integrantes coinciden en que "la educación es un bien público y por lo tanto corresponde al Estado su calidad, equidad y continuidad (como reza el punto 7), Y aclaró que cuando habla de que otros sectores pueden compartir la oferta del servicio, se refieren a "no desonocer que hay una parte de gestión privada y que hay sindicatos, empresas, etcétera que pueden contribuir. Por ejemplo, hay sindicatos que tienen formación profesional".

Sobre el tema del adoctrinamiento que los propios alumnos denuncian cada vez más, Correas dijo que "En la discusión el principio básico es que hay que tratar el tema del adoctrinamiento. Cuando yo insistía con la alabetización y la lectura y la escritura me decían que me olvidaba de la ciudadanía. Lo cierto es que a todas las gestiones les importa tres carajos que los chicos aprendan a escribir mientras tengan tribuneros, a mí me parece lo contrario".

También se refirió a que el sistema que hoy tenemos no se adecúa a los tiempos que vivimos y precisó: "Tenemos ideas divergentes sobre diversos temas, por ejemplo, Inés Aguerrondo (consultora internacional en temas educativos), dice que la escuela como la conocemos está en vías de extinción porque ya no responde al objetivo de lo que fue creada que era la transmisión de conocimiento. Lo que no se puede negar es que vos hoy tenés un sistema en funcionamiento y es falso creer que mañana vas a bajar una térmica, vas a subir otra, y va a haber un sistema nuevo. Es falsa la transición de remplazo, porque el proceso va a ser mucho mas lento de lo que queremos, de a poco va a ir mutando porque el sistema tiende a quedar como está porque es conservador."

"Con el GEM (el sistema informático que utiliza la DGE), los docentes decían que iban a tener que trabajar el doble y no se daban cuenta de que tenían una herramienta que les facilitó un montón de cosas, hoy cambiaron de opinión. El sistema tiende a ser conservador porque el ser humano tiende a ser conservador. La diferencia que ha tenido Mendoza en la educación durante la pandemia por tener el GEM es notable, desde la posibilidad de hacerles llegar la comida a quien realmente lo necesitaban hasta saber quién estaba conectado o no", concluyó.

Entre otros miembros, la Coalición está integrada por : Guillermina Tiramonti, Juan José Llach, Susana Decibe, Patricia Piccolini, Jaime Correas, Horacio Moavro, Martín Zurita, Claudia Romero, Inés Aguerrondo, Ernesto Gore, María José Navajas, Patricia Pereiro, Genoveva Barsanti, Ana María Borzone, Gustavo Zorzoli y Manuel Álvarez Trongé. 

Esta nota habla de: