La "nueva" Hong Kong suspende convenios de extradición

Alemania ya había anunciado a fines de junio que suspendía su tratado bilateral de extradición con Hong Kong, mientras que Francia optó por abandonar el proceso de ratificación de dicho acuerdo, en línea con el Reino Unido y Estados Unidos, los dos países que más fuerte están oponiéndose a la ley impuesta por el Gobierno chino a la región semiautónoma.

El Gobierno de Hong Kong anunció hoy la suspensión de sus acuerdos de extradición con Alemania y Francia, en represalia por la supuesta intromisión en asuntos internos, en referencia a las críticas y sanciones de esos países a la nueva ley de seguridad que aprobó China para esa región semiautónoma.

Alemania ya había anunciado a fines de junio que suspendía su tratado bilateral de extradición con Hong Kong, mientras que Francia optó por abandonar el proceso de ratificación de dicho acuerdo, en línea con el Reino Unido y Estados Unidos, los dos países que más fuerte están oponiéndose a la ley impuesta por el Gobierno chino a la región semiautónoma.

El Gobierno hongkonés lamentó hoy en un comunicado que los dos países europeos hayan actuado de manera unilateral aludiendo "entre excusas" a la ley de seguridad.

Estas medidas suponen "una interferencia en los asuntos internos de China y una violación de las leyes y normas básicas que rigen las relaciones internacionales", sostiene el comunicado, citado por la agencia de noticias DPA.

El Gobierno de Carrie Lam acusó a Berlín de "politizar" la cooperación jurídica, en relación a un tratado suscrito en 2006 y que entró en vigor en 2009.

El acuerdo con Francia, en tanto, estaba pendiente de ratificación desde 2017.

El telón de fondo de la polémica son los recientes acontecimientos en Hong Kong, en particular la nueva ley de seguridad impuesta desde China continental, que sanciona la sedición, la traición, el separatismo y la injerencia extranjera, entre otros delitos.

Hoy, el magnate hongkonés Jimmy Lai, que fue detenido el lunes y liberado anoche, denunció que es víctima de una persecución política y advirtió que estas acciones solo conseguirán reavivar las protestas antigubernamentales en Hong Kong.

Lai, propietario del medio local Apple Daily y considerado una de las pocas voces mediáticas influyentes opositoras en la región, fue detenido en su casa mientras la Policía irrumpía en las oficinas centrales del periódico para arrestar a otras ocho personas, entre ellas dos de sus hijos.

"Están intentando amenazar a mis hijos y nuestros colegas", sostuvo hoy en sus primeras declaraciones tras el encierro en las que dejó en claro que no se dejará amedrentar.

"El carácter de una persona define su destino y creo que este es el destino que escogí", afirmó, citado por el Apple Daily y reproducido por DPA.

Hong Kong está inmerso en una escalada de tensión que comenzó el año pasado por la ley de extradición a la China continental.

Dicha ley fue eliminada finalmente, pero los manifestantes, ya organizados, continuaron con sus reclamos que se extendieron en contra de la nueva ley de seguridad nacional, propuesta desde Beijing, y aprobada en junio.

Los activistas hongkoneses ven en esta ley un fortalecimiento del control de Beijing sobre el territorio y alertan que es una amenaza al régimen de derechos y libertades del que disfruta Hong Kong en virtud del acuerdo entre China y Reino Unido para devolver la soberanía a China de la excolonia británica.

Esta nota habla de:
¿Estás de acuerdo con la prohibición de la Ciudad de fumar en determinados espacios abiertos?