Mendoza tendrá más del 10% de las acciones del futuro proyecto de Potasio Río Colorado

El martes en Casa de Gobierno se firma el contrato a través del cual el yacimiento pasará manos de un inversor nacional y su socio estratégico de Brasil. En el paquete de acciones, Mendoza se queda con un porcentaje superior al 10%.

Finalmente, el martes se firmará el contrato a través del cual el Gobierno de Mendoza cederá Potasio Río Colorado a un socio inversor nacional. Con una inversión de US$1.000 millones pondrá en marcha el proyecto junto a un socio estratégico brasileño y, además, seguirá teniendo participación en el negocio.


El día en el que Milei casi hizo caer la reactivación de Potasio Río Colorado

Un punto importante en la selección del socio inversor, fue el porcentaje de participación que se le ofreció a la provincia en el futuro del proyecto, negociación que no fue menor considerando la cantidad de activos que dejó Vale y que serán aportados por Mendoza para la puesta en producción del yacimiento.

Tras la negociación, se acordó que Mendoza tendrá una participación en el futuro negocio de PRC levemente superior al 10%, lo que significa que el Estado provincial -si bien no estará a cargo del proyecto- obtendrá beneficios directos más allá de impuestos y regalías. Se trata de un porcentaje calificado como muy bueno por los expertos.

A diferencia de otros casos, en donde las empresas provinciales piden participación en los proyectos casi como un requisito inicial, en la situación  de Potasio Río Colorado el Estado aporta y el inversor se encontrará con un predio que tuvo una inyección de recursos por más de US$1.500 millones, con equipos nuevos o casi nuevos e, incluso, una pista de aterrizaje.

Además de poner el activo principal que es el yacimiento, los socios que reactivarán el proyecto contarán con infraestructura y hasta pozos que ya están perforados. Eso permitirá agilizar el proceso de construcción y de adecuación del proyecto desde el de Vale de 7 millones de toneladas a uno de 1,5 millones de toneladas anuales.

Dentro de los contratos que se firmarán el martes está contenido el porcentaje de Mendoza y todas las garantías para asegurar que el yacimiento reciba la inversión comprometida para su reactivación.

Equipos y yacimiento

Recordemos que hace algunos meses PRC hizo una subasta de los activos que no eran considerados útiles para lo que por entonces era la potencial reactivación de la mina de potasio en Malargüe. Los mismos generaron ofertas por más de $527 millones de pesos.

Los activos que Mendoza usará para negociar su participación accionaria en la explotación de PRC

En sí mismo el predio de 78 mil héctareas es un activo muy importante que la provincia puso a disposición de la sociedad que operará la mina, por lo que de entrada tuvo sustento la participación del Estado con un buen porcentaje de la propiedad. Sin embargo, también suma equipos muy valiosos.

A modo de ejemplo, dentro de los equipos, tal como contó Memo hace algunos meses, hay una perforadora marca NOV (usada) con sus accesorios para operar. Es el equipo que se usó para hacer los pozos que existen en el lugar y que le darían un margen importante de tiempo de producción al nuevo proyecto. Tiene una capacidad de perforación de 1.500 metros. Es corto de alcance para petróleo, pero para el potasio funciona bien, dicen los entendidos. 

En la mina hay un segundo equipo, marca Hyduke sin uso y listo para ensamblar, que estaba en Bahía Blanca y que una vez que se hizo cargo la Provincia se llevó a Malargüe.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?