Federico Polak, el "Capitán de todos los mares" que por la pandemia está sin barco

Federico Polak, de extensa trayectoria y multifacética vida, contó en qué consiste su nuevo cargo, y mucho más. Al Pacino, su yerno y Leonardo Di Caprio, pareja de su nieta. Alfonsín, De la Rúa, Boca Juniors y el por qué de su mote: "Piloto de tormentas". Escuchá el audio.

Hay pocas personalidades de la política. No solemos llamarles así. Es algo que se deja para considerar a los científicos, artistas y hasta a algunos miembros de la farándula destacados. La política muchas veces se ha sacado de encima a las personas que podrían engalanarse con ese calificativo. La mediocridad triunfa. Pero hay excepciones: gente que lo ha hecho todo, que ha explorado diversos caminos, que se ha puesto al frente de desafíos, que ha debatido y, en esa tarea, ganado o perdido: pero ha sabido hacer la tarea sin caer en bajezas. Probablemente uno de los últimos exponentes (aunque por suerte podríamos hacer varios nombres aquí) es Federico Polak.

Político, escritor, docente y abogado, fue desarrollista en el '67 con Arturo Frondizi, diputado nacional con el Frejuli en 1973 y luego, activo dirigente del MID, en 1983 se sumó como extrapartidario al gobierno del retorno a la democracia, con Raúl Alfonsín. "Sin embargo lo conocí personalmente recién en 1989, cuando terminó su mandato", contó este mediodía, a raíz de una llamada por su designación, en la fecha como Representante Especial para la Promoción de la Actividad Comercial en España. Claro, el cargo de lo ofreció Ricardo, el hijo de Alfonsín, que es el embajador. "La verdad es que fue una charla y pensé que con esto de la pandemia se habían olvidado", contó en diálogo con el programa "La Picada", por 91.3 Aurora. Hoy su nombramiento fue oficializado con la publicación en el Boletín Oficial. Lo publicó Memo en su revisión diaria de nuevos funcionarios y el diario lo compartió en Twitter. "Me enteré por un tuit", relató, sorprendido, pero contento y activo, a sus 75 años.

Lo cierto es que ya habían previsto una serie de acciones en Madrid, con buena acogida de bancos y empresas españolas, que hasta tenían un plan para ayudar a las pymes argentinas. "Todo, claro está, quedó en veremos con esto del coronavirus", relató.

Polak fue quien convenció a Ricardo Alfonsín de aceptar el cargo en la embajada. "Veníamos hablando del tema y él dudaba; nos juntamos a almorzar y cuando el Presidente lo llamó desde Alemania yo le dije: 'Te va a ofrecer la Embajada y tenés que aceptar'. Y así fue que después me ofreció acompañarlo", rememoró. "Yo -dijo- no soy muy amigo de Ricardo, pero tengo una muy buena relación con su familia a raíz de su padre. Yo no sé si Raúl Alfonsín me consideraba su amigo, pero tuvimos una relación muy estrecha". 

A España no tiene idea sobre cuándo podrá viajar. "Ya veremos. El embajador Sergio Urribarri pudo ir hasta Israel en un vuelo de repatriados israelíes. Si hay alguno que repatrie a españoles y hay un lugar, tal vez pueda ir a hacerme cargo", dijo.

Remarca: "Yo no soy radical y el gobierno que terminó no me gustó". Fue vocero de un expresidente Alfonsín en el llano, después de que lo fuera el socialista Simón Lázzara, con quien compartieron la militancia por los derechos humanos durante la dictadura.

Un héroe en "La Casa de Papel" rionegrina

El nuevo enviado a promover las relaciones empresariales a España (que no puede viajar), está embarcado nuevamente en una misión. Ya lo estuvo en el Banco Nación en Río Negro luego de que en 1991 el gobernador Horacio Massaccesi tomara por asalto el Tesoro Regional y le encargaran a Polak estabilizar la situación. "Cuando me mandaron, había solo 100 dólares en el banco, y no sé si eran reales o falsos... lo dejamos con 65 millones de dólares cuando terminamos la gestión", contó en su charla de hoy. Fue por ese hecho que se ganó el mote de "piloto de tormentas" y por el que probablemente lo convocaron en 1984 para que encabezara la intervención al Club Boca Juniors. Sucedió luego de una derrota de 1 a 4. La dirigencia fue a ver al presidente y le pidieron directamente que el Estado se encargara de enderezar al xeneize. Y lo hizo Polak, que estuvo "tan solo unos meses, hasta 1985". 

"Piloto de tormentas": a acomodar Boca

De esa tarea no le quedó una relación fuerte con la entidad deportiva, que ni lo invita a sus fiestas, pero sí un libro: "Armando a Macri: memorias del interventor" (Grupo Claridad editores), que reflexiona sobre la historia del club desde la gestión de Alberto J. Armando.

"Es cierto que Macri terminó haciendo un club cerrado. Los socios lo aceptaron porque en la época de Macri Boca alcanzó la gloria deportiva. Con Carlos Bianchi Boca ganó más que en la época dorada del Toto Lorenzo. A los dirigentes de Boca se los acepta por los éxitos deportivos. El ejemplo es el de Antonio Alegre y Carlos Heller: eran un tándem que se puso a Boca al hombro, lo defendieron, los hicieron con las cuentas ajustadas y después lo volvieron superavitario con la venta de la Ciudad Deportiva. Pero no ganaban en la cancha, entonces perdieron la conducción", declaró al respecto.

Con Al Pacino y Di Caprio en la familia

Federico Polak fue durante diez años el suegro de Al Pacino, pero no le gusta hablar de eso. Obviamente, que hablamos de lo que no quería. Casado con su hija Lucila, sus diálogos fueron vinculados al arte y la política, contó. "Es un hombre muy culto y quedé muy amigo de Al", señaló. Con él compartían valores socialistas. "El ambiente artístico es bastante progresista", analizó, y contó que en la competencia electoral pre Donald Trump su candidato era Bernie Sanders ("Sí, lamentablemente ahora es Joe Biden", dijo hoy) y el de Pacino era Hillary Clinton en las primarias del Partido Demócrata estadounidense.

- ¿Tiene alguna historia que le haya contado Al Pacino y que no le haya contado a nadie?

- Al es un extraordinario bailarín. Pero no sabe bailar el tango. Aprendió unos pasos para la película "Perfume de mujer".

Su hija se separó en 2018 y no hablamos del tema (porque no es nuestro tema) pero sí salió colateralmente a la superficie que su nieta, Camila Morrone, una especie de hija afín de Al Pacino, está en pareja con Leonardo Di Caprio. "Sí, él también es muy progresista. ¿Sabe por qué? Porque los dos nacieron de abajo, fueron muy pobres y tienen otra noción de lo que son las cosas, entonces trata de ayudar. Di Caprio está colaborando mucho con el tema ambiental, que es algo muy importante y combate contra el coronavirus, recaudando dinero, por ejemplo", afirmó Polak en la intensa, extensa, multifacética y, por tal, e interesante charla.

Escuchá la entrevista completa abajo:

Esta nota habla de:
Más
Nombramientos: el exsuegro de Al Pacino con cargo en España, y otros 19 nuevos funcionarios
Boletín Oficial

Nombramientos: el exsuegro de Al Pacino con cargo en España, y otros 19 nuevos funcionarios

Federico Polak, radical aliadófilo, extitular del PAMI con Fernando de la Rúa, expresidente de Boca Juniors y también exasesor de Raúl Alfonsín, fue designado en un cargo en España, a donde no puede viajar todavía por la cuarentena.