Así fue el último adiós institucional a Piñera: una foto improbable en Argentina

Boric, junto a los expresidentes Frei y Bachelet realizaron la simbólica y última guardia de honor, momento en que -de forma espontánea y no considerada en la planificación- los asistentes comenzaron a cantar el himno nacional por segunda vez.

La foto de los expresidentes chilenos (con la excepción de Ricardo Lagos) en el último adiós a Sebastián Piñera, sorprende en Argentina.

Aquí, el día del funeral de Néstor Kirchner, su esposa, Cristina Fernández, por ejemplo, impidió el ingreso del vicepresidente Julio Cobos a la sala.

En Chile pudo verse esto:

Ayer, pasadas las 7, se volvieron a abrir las puertas del ex Congreso de Chile, en Santiago en lo que fue la última jornada de duelo nacional decretado por el gobierno en homenaje al expresidente Piñera.

Dos horas después, comenzó una serie de ceremonias al exmandatario que concluyó con la llegada del cortejo fúnebre al Parque del Recuerdo -en la comuna de Huechuraba-, lugar donde fue enterrado su cuerpo.

Autoridades, figuras políticas, exministros y representantes internacionales llegaron al Salón de Honor, donde también miles de personas se acercaron a despedir al expresidente en los días anteriores. La familia Piñera Morel, a eso de las 8.30, salió de su residencia en Las Condes rumbo a las dependencias de la exsede legislativa.

"Nuestro país ciertamente no es perfecto, pero tenemos una buena República y, en momentos como este, se hace muy evidente", comentó, cerca de esa hora, la ministra del Interior, Carolina Tohá, en el lugar.

Minutos después, arribó el presidente Gabriel Boric y con la entonación del himno nacional se inició la ceremonia, donde también se hicieron presentes los exjefes de Estado Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Michelle Bachelet.

Una de las ausencias de la jornada fue el expresidente Ricardo Lagos -cuya presencia había sido confirmada por el gobierno-, quien envió una carta a la familia expresando sus razones para no asistir: aludió al anuncio que realizó el pasado 30 de enero sobre su retiro de la vida pública.

Con todo, el encargado de abrir los discursos de despedida en el funeral de Estado fue el presidente del Senado, Juan Antonio Coloma (UDI), quien también fue compañero de ruta del expresidente en su trayectoria política. "El presidente Piñera hace entrada hoy por su entrada por la puerta ancha de la historia grande Chile", dijo, pasadas las 9.30, entre aplausos de los presentes.

Pero Coloma no fue el único. También le dedicaron palabras el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Blanco, además de sentidos discursos de Frei, Bachelet y, para cerrar, el mismo presidente Boric.

Frei fue el primero de los exmandatarios en hablar. En su discurso, enfatizó los momentos de encuentro que tuvieron ambos desde su juventud y a su periodo como senadores por la circunscripción Santiago Oriente -entre 1990 y 1998-. También aludió a la "gran amistad" que tuvieron sus padres: el expresidente Eduardo Frei Montalva y José Piñera Carvallo.

Luego fue el turno de la expresidenta Bachelet. Uno de los puntos que marcó su discurso fue su referencia al informe que elaboró la ONU sobre la crisis social en Chile tras el estallido de 2019, mientras ella se desempeñaba como alta comisionada de los DD.HH. Ese informe fue uno blancos de críticas que tuvo Piñera en su segunda administración.

Bachelet destacó que fue el mismo exmandatario quien invitó a Naciones Unidas a elaborar el documento. "Eso honra mucho, que el presidente Piñera mismo haya pedido este informe", reconoció.

El presidente Gabriel Boric, por su parte, hizo un mea culpa, al admitir que hubo veces que, como oposición durante el gobierno de Piñera, hubo recriminaciones que fueron "más allá de lo justo y razonable".

Un gesto no menor, considerando el tono que tuvo el sector en la administración pasada, el cual fue cambiando al llegar Boric a La Moneda.

El mismo Mandatario reconoció que, pese a sus diferencias con Piñera, él "nunca se restó de brindar ayuda y consejo".

Aún faltando minutos para las 11:00, y ya finalizadas las alocuciones de las autoridades, le correspondía el turno a la exprimera dama, Cecilia Morel.

Sin embargo, visiblemente afectada. les transmitió a sus hijas -Magdalena y Cecilia- que no podía subir al podio a entregar unas palabras. En su lugar, se dirigió a los presentes la mayor de los Piñera Morel. 

Finalmente, Boric, junto a los expresidentes Frei y Bachelet realizaron la simbólica y última guardia de honor, momento en que -de forma espontánea y no considerada en la planificación- los asistentes comenzaron a cantar el himno nacional por segunda vez.

Uno de los momentos más íntimos se vivió cuando la familia completa se despidió del exmandatario. Morel, los hijos y nietos abrieron el ataúd por última vez para decirle adiós al exjefe de Estado.

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo