La encuesta de la semana, ¿peor para Alberto o para Cristina?

Una serie de emergentes del último trabajo analítico de Synopsis deja mucha tela para cortar. No solamente porque el Presidente tiene mayor negativa que positiva por primera vez, sino porque la lista de prioridades del país pasa por un lado diferente al que parece creer el Gobierno.

Marcelo Cantón

Esta semana, subió la temperatura del círculo rojo. Fue por el relevamiento de la consultora Synopsis, que dio por primera vez más imagen negativa que positiva para el Presidente. Pero hay que mirar otra medición anterior de la misma encuestadora para ver en qué despachos se encienden más luces de alarma.

Esta semana, en el ámbito del poder, un tema central de conversación fue la encuesta de la consultora Synopsis, que marcó que por primera vez el Presidente tenía más imagen negativa que positiva: concretamente 43,3% negativa, 40,6% positiva y 15,5% neutra.

Un año atrás, siempre según Synopsis, Aberto Fernández tenía 42% de valoración positiva y 35,7% de negativa. Y a fines de marzo, pandemia/cuarentena mediante, llegó a su mejor momento, con un 59% a favor y 20% en contra. Parecía imbatible y algunos auguraban "albertismo for ever". Pero luego empezó a retroceder.

Por eso, la caída de imagen del Presidente fue un tema de conversación en las últimas semanas, y la encuesta de Synopsis de esta semana lo puso en blanco sobre negro. Las razones de ese retroceso se explicaron sobre todo por el impacto económico de la pandemia. Pero hay más que eso.

Un eje de análisis sobre el tema era qué grados de autonomía dejaba esta caída de imagen al Presidente frente al poder concentrado de su Vice. Si el centralismo de Alberto se diluye, ¿Cristina puede avanzar más en el escenario y tomar aún más control del Gobierno?

Hay un espacio para dudar al respecto. Es que Cristina Kirchner ha dejado en claro que casi todos sus movimientos apuntan a neutralizar las causas judiciales que la rodean, en las que la corrupción es el eje central.

Por esa razón es interesante mirar otro cuadro anterior de la propia encuestadora Synopsis, de una semana antes que el hoy tan famoso  Cuando se le preguntaba ahí a los argentinos qué es lo que más los preocupaba, la corrupción era el número 1 en la lista, con el 28% de las respuestas, superando a inseguridad (20%) y aún a la salud, en plena crisis de la covid-19 (16,7%). La economía, aún en profunda recesión y creciente desempleo, quedaba más atrás.

La lista de prioridades que detectó Synopsis.

Esos números podrían ser un indicador de que la sociedad está estableciendo un límite sobre el avance de la justicia. Entre 2016 y 2019, la corrupción sólo preocupaba en promedio al 18,4% de la población. En enero se disparó, y en lo que va del año está ya en un promedio de 25,6%. El cambio fue, justamente, al ritmo de los avances de Cristina sobre la Justicia.

Las marchas convocadas por la oposición, como la que ahora anuncian para el día 17, no hacen más que subirse a esa ola.

¿En qué medida esta presión de la opinión pública puede terminar siendo un límite a la aparente promesa de Alberto de ayudar a Cristina a cerrar sus frentes judiciales a cambio de que ella lo impulsara a Presidente? Es una de las incógnitas más intrigantes de las próximas semanas. Pero las luces de alarma deben haberse encendido más en el Instituto Patria que en la Quinta de Olivos.

Esta nota habla de:
Más