Otto Reich: "Con Kirchner se veía una luz al final del túnel, pero era una locomotora que venía de frente"

"Argentina es un ejemplo de un país que hace 100 años era uno de los más avanzados del mundo y hoy en día, yo no le voy a decir a ustedes cómo está su país, ustedes lo conocen mejor que yo. Los recursos naturales de Argentina son los mismos que hace 100 años, pero la gente en el poder no gobernó, robó y siguieron las políticas equivocadas", sostuvo en el programa Otto Reich, ex subsecretario de Estado de los Estados Unidos.

G. Conte y S. Montiveros

Vinculado a los sectores más activos del Partido Republicano en política exterior, el ex subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental y también exembajador de EEUU en Venezuela e integrante del Consejo de Seguridad Nacional, Otto Reich es un emblema "contrarevolucionario" para las izquierdas del continente. Trabajó junto a George W. Bush, George H. W. Bush y Ronald Reagan, pero siguió opinando después en torno a las dictaduras de izquierda en la región, y consideró -por ejemplo- que el acercamiento de EEUU con Cuba durante la administración de Barack Obama, "no empoderó a los cubanos sino a la familia Castro".

Pero más allá de las percepciones o etiquetas, en su trabajo concreto como funcionario estadounidense, le tocó hablar, escuchar y negociar con muchos presidentes latinoamericanos que fueron entrando y saliendo a lo largo de los últimos 30 años.

En el caso argentino, no tuvo pelos en la lengua para hablar del pasado pero evito referencias a la actualidad. No llegó a hablar, dijo, ni con Néstor Kirchner ni con Cristina Fernández, pero sí opinó en torno a cómo se veía desde el exterior la salida del aciago 2001.

Asimismo, en diálogo con el programa "Tormenta de Ideas" por Radio Nihuil, sumó dos momentos de polémica que los oyentes  pusieron en valor en sus aportes y comentarios (clic aquí para escucharlo): cuando sostuvo que Juan Perón fue un dictador y cuando indicó que está sucediendo algo similar "con Rusia y con China a lo que ocurrió en los años 30, cuando Winston Churchill avisó, y si no hacemos algo para parar esta agresión fascista, va haber una guerra".

-¿Por qué Estados Unidos cree que países como Venezuela Cuba Nicaragua tiene que tener un régimen de gobierno diferente y no el que tienen?

-Bueno porque los regímenes de esos tres países, Cuba, Venezuela y Nicaragua, son regímenes represivos que violan los derechos humanos de sus ciudadanos. Son un peligro para sus vecinos. Han habido más que pruebas de que apoyan la subversión de países vecinos. En el caso de Cuba no sólo son países vecinos y tiene una historia de 60 años de subvertir países en todas partes del mundo. Posiblemente tenga la el récord mundial y es una de las razones por la cual la Cuba  ha estado en bancarrota por mucho tiempo y es una de las razones por las cuales el pueblo de Cuba se ha lanzado las calles a pedir libertad, porque ya no puede más. Son 62 años de fracaso económico de represión política, de marxismo-leninismo, de dictadura militar unipartidista lógicamente. No tiene nada que le ha salido bien al pueblo de Cuba. A los gobiernos sí, y a los que a los que están en el poder, sí les va muy bien.

-En Cuba usted ha encabezado muchas gestiones para democratizarla. Considera que ha fracasado o el régimen es tan duro que se está viendo la posibilidad recién ahora de que empiece a mermar.

-Yo creo que se puede decir las dos cosas. Si mi sueño ha sido el de traer ayudar a traer la democracia y la libertad Cuba y Cuba no tiene libertad democracia, no he tenido éxito sin duda. Pero no soy el único, ninguna persona por su cuenta puede hacer eso precisamente por la otra razón que usted mencionó. El gobierno es un gobierno que solamente tiene éxito en dos cosas, en represión y propaganda. El gobierno no produce nada. Cuba cuando llegó Castro al poder estaba en los tres primeros lugares del hemisferio en todos los indicadores socioeconómicos salud educación nutrición . Hoy en día no casi no hay carne y la condena por matar una vaca es más alta que la pena de matar a un ser humano. Hace hace 62 años Cuba tenía una cabeza de ganado por cada habitante. El gobierno se ha dedicado a establecer a esa ideología destructiva que se llama marxismo-leninismo. Lo que existe es un gobierno, o lo que se puede decir, es una asociación de crimen organizado.

