Prepagas: fueron a la justicia para pedir un aumento y rechazan la idea de reforma de Cristina

El sector hizo el pedido en medio de la controversia que genera el pedido de Cristina referidos a una "unificación" del sistema de salud, lo que para las empresas significa una estatización del sector privado. La idea tampoco fue bien recibida por la CGT.

Las empresas de medicina prepaga se presentaron hoy ante la Justicia para pedir el dictado de una "medida cautelar autónoma" que habilite un aumento urgente del 9,77% en sus cuotas.

El sector, además, está en alerta ante dichos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner referidos a una "unificación" del sistema de salud que fue leído en términos de estatización por el sector privado.

La presentación fue firmada por abogados de 15 empresas, entre ellas OSDE, Swiss Medical, Galeno, Medicus, Omint y Hospital Italiano, y se radicó ante el fuero en lo Contencioso Administrativo Federal, informaron fuentes judiciales.

Las prepagas solicitaron de manera "urgente" el dictado de "una medida cautelar autónoma" consistente "en que se autorice un aumento del 9,77% sobre el valor actual de las cuotas" de las empresas.

En el documento se indica que el pedido se basa en dos variables. "Un 3,59% que es la diferencia entre lo autorizado por las sucesivas resoluciones (que totaliza 25,52%) y el 30% reconocido en el informe técnico de octubre de 2020 elaborado por los cuadros técnicos de la SSS" (Superintendencia de Servicios de Salud) y "un 6,18% que es el mayor costo resultante de la negociación paritaria (cláusula de revisión)".

Las empresas pidieron que el aumento sea autorizado de manera interina mientras dure el proceso judicial y a cuenta del futuros aumentos.

"Nuestro pedido pudo haber sido más ambicioso, pero lo hemos limitado para que su viabilidad o procedencia resulten indiscutibles", argumentaron.

Este pedido se da en medio de la polémica que generaron las palabras de Cristina Kirchner que volvió a hablar de una reforma en el sistema de salud. "Probablemente esta no sea la última pandemia sino que tengamos otras y que debíamos repensar el sistema de salud. Y que debíamos ir a un sistema integrado entre los tres subsistemas: público, obras sociales y privado o prepagas", dijo.

La idea fue apoyada por Hugo Moyano, al afirmar que es "bienvenido" porque va a "mejorar la situación de la salud" en el contexto de pandemia. Sin embargo, en la CGT no disimulan el malestar por esa iniciativa porque temen que avance sobre el control de los fondos de las obras sociales.

Así lo afirmó el secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez (UOCRA). En diálogo con Infobae, dijo que la reformulación del sistema sanitario "es una expresión de deseos", pero sostuvo que "sería interesante que explique lo que propone y si los sectores aceptan la propuesta", y admitió que "sería distinto si hubiera un mensaje de lo que quiere el Presidente".

Esta nota habla de: