La foto que habla: Descubrí qué dice con su cuerpo cada ministro de la Corte

Una edición extra de La Picada (que se puede leer los domingos con perlitas políticas y empresarias) muestra los gritos silenciosos de los espectadores de los discursos de Dalmiro Garay y el gobernador Alfredo Cornejo.

 José Valerio, Julio Gómez, Omar Palermo, Mario Adaro, Pedro Llorente y Teresa Day. 

La posición de los cuerpos, además de la expresión de los rostros, hablan por sí solos, todo el tiempo, en toda circunstancia.


Cornejo dijo que "la Justicia está mejor que hace 10 años"

No fue la excepción lo que pudo verse en la primera fila del acto de apertura del año judicial. Allí estaban sentadas, en la zona de la izquierda, las autoridades del Poder Judicial: el Administrador General, Enzo Rizzo, los ministros José Valerio, Julio Gómez, Omar Palermo, Mario Adaro, Pedro Llorente y Teresa Day, así como también la Defensora General Cecilia Saint André y el Procurador General, Alejandro Gullé. En la otra fila (que aquí no se consigna) autoridades legislativas y del Poder Ejecutivo.

En la foto de arriba se han seleccionado solo los ministros de la Corte, que parecían hablar con sus gestos en simultáneo a los discursos.

Los expertos dicen que el lenguaje corporal es mayor que el verbal, y a partir del mismo es posible detectar el estado emocional de quien lo emite, así como sentimientos y sensaciones que el sujeto en cuestión no lo expresa explícitamente.

Garay habló de "un fracaso" de la política cuando los intendentes recurren por fondos a la Corte

Lo primero a tener en cuenta es que en el lenguaje corporal influyen diversos factores como pueden ser la temperatura, el cansancio o el ruido, por ejemplo. Por lo que a la hora de querer hacer un análisis de una persona es necesario considerar un todo.

Es por eso mismo que las expresiones del cuerpo no tienen que tomarse como una interpretación exacta de esas sensaciones, sino que dependerán de un todo, ya que los gestos pueden ser condicionados por cuestiones externas.

Para analizar el lenguaje corporal de una persona es preciso prestar atención a todos los gestos, tanto del cuerpo, es decir brazos, manos, piernas, hombros y de la cabeza; así como las miradas y las sonrisas.

Poder conocer qué aspectos mirar y a qué prestarle atención ayuda a descifrar mensajes evidentes y no tanto; a veces coincide lo verbal con lo no verbal y en otras ocasiones es a la inversa. Por eso, es preciso tener en cuenta el todo.

Las expresiones del cuerpo y las señales no verbales son utilizadas por ejemplo a la hora de entrevistar a alguien para un nuevo puesto laboral y para elegir el perfil que más se adapta a la búsqueda, más allá de lo que dicen.

El video de los discursos

Un tutorial para indagar en la foto y una primera conclusión: "molestia", "disconformidad". ¿Qué más?

Rostro

Taparse o tocarse la boca: Si una persona se tapa la boca mientras habla lo más probable es que esté ocultando algo de información.

Frotarse un ojo: Con este gesto se entiende que la persona que lo hace quiere desviar la atención de la persona que habla, inconscientemente lo hace porque está mintiendo con alguno de los datos que brindó.

Dedo o lápiz a la boca: se relaciona con un reflejo de la niñez, donde este apoyo busca tapar la inseguridad que la persona siente.

Tocarse la oreja: Al igual que en los casos anteriores, cuando una persona realiza este gesto quiere decir que esconde algún dato o bloquear lo que los demás están diciendo.

Rascarse la nariz: en este caso puede indicar mentira, molestia o enojo ya que cuando una persona miente libera catecolaminas, sustancias que inflaman el tejido de la nariz y pueden provocar picazón.

Rascarse el cuello: este gesto tiene que ver con las dudas y las incertidumbres.

Cabeza

Barbilla levantada: Levantar la cabeza o inclinar la barbilla hacia adelante implica gesto de agresividad y dominación.

Asentir con la cabeza: Transmite sensaciones positivas y comunica interés y acuerdo con lo que se está hablando; pero realizarlo de forma muy seguida y rápido, puede comunicar lo opuesto, parecer un tanto sobrador y que la persona ya ha escuchado demasiado.

Cabeza ladeada: es una señal de sumisión al dejar expuesta la garganta y si se lo realiza mientras se asiente cuando estés escuchando a alguien, se logrará aumentar la confianza del interlocutor. En el caso de las mujeres también se ha observado que se emplea para mostrar interés hacia una persona por la que siente atracción.

Barbilla apoyada sobre mano: suele representar aburrimiento y pérdida de interés por lo que se está hablando. Si la mano está cerrada puede representar evaluación.

Cara sobre las manos: se expone la cara con el fin de mostrarla al interlocutor, demostrando atracción por él.

Brazos

Cruzar los brazos: muestra desacuerdo y rechazo.

Sujetar un otro brazo con otro: falta de confianza en uno mismo.

Brazos cruzados con pulgares hacia arriba: postura defensiva pero que a la vez quiere transmitir orgullo.

Manos unidas por delante: en los hombres proporciona sensación de seguridad en situaciones vulnerables.

Manos unidas por detrás de la espalda: demuestra confianza y ausencia de miedo dado que se dejan los puntos débiles como el estómago expuestos.

Manos

Pulgares por fuera de los bolsillos: en los hombres representa un intento de demostrar confianza y autoridad frente a personas que le atraen, aunque en situaciones de conflicto puede representar agresividad.

Pulgares dentro de los bolsillos: es una postura que enmarca y destaca la zona genital, por lo que es una actitud sexualmente abierta con el fin de atraer a la persona que le gusta.

Manos a las caderas: indica una actitud sutilmente agresiva, ya que quiere aumentar la presencia física.

Enfatizar algo con la mano: cuando alguien brinda dos puntos de vista acompañándolo con movimientos con las manos, normalmente el que más le gusta lo refuerza con la mano dominante y la palma hacia arriba.

Miradas

Levantar las cejas brevemente: suele resultar agradable a las personas al momento de saludarlas.

Bajar la cabeza y levantar la vista: en el sexo femenino se considera una postura que transmite sensualidad; por ejemplo, utilizado en las fotos. Por el contrario, en las imágenes de hombres este gesto es usado para parecer más alto y dominante.

Mantener la mirada: suele indicar interés sexual, aunque también puede ser interés.

Mirar hacia los lados: en estos casos puede representar aburrimiento.

Ausencia de contacto visual: este gesto puede implicar timidez, así como miedo o enojo.

Pestañear reiteradamente: Cuando este gesto se hace repetido seguidamente se intenta bloquear la visión de la otra persona, por aburrimiento o desconfianza.

Piernas

Piernas cruzadas: es una actitud defensiva y cerrada que protege los genitales.

Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: revela una actitud competitiva o confrontativa.

Piernas muy separadas: transmite territorialidad.

Sentado, con piernas cruzadas: puede demostrar algo de timidez.

Sonrisa

Aunque no lo creas la sonrisa también dice mucho si de lenguaje corporal se trata. Las personas la utilizan inconscientemente para transmitir confianza y alegría. Sin embargo su uso desmedido puede ser un símbolo de sumisión. Veamos un poco más.

Natural. En este caso se elevan las mejillas, se producen arrugas a los costados de los ojos y se desciende levemente las cejas.

Tensa: En este caso se pueden observar los labios apretados. Este tipo de sonrisa es una señal de rechazo y de que esa persona no quiere compartir sus emociones contigo.

Falsa: el lado izquierdo de la boca se eleva más en este caso, debido a que esta parte del cuerpo es la que está controlada por el lado derecho del cerebro, que son las emociones.

Fuente técnica: Bioguía

Foto: Prensa Poder Judicial de Mendoza. Completa, abajo:

Esta nota habla de:
¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo