Entre militares y estallidos: cómo ve Bloomberg al caso argentino

En medio de la oleada de crisis democrática en América Latina, aparecen dos fenómenos inquietantes: la recuperación de poder por parte de los militares y los estallidos anárquicos, que no parecen saber hacia dónde ir.

"Argentina es un caso atípico", señaló la agencia de noticias Bloomberg al repasar país por país el resurgimiento del poder militar, a raíz del caso de Bolivia y las insurgencias en diferentes países, como Chile.

Centrado en la situación trasandina, la agencia estadounidense de noticias de política, economía y finanzas dijo sobre el presidente Sebastián Piñera que "pese a enfrentarse a protestas violentas, envió rápidamente al Ejército de vuelta a los cuarteles después de las críticas por la muerte de al menos 19 personas, optando por dejar la seguridad en manos de una fuerza policial abrumada. Sin embargo, ha aparecido en público junto con altos mandos del Ejército".

En tanto, al evaluar el caldo de cultivo en Argentina, indicó que "su Ejército no es popular y todavía es criticado por su papel en la dictadura de 1976-83, cuando hubo graves abusos contra los derechos humanos". Y remató: "Pero eso no significa que esté a punto de desaparecer".

El caso de Brasil es paradigmático. En las últimas elecciones, el Ejército se posicionó con el excapitán del Ejército Jair Bolsonaro, quien eligió al general Hamilton Mourão como vicepresidente.

"Es una medida de debilidad política", dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un grupo de expertos y profesor de la Universidad de Georgetown.

"No es una buena señal para la democracia que el Ejército sea el árbitro", dijo. "Es un reflejo de la bancarrota de los partidos políticos y de los líderes que necesitan depender de los militares para gobernar y permanecer en el poder".

Esta nota habla de:
Más de Poder
Los "premios" que le están dando al presidente Milei son...