Cornejo quiere que las provincias cobren los impuestos y coparticipen a la Nación

Alfredo Cornejo participó de una charla Zoom de Martín Tetaz. Allí definió cuál será el escenario económico de 2021 y planteó la necesidad de que las provincias se hagan cargo de los impuestos y coparticipen a la Nación.

El diputado nacional Alfredo Cornejo lanzó la idea de aprovechar la poscuarentena en abordar "de una vez por todas", los temas que "son tabú" en la Argentina. Entre ellos, mencionó los vinculados a las relaciones laborales, los impuestos y al gasto público. Sin embargo, consideró -al unir los últimos dos temas- que ya no pasa por simplemente apostar al ajuste, sino que propuso "una revolución". Para el exgobernador de Mendoza "el punto central de la discusión económica son los impuestos y el gasto, y la relación Nación - provincias".

Propuso entonces "volver al origen de los impuestos". Al participar de un encuentro por Zoom junto al economista Martín Tetaz denominado "la economía del pánico", Cornejo planteó que un incentivo para que las provincias se aboquen a reforzar sus estructuras económicas locales y requerir menos recursos de la Nación sería "que cobren impuestos, pocos, pero que hagan crecer su economía", y dio el caso de Formosa en donde los recursos nacionales tienen una incidencia enormes.

Al hablar de "revolución", planteó un sistema en el que las provincias coparticipen a la Nación los impuestos internos que tendrían que estar a su cargo, y que la Nación se encargue de los impuestos aduaneros y los del comercio interior.

"Que las provincias dependan de su gasto resulta un desafío interesante", señaló el presidente de la UCR.

Cornejo cree que la contención del gasto pasa porque las provincias consigan sus recursos y alivien a la Nación de sus actuales obligaciones de rescate permanente y concatenado.

"Meterse con el gasto 'así porque sí' va a ser una tarea titánica, una guerra de guerrillas que se puede perder", anticipó, por lo que analizó que "hay que meterse por el lado impositivo: cuanto más claros sean los impuestos más transparente va a ser y lo que terminará siendo costoso será que se inventen nuevos impuestos".

"La poscuarentena -remarcó Cornejo- tiene que significar una posibilidad de abrir debates que parecen tabú. Si dejamos pasar esa oportunidad permaneceremos en la chatura por la que se caracteriza el país".

El año que viene

Tetaz marcó el dato clave de que en 2021, ya sin emergencia directa y con las actividades saliendo a la superficie, se notará el real impacto. Al señalar el período previo a la pandemia, sostuvo que "de febrero a febrero, habrá que ver de qué se disfrazan los que gestionan el Estado para explicarle a la gente que somos todos un poco más pobres y no se puedan pagar los salarios".

Sobre ese escenario de la economía nacional en 2021 Cornejo sostuvo que "lo más probable es una salida como la del 2002 o 2003, con un tipo de cambio real alto, tratando de atraer dólares con todo lo que ello implica para el consumo interno, salarios depreciados de los sectores público y privado, ajuste".

Pero añadió que "la diferencia con 2002/3 es alta inflación, sin que sea hiper", por lo que concluyó que "el escenario demuestra un ajuste sobre los jubilados, sobre el salario de los empleados públicos y depreciación del salario del sector privado, y todo eso sumado a la inflación, es malhumor social y poco consumo". 

Al respecto, al criticar al Gobierno, sostuvo que "esta gente es muy de izquierda, pero moralmente el consumo es un valor de la derecha. El kirchnerismo más allá de lo que diga, han ganado siempre por el alto consumo".

Repasá completa la conferencia que Memo transmitió en vivo anoche

Esta nota habla de:
¿Es el Metrotranvía el mejor transporte de Mendoza?