Un Milei conciliador volvió a convocar un pacto fundacional

El presidente Javier Milei evitó la confrontación política y anunció la creación del Consejo de Mayo para colaborar con la sanción de las normas que deriven del buscado Pacto, el cual seguirá llamándose "de Mayo" por los principios que evoca

El presidente Javier Milei se mostró conciliador en Córdoba, lejos de los discursos anti-casta que ha mantenido siempre desde su llegada a la política.

Frente a una multitud de militantes y público en general volvió a convocar  a todos los partidos políticos a firmar un pacto refundacional con las mismas intenciones del Pacto de Mayo e insistió en la sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal como pilares de dicho acuerdo. Además, anunció que formará un consejo de "notables" formado por un representante de cada sector del poder argentino, es decir, un representante del Ejecutivo, uno de la Cámara de Diputados, uno de Senadores, uno de parte de los sindicalistas y otro del empresariado para trabajar en las leyes para instrumentar los cambios que deriven del Pacto. La idea es que todos participen en lo que será un "cambio de época" que llevará al país a superar su crisis económica.

El Pacto seguirá llamándose de Mayo más allá de la fecha de su firma porque el presidente recalcó que esos son los valores que deben perseguirse, para ser la "generación de patriotas que hagan grande otras vez a la Nación".

El discurso leído con tono de sobriedad fue varias veces interrumpidos por los fans del presidente que le pidieron cantar para disfrutar del lado rock star del mandatario libertario y Milei hizo esfuerzos para no darles el gusto. También los asistentes al acto pidieron muchas más por la Ley Bases, un llamado a un plebiscito, las obvias referencias al kirchnerismo de "no vuelven más" y siguiendo las alabanzas que el propio presidente le propinó al ministro de Economía Luis Caputo, quién fue muy aplaudido y vitoreado. Casi que el acto orilló en lo que tanto evitaban los cordobeses, un encuentro partidario miliesta.

De todos modos, si repitió una promesa de campaña: que reducirá los impuestos empezando por el impuesto PAÍS, como lo hizo en la Rural hace unos días atrás.

En este sentido, Milei expresó que "será difícil para las arcas nacionales, pero cumpliremos con el mandato por el cual fuimos votados por los argentinos, ya que cada pesos que recaudemos lo devolveremos a través de la reducción de impuestos, porque de lo contrario no habrá destino posible para los argentinos de bien"

En diferentes momentos, el presidente salió de la lectura de su discurso, para hacer referencia a algunos de sus argumentos más conocidos como que había heredado una bomba que combinaba los elementos del Rodrigazo, la hiperinflación de Alfonsín y la hiperinflación del 2001; o que está haciendo el ajuste más grande de la historia de la humanidad.

Y antes de cerrar el acto, expresó que no busca "vendettas personales, ni revanchismos".... "sino que debemos trabajar por el interés de los argentinos que eligieron vivir en libertad". 



Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...