Macron logró superar los intentos legislativos para frenar su reforma jubilatoria

Macron la aprobó por decreto la semana pasada el mismo días de su media sanción en el Senado ante el temor a su rechazo en la Asamblea Nacional.

El Gobierno francés superó hoy una última votación en el Parlamento que buscaba bloquear una reforma para elevar la edad jubilatoria a 64 años, que quedó automáticamente aprobada.

La moción presentada por la extrema derecha recabó 94 votos en la Asamblea Nacional de los 287 necesarios para frenar la ley, que fue aprobada por decreto presidencial la semana pasada.

Más temprano había superado una primera votación en la Asamblea Nacional que buscaba lo mismo.

El objetivo era bloquear la polémica reforma para elevar la edad jubilatoria de 62 a 64 años tras su aprobación por decreto por el presidente Emmanuel Macron.

La primera "moción de censura" del Gobierno en ser votada, presentada por el grupo independiente LIOT con el apoyo de la izquierda, recibió 278 votos de los 287 necesarios, en una votación más ajustada que lo esperado.

Cómo detener el pánico global y evitar otro 2008

Tras las votaciones la reforma se considerará como adoptada definitivamente, informó la agencia de noticias AFP.

La reforma jubilatoria es rechazada por la mayor parte de la opinión pública francesa y ha suscitado masivas protestas y al menos nuevo huelgas generales en Francia desde mediados de enero.

Macron la aprobó por decreto la semana pasada el mismo días de su media sanción en el Senado ante el temor a su rechazo en la Asamblea Nacional, donde la votación se evitó gracias a que el Gobierno de Borne invocó un polémico artículo constitucional que da al presidente tal potestad.

El Gobierno francés quiere retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030 y adelantar a 2027 la exigencia de cotizar 43 años, en lugar de 42, para cobrar una pensión completa, pese a que dos de cada tres franceses, según los sondeos, lo rechazan.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...