Reino Unido y Alemania despliegan tanques en Ucrania contra Rusia

Europa comienza a enviar a Ucrania material ofensivo y no solo defensivo, con lo que los analistas aseguran que se mete de lleno en la guerra contra Rusia.

Mientras Rusia y Bielorrusia realizan ejercicios aéreos conjuntos que desencadenan temores en Ucrania y Occidente, la respuesta de Europa es el anuncio de despliegue de tanques en territorio invadido para defenderlo de sus atacantes.

El secretario de Defensa británico, Ben Wallace, confirmó que Reino Unido enviará 14 tanques de combate Challenger 2 a Ucrania e instó a Alemania a permitir el suministro de sus tanques Leopard. Para su exportación, los países que cuentan con estos vehículos requieren por contrato de la aprobación de Berlín, porque fueron producidos en Alemania. 

Al mismo tiempo, la ministra de Defensa alemana, la socialdemócrata Christine Lambrecht, renunció días antes de una reunión con los socios occidentales que se celebrará el próximo viernes para tratar el envío de tanques a Ucrania. 

Guerra y "nuevo orden": cómo Rusia reemplaza a Europa por China

El temor ahora es que Rusia abra un nuevo frente en el norte de Ucrania cuando los combates se concentran en el este del país. Minsk insiste en que estos ejercicios son de naturaleza defensiva y que no entrará en el conflicto. Ucrania, sin embargo, desconfía y toda la frontera con el país vecino ha sido fortificada. Las autoridades ucranias confirmaron la muerte de 40 personas hasta el momento en el ataque con misiles del pasado sábado contra un bloque de viviendas en la ciudad de Dnipró, en el centro-este del país. Otros 47 residentes siguen desaparecidos.

Los tanques Leopard

El envío a Ucrania de los tanques Leopard, un nuevo capítulo en la guerra que tensa al Gobierno alemán y divide a Europa.

La Alemania de Olaf Scholtz, fabricante de los potentes acorazados Leopard 2, está sumida a una presión creciente por sus aliados. Esta donación a Ucrania, que los analistas anticipan como catalizadora para el curso de la guerra, llega en medio de un vendaval político en Berlín: la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, renunció, como contamos antes, tras una acumulación de polémicas y bajo acusaciones de no estar a la altura de su cargo.

El Reino Unido se convirtió en el primer país occidental en anunciar el envío de tanques pesados al frente ucraniano . Un mensaje que fue recibido de forma antagónica en los dos bandos enfrentados. Rusia advierte de que estos tanques "arderán" en el campo de batalla. "Traer tanques al conflicto, lejos de calmar las hostilidades, solo servirá para intensificar los combates y generar más víctimas, también entre la población civil", asegura la Embajada rusa en el Reino Unido. El presentador ruso Vladimir Solovyev, de la cadena estatal Rossiya 1, va más allá y augura que el envío de este material bélico mete de lleno a Occidente en la guerra y hace a los países suplidores un objetivo legítimo.

Francisco y Rafael Grossi analizaron el peligro nuclear en Ucrania

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha celebrado la decisión apuntando que ello "no solo fortalecerá al país en el campo de batalla, sino que envía una señal al resto de aliados en la buena dirección". Estas últimas palabras del mandatario de Kiev tienen un destinatario claro: Alemania

El país que lidera el socialdemócrata Olaf Scholz está bajo un fuego creciente que le llega desde dentro y fuera de sus fronteras. Los dos aliados de coalición, Verdes y Liberales, están a favor de enviar o al menos dar permiso para reexportar los acorazados. Pero el canciller se resiste. Sabe que es una decisión que entraña riesgos. Sería la primera vez que se envía a Ucrania material ofensivo, y no solo defensivo. Y ello tendrá irremediables consecuencias en la escalada de la guerra y en el deterioro de la relación con el Kremlin.

Divergencias en Europa

En el seno europeo, el choque se está haciendo patente con la presión de Francia y los países del Este, especialmente Polonia. El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki ha señalado este lunes que no puede imaginar el nein de Berlín. Varsovia es la capital más vocal que lleva tiempo exigiendo a Berlín que le autorice a exportar los blindados. Al ser de fabricación alemana, los países terceros solo pueden enviarlos bajo autorización previa del país. Scholz resiste, pero los analistas coinciden en que acabará cediendo a la presión y aceptando, como ha hecho con las líneas rojas previas a la hora de enviar material bélico a Ucrania. En las redes sociales hay una campaña en marcha bajo el hashtag FreeTheLeopards.

El cambio de rumbo podría producirse en la reunión que el Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, que apadrina la OTAN , tendrá el próximo viernes en la base aérea de Ramstein, en Alemania. A cuatro días de que se produzca la cita, el Ministerio de Defensa germano se encuentra huérfano. La también socialdemócrata Lambrecht no pudo apagar el incendio desatado tras unas declaraciones desafortunadas que hizo en Navidad y la incapacidad de liderar a Alemania en la estrategia con Ucrania y con su propio rearme nacional.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?