Marcolini defendió su gestión en General Alvear: "Hay muchas inexactitudes o malicia"

El exintendente alvearense Walther Marcolini dialogó con "Tenes que saberlo" y defendió su gestión frente a las acusaciones de su sucesor, Alejandro Molero: "Dejamos ingresos por 710 millones de pesos", señaló.

Fuego amigo en el sur mendocino: el ex intendente de General Alvear Walther Marcolini dialogó con "Tenés que saberlo" por Radio Jornada 91.9 y defendió su gestión frente a las acusaciones de su sucesor y correligionario, Alejandro Molero: "Nunca deja de haber una cuota de sorpresa, más cuando es fuego amigo. Las informaciones son inexactas, o por lo menos parciales", marcó el actual senador provincial ante las acusaciones del nuevo mandamás.


Molero criticó la herencia recibida "a lo Poggi", pero tras una gestión del mismo color político

El ex intendente comentó que cerca de las 10.30 realizará en la plaza departamental una conferencia de prensa para demostrar que la deuda no es real y el estado de los ingresos, además de entregar un documento con las fechas de pagos: "Lo que le faltó decir al intendente es que el gasto era gasto corriente, no de obra pública, ni de maquinaria, ni de crédito. Es el gasto normal del giro comercial, que es imposible de pagar con el propio proceso administrativo en el final de una gestión porque se paga a 60 días. Ese monto, según mi equipo de contadores que formaron parte de la secretaría de hacienda, está lejos de los 300 millones", explicó Marcolini, a lo que agregó: "Es importante tener en cuenta que los ingresos de mi gestión quedaron a disposición y los están cobrando: la segunda quincena completa de la coparticipación de noviembre, que son 360 millones; un plan de asfalto que recibimos un aporte de provincia de 112 millones. Dejamos ingresos por 710 millones 217 mil pesos. En el supuesto de que haya 300 millones de deuda, la cual desconocemos como tal, se podría pagar normalmente y queda una nómina salarial, que es el equivalente a un mes de sueldo de todo el personal del municipio, incluyendo funcionarios y concejo deliberante".

Marcolini también explicó que ya se abonó el medio aguinaldo y el mes de noviembre con normalidad: "Se llevó tranquilidad a toda la familia municipal. No dejo de estar sorprendido porque mi administración fue austera y ordenó el municipio. Hemos tenido 7 fallos del tribunal de cuentas aprobando nuestras cuentas, el último fue el 6 de diciembre de este año". Además, el ex intendente señaló que durante su gestión solo ingresaron a la planta permanente municipal 35 personas, que correspondían a la policía de tránsito, y que se jubilaron más de 200 personas: "Sí teníamos 230 contratos, pero es normal. Muchos de esos son de la gente de recolección que trabaja en servicios públicos, asique es muy difícil que no asistieran al trabajo, tenemos un control. Hay muchas inexactitudes o malicia abiertamente. No voy a dejar que ensucien una gestión que cambió a General Alvear. Hubo errores y cosas que se podrían haber hecho mejor, pero como en todas las gestiones. Fueron 8 años difíciles, con una pandemia que me tocó, pero hay que ser cuidadosos, si dice que hay deuda tiene que mostrar los ingresos, eso es la política fiscal".

Con clic aquí escuchá la entrevista completa con Walther Marcolini.

El ex intendente también señaló que los vehículos contratados muchas veces son para realizar la recolección de residuos y explicó que el informador turístico sufrió un desprendimiento el día del zonda fuerte: "Es una estructura metálica con todas las seguridades estructurales. Lo ha hecho una pyme local. Ahí vemos un tema detrás que es político: ya en la campaña había manifestado el actual intendente su voluntad de desarmarlo y trasladarlo. Me parece que se está armando un circo para justificar eso. El edificio se puede arreglar, además hay seguros de caución de la empresa que la Municipalidad puede ejecutar. Si quieren sacarlo está bien, pero digan bien cuáles fueron los problemas, no una falla estructural". Además, el senador provincial explicó que viáticos de funcionarios no había: "He viajado 8 años a la Ciudad de Mendoza a hacer gestiones todas las semanas, porque estos municipios viven de la coparticipación y lo que se pueda conseguir extra para hacer obras, y nunca pedí viáticos. Lógicamente, si uno viaja a Buenos Aires tenés que pedir, el vehículo oficial es para ir a Mendoza, eso lo puede corroborar la propia secretaría de hacienda. Salvo alguno que viajara a Buenos Aires, los funcionarios no tenían viáticos. No es un gasto sustantivo".

Finalmente, explicó las diferencias que pueden existir con el actual intendente, Alejandro Molero: "Siempre hemos pertenecido a sectores internos diferentes: en el 2015 yo gané la interna y después la general. En 2019 fui reelecto con el 56% de los votos. Entiendo que la gestión fue intensa y enorme, porque se trabajó mucho. Hicimos muchas viviendas,muchas obras públicas, mucho asfalto. Además tuvimos una transición ordenada y abierta. Queda como que se dejó una deuda abultada que no es real. Hay que mencionar los ingresos, eso es ser honesto intelectualmente, esa es la política fiscal de un municipio: gastos vs ingresos".

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?