-Hay dirigentes políticos que muestran como ejemplo a seguir o lo ven como una faro. Venezuela, Nicaragua, Honduras y en cierta parte Argentina también, ven Cuba como un modelo en medicina, por ejemplo. ¿Por qué cree que se da esto?

-Ignorancia, porque cualquiera que supieras lo que está pasando en Cuba, por ejemplo en términos de medicina. Si supieran que el cubano no puede ir a un hospital a dónde va un extranjero o un diplomático. Hay apartheid médico en Cuba. Están los hospitales públicos, que son un desastre, en dónde no hay luz, no hay agua y si uno tiene una operación tiene que traer sus propias sábanas. No estoy bromeando, esto es en serio. Pregúntele a cualquier cubano que vive allá y que sea capaz de hablarle. Mucha gente, muchos políticos dicen que Cuba tiene la tasa de mortalidad más baja de América Latina. Sí, pero la tenía en 1955 ya. Es increíble, pero lo que ha hecho el gobierno de Cuba es mantener esa tasa. Ese el logro de la revolución, y lo digo, por supuesto, irónicamente.

-Corre riesgo Venezuela de que el esfuerzo de la comunidad internacional no sea suficiente y quizás estamos hablando con usted dentro de 10 años de una situación idéntica a la de Cuba.

-Sí, porque ya son 22 años de gobierno de Chávez y Maduro. Recuerden que está esta ideología, que en este hemisferio la hace en la Habana. El gobierno cubano no es una dictadura normal. Toda la dictadura son anormales en mi opinión. La dictadura de Cuba es totalitaria, no como todas las otras dictaduras que hemos conocido en América Latina que son salvajes. De los famosos dictadores, de Perón, de Batista, Pérez Jiménez, de Rojas Pinilla son autoritarias. Se convierte en enemigo del estado solamente si se declara enemigo. En un régimen totalitario un ciudadano se hace enemigo del gobierno si no apoya activamente. Por ejemplo, en el caso de Cuba tiene que ser miembro del comité de defensa de la revolución o tiene que ser miembro de algún grupo. En el centro de trabajo tiene que ir a, por la fuerza, obligado a los mítines donde hablan los líderes. Ellos van se presentan en el centro de trabajo temprano por la mañana, son conducidos en camiones a la plaza y gritan las consignas. Después le dan algo de comer y tomar y lo regresan al centro de trabajo y se van para su casa. Si no lo hace son enemigos del Estado.Hay una gran diferencia. Cuba es el primer gobierno totalitario de ésta de esta región. Hay otros ejemplos. Rusia para los soviéticos, Alemania los nazis. China y todos los países comunistas. Esos son totalitarios, han sido totalitarios y eso es lo que la gente tiene que entender en América Latina. Sí, Venezuela tiene ese peligro, porque no han logrado, en mi opinión, establecer un gobierno totalitario. Todavía no, pero van en esa dirección apoyados y asesorados por los cubanos. No sólo asesorados. Fuerzas especiales de Cuba trabajan en Venezuela reprimiendo al pueblo. 

Audio: Debate entre oyentes en #TormentaDeIdeas, tras la entrevista a Otto Reich

-Hace unos años nosotros hablamos con usted. Algunas cosas cambiaron y otras no. Recuerdo precisamente la gestión de Barak Obama y estableció relaciones con Cuba. La presencia de los pontífices católicos también en la isla, como amigos de la revolución, incluyendo a Juan Pablo II, que fue un hombre que logró derribar el muro de Berlín. ¿Por qué Estados Unidos no mantiene una política de estado sostenida a lo largo de los años? ¿Cómo ve usted es la gestión de Joe Biden en este aspecto?

-Sobre la falta de lo que le llaman América Latina política de Estado. Estados Unidos cuando cambia de gobierno, cuando cambia de partido en el gobierno, efectivamente lleva a cabo ciertos cambios que no son favorables a una dirección de una política de estado. Quizás es el precio que se paga por el resto de los beneficios de esta democracia que va a cumplir 250 años, que la hace la democracia más antigua del mundo y ha sido bastante exitosa hasta ahora. A mí me tiene muy preocupado lo que está pasando dentro de Estados Unidos y una de las cosas es precisamente la victoria del señor Biden, porque él está gobernando desde una posición en el espectro político que está mucho más a la izquierda de donde estaba hace 10, 15, o 20 años. Y mucho más a la izquierda de donde dijo él qué iba a gobernar. Ahora ha adoptado políticas y ha puesto personal en el ejecutivo, en todos los departamentos, que son de izquierda, y no de centroizquierda, pero de izquierda. Sin embargo Biden, en relación a Cuba y América latina no se ha volcado a la izquierda y tampoco la derecha, pero no ha dicho las cosas desacertadas que ha dicho sobre otras otras partes del mundo. No ha cometido errores, en mi opinión, que ha cometido en otros lugares. Por ejemplo, cambiar la posición del gobierno sobre el oleoducto desde Rusia a Alemania. Es algo que los que los rusos querían porque le da una enorme influencia sobre Alemania y Europa Occidental, no es bueno, porque si tiene una diferencia de opinión política los rusos pueden amenazar con cortar la energía a Europa. Hay muchas cosas raras que ha hecho Biden. Sin embargo, en Cuba, Nicaragua y Venezuela ha mantenido la política, no sólo de Trump, no voy a decir que solamente de Trump, pero la política de la centroderecha de Estados Unidos. 

Reich junto a Reagan.

-Específicamente sobre Argentina aparecen algunas frases suya en el año 2002, 2003, cuando tenía un rol muy importante para América Latina en la administración de George W. Bush. Usted decía que se veía una pequeña luz al final del camino en Argentina. Estaba empezando la administración de Néstor Kirchner. No sé si se reunió con él personalmente en algún momento, pero han pasado dos décadas prácticamente desde aquellos años. ¿Cómo ve la Argentina desde los últimos 20 años?

-Nunca me reuní con el difunto presidente Kirchner, ni con su esposa. Me reuní con varios de los presidentes argentinos anteriores. En aquel momento, 2002 y 2003, antes de que llegara Kirchner, Argentina estaba saliendo de aquella crisis financiera con la ayuda de Estados Unidos, con la ayuda del Fondo Monetario, con la ayuda de muchos países. Yo pensé que iba a tomar el camino de la libre empresa, del mercado libre y de atacar la corrupción, pero desafortunadamente la luz que veíamos al final del túnel parece que era una locomotora que venía directamente a arrollarnos. Uno de los problemas históricos de América Latina es el tamaño y la influencia del gobierno. El gobierno no produce nada. Los gobiernos evitan que se produzca y mientras más intervencionistas son, más daño hacen. Desafortunadamente, porque he estado en muchas partes Argentina y me encanta. Argentina es un ejemplo de un país que hace 100 años era uno de los más avanzados del mundo y hoy en día, yo no le voy a decir a ustedes cómo está su país, ustedes lo conocen mejor que yo. Yo qué sé de eso. Los recursos naturales de Argentina son los mismos que hace 100 años, pero la gente en el poder no gobernó, robó y siguieron las políticas equivocadas. No sólo Argentina, y francamente hay que repetirlo, no se debe a que el ser humano en América Latina es menos inteligente que el ser humano en Norteamérica , en Asia o en otros países. Se debe a las políticas equivocadas y a gobernantes deshonestos.

-Usted pertenece al partido republicano, uno de los dos principales en Estados Unidos y acá en Argentina tenemos dos también principales partidos, el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical. Usted acaba de decir que uno de los padres del Partido Justicialista, el principal referente, es un dictador. Le anticipó que se va a generar mucha repercusión.

-Ah bueno, lamento decirle que la opinión del mundo, no sólo mía. La opinión desde fuera de Argentina es que Perón no gobernó democráticamente. Pero bueno, eso es otra cosa.

-Qué mundo ve con Estados Unidos y China, como una dupla principal, y rol de Rusia que lo desconocemos todavía.

-Los dos son muy preocupantes. El de Rusia es interesante, porque Rusia es un país que está casi en la bancarrota. Rusia tiene una economía del tamaño más o menos el tamaño de Holanda, o España, o Italia. O sea son países importantes pero no son superpotencias. Sin embargo, Rusia está proyectando su poderío militar de una manera que refleja a otra otro tipo de tesorería y lo que está pasando es que Putin se ve a sí mismo como un Zar, dicen que se modela como Pedro El grande. Sin duda la conducta de Rusia en el medio oriente, por ejemplo, y la agresividad contra Ucrania y contra otros países de la ex Unión Soviética reflejan una política exterior que es muy preocupante. En Ucrania todavía están peleando en el Oriente. Son soldados rusos que cruzaron la frontera con uniformes sin marca ninguna y sin designación. Todo el mundo sabe que son rusos y siguen peleando. Aquí yo le echó la culpa a las democracias occidentales. Está pasando algo parecido con Rusia y con China a lo que ocurrió en los años 30, cuando Winston Churchill avisó, y si no hacemos algo para parar esta agresión fascista, va haber una guerra. La gente dijo que él era un belicista, un loco que iba a llevar a Europa a la guerra y Europa fue la guerra porque no le escucharon. Cuando escribió sus memorias de la Segunda Guerra Mundial, en el primer capítulo, él dijo "esto se pudo haber evitado" y se pudo haber evitado si las democracias se lo hubieran parado en frente a la agresión de Hitler, cuando Hitler, por ejemplo, envía tropas, en violación del Tratado de Versalles, a la región desmilitarizada de Alemania. Fue en el 36, solamente tres años después de tomar el poder en Alemania. Fue muy parecido lo que está pasando, a lo que están haciendo en Ucrania y nadie lo para. Lo que está haciendo China en el Mar del Sur. Xi Jinping estaba en la Casa Blanca y dio una conferencia conjunta y alguien le preguntó si esas islitas estaba construyendo, en algún momento iba a presentar un peligro militar. Él dijo no, esas islas no van a hacer militarizadas. Por supuesto que no estaba diciendo la verdad. Yo estoy seguro que el presidente los Estados Unidos, que estaba parado a diez pies, sabía lo que estaban haciendo los chinos en ese momento. Obama debía haberlo llevado a la Casa Blanca y decirle "mira colega, déjame enseñarte las fotos de lo que están haciendo ustedes. Por favor no me digas mentiras". Las guerras ocurren porque hay gente agresiva, siempre ha habido gente agresiva. Desde que bajamos de los árboles y empezamos a tirarnos cocos, o lo que sea, por la cabeza. Alguien tiene que parar esa agresividad. Afortunadamente para el mundo, uno de los países que paró la agresividad en la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, fue Estados Unidos. Estados Unidos está cansado, francamente. El contribuyente está cansado no solo de pagar impuestos, sino también de ver tantos ataúdes regresar de Afganistán y de tantos lugares. Están dispuestos a pelear si es necesario, pero quiere que lo haga otra gente también, que ayuden.

El podcast de Tormenta de Ideas con Otto Reich como entrevistado (clic aquí o abajo):

 

Volvé a leer y escuchar todas las entrevistas de "Tormenta de Ideas" haciendo clic aquí

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